Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez envía a la cárcel al argelino detenido en Bilbao por su vinculación con el 11-S

Se trata de Tahar Izerouel, de 35 años, arrestado por orden de Baltasar Garzón

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha ordenado esta tarde el ingreso en prisión provisional de Tahar Izerouel, el argelino detenido anoche en Bilbao por su supuesta relación con Ansar al Islam, una red interrada en Al Qaeda, que presuntamente proporcionó apoyo logístico a algunos autores del 11-S. Los investigadores creen que esta célula proporciona dinero y documentación falsa a otros terroristas en Europa, que facilitó la preparación de los atentados de Madrid. Izerouel, que fue arrestado en su lugar de trabajo en el barrio bilbaíno de Santutxu, supuestamente hacía de intermediario en transacciones económicas en España.

El arrestado ha comparecido a primeras horas de esta tarde ante el magistrado, quien le ha comunicado que iba a quedar en prisión provisional por un supuesto delito de pertenencia a banda armada, que él ha negado durante la vistilla celebrada en el Juzgado, según han informado fuentes jurídicas. Incluso a llegado a decir que él no era la persona contra la que hay dictada una orden de busqueda y detención internacional. El juez Fernando Grande-Marlaska actúa en sustitución del magistrado Baltasar Garzón, titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 que el pasado lunes procesó y dictó la orden de detención de Izerouel, de 35 años y natural de Azeffoun (Argelia), junto a otras siete personas. Se trata de sus compatriotas Reda Zerroug, Khaled Madani, Samir Mahdjoub, Redouane Zenimi y Hedi Youssef Boudhiba, todos ellos acusados de pertenencia a banda armada.

En la misma resolución procesó por colaboración con banda terrorista a Mohamed Ayat y al español Francisco García Gómez, a quien se le impuso una fianza de 20.000 euros. El resto seguirá en prisión, aunque Boudhiba, también conocido como Fathi, está encarcelado en Gran Bretaña y contra él se ha dictado una orden de detención y entrega europea. A Madani, Samir Mahdjoub y Zenimi también se les imputa un delito de falsedad con fines terroristas, ya que todos los procesados están acusados de formar una infraestructura logística con la que proporcionaban a miembros de Al Qaeda en Europa dinero y documentación falsa para facilitar el envío de muyahidin a Irak.

Declarará de nuevo el 8 de febrero

El próximo 8 de febrero, Izerouel volverá a ser conducido a la Audiencia para prestar declaración indagatoria ante Garzón, junto con el resto de procesados en esta causa. Según el auto de Garzón, este grupo habría prestado apoyo logístico a Ramzi Bin Alshib y otros miembros de Al Qaeda relacionados con los atentados del 11-S y servirían, mediante el desarrollo de una red de falsificación de documentos para proporcionar identidades o documentación falsas a otros miembros de la red para facilitar sus movimientos, su huida u ocultamiento o sus fines terroristas o su actuación dentro de organizaciones como Ansar al Islam, bajo las órdenes de Abu Musab al Zarqawi, el actual jefe de Al Qaeda en Irak.

Asimismo, Reda Zerroug, Khaled Madani, Samir Mahdjoub, alias Sami Menardo, Redouane Zenimi, conocido como Bachir o Salim, y Mohamed Ayat son acusados por el magistrado de la Audiencia Nacional de formar parte de una célula terrorista integrista vinculada a Al Qaeda, junto con otras personas que liderarían el grupo y actualmente detenidas en el Reino Unido: Hedi Ben Youssef Boudhiba, Fathi; Ali Ahmed Alfetori, Ben Yamir; Abderrazak y Farid Mahdjoub (hermanos de Samir, arrestado en España); y Abderlhai Djaout.

En su auto, Garzón explica que en julio de 2003 se recibió una información relativa a que se iba a cometer en España un atentado por un grupo argelino dirigido desde Alemania por Abu Suri. Su contacto en España era el ahora procesado Abdelhai Djaouat, Katuri. Simultáneamente, la policía italiana desarticuló una red dedicada al envió de muyahidin a Irak, coordinada por Abderrazak Mahdjoub. Una vez comprobada la relación de éste y el arrestado en España Djaout, se corroboró que los hermanos de Abu Suri, Farid y Samir, Mahdjoub, vivían en nuestro país. Samir Mahdjoub utilizaba el nombre falso de Sami Menardo y una carta de identidad italiana también falsa. Se encargaba de facilitar dinero a Djaouat a través de su novia, Jasmin Tresp. Como intermediario actuaba Tahar Ezirouali.