Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA INVESTIGACIÓN DEL 11-M

El juez Del Olmo deja en libertad a los 13 detenidos en Madrid en la 'Operación Saeta'

La fiscal del caso no halla ningún indicio que aconsejara su ingreso en prisión provisional

Los 13 presuntos islamistas detenidos el pasado viernes en Madrid en la denominada Operación Saeta -seis marroquíes, tres de origen sirio, un egipcio, un palestino y un argelino-, a los que el Ministerio del Interior relacionaba con el presunto portavoz de Al Qaeda en Europa, Youssef Belhadj, y con Sarhane El Tunecino, el jefe de la célula del 11-M y uno de los suicidas de Leganés, han quedado hoy en libertad después de declarar ante la Audiencia Nacional.

Los puestos en libertad son: Mhamed Haddad, de 41 años, nacido en Marruecos; Driss Haddad, de 26, natural de Marruecos; Hassan Haddad, de 28 años, natural de Marruecos; Mohamed Haddad, de 30, nacido en Marruecos; Abdelkrim Lebchina, de 30 y natural de Marruecos; Abdenbi Lebchina, de 35 y nacido también en Marruecos; Mahamad Suleyman, de 46 y nacido en Siria; Samir Suleyman, de 31, natural de Siria; Mustapha Mohamed Rizk, de 30 y natural de Egipto; Mahamad Tiazounie, de 33, de ascendencia siria y nacido en Italia; Mohamed Kafarna, de 30 y nacido en Palestina; Omar Salwa, de 29, nacido en Argelia; y Mohamad Bassem Saka, nacido de 1966 en Siria.

19 horas de interrogatorios

Juan del Olmo, que instruye el sumario abierto a raíz de los atentados del 11 de marzo del año pasado en Madrid, ha terminado a las 12.00 horas de tomar declaración a los últimos nueve detenidos en la operación, desarrollada en Madrid y en las localidades madrileñas de Getafe y Paracuellos del Jarama, a los que estuvo interrogando durante 19 horas. El pasado lunes, Del Olmo ya tomó declaración a los marroquíes Mhamed, Driss, Hassan y Mohamed Haddad, a los que puso en libertad la madrugada del martes sin fijar medidas cautelares para ellos, salvo en el caso de Mohamed, que tendrá que comparecer semanalmente en el Juzgado mientras se practican unas diligencias.

Interior afirmó el viernes que los Haddad, detenidos en Getafe, mantenían contactos con Youssef Belhadj, extraditado el pasado viernes por Bélgica, "a quien alojaron en julio de 2003 en su domicilio getafense". El resto de los detenidos estaba relacionado con Serhane Ben Abdelmajid Fakhet, alias El Tunecino, y con los hermanos Almallah y Moutaz Dabas, recientemente arrestados en Madrid y en Londres, respectivamente, según Interior, que añadía que también mantenían comunicación con Mustapha Maymouni, encarcelado en Marruecos por su implicación en los atentados de Casablanca del 16 de mayo de 2003.

También señalaba que los detenidos "participaban en las reuniones de adoctrinamiento yihadista" que se llevaban a cabo en un domicilio de Madrid, e indicaba que uno de ellos, el sirio Mahamad Tiazounie "es considerado ayudante personal de 'El Tunecino', al cual acompañaba en todas sus gestiones". Del Olmo, sin embargo, ha decidido dejar en libertad a todos, ya que la fiscal del caso, Olga Sánchez, no ha encontrado ningún indicio que aconsejara su ingreso en prisión provisional. Los nueve detenidos que declararon entre ayer y hoy, que sí quedarán sujetos a la causa imputados por un delito de colaboración con organización terrorista, deberán comparecer semanalmente en el Juzgado y entregar su pasaporte, según informaron fuentes jurídicas.

Una prueba de voz

Además, Tiazounie y el argelino Omar Salwa han sido imputados por un delito de falsificación en documento oficial. Los otros siete arrestados que han quedado hoy en libertad son los marroquíes Abdelkrim y Abdenbi Lebchina, los sirios Mahamad y Samir Suleyman y Mohamed Bassem Saka, el egipcio Mustapha Mohamed Rizk y el palestino Mohamed Kafarna. Tras concluir los interrogatorios, Del Olmo ha ordenado que Youssef Belhadj sea conducido esta tarde a la Audiencia para practicarle una prueba de voz, que la Policía Científica analizará luego para compararla con la del hombre que reivindicó el 11-M en el vídeo encontrado el 13 de marzo del año pasado en las inmediaciones de la mezquita de la M-30 de Madrid.

El magistrado ha señalado en algunas de sus resoluciones que

Belhadj, a quien el pasado viernes ya le fue tomada una muestra de ADN y un cuerpo de escritura para cotejarlos con los restos genéticos y los documentos que obran en la causa, ha sido "probablemente identificado" como Abu Dujana Al Afgani, supuesto portavoz de Al Qaeda en Europa. Del Olmo ha acordado también tomar declaración a Belhadj este próximo viernes, ya que en la comparecencia que se celebró el día que fue extraditado por Bélgica, donde había sido detenido el pasado 1 de febrero, se limitó a ordenar su ingreso en prisión y a comunicarle las acusaciones que pesan contra él.