Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rescatan a 10 de los 19 tripulantes del pesquero español desaparecido ayer en aguas de Escocia

Un remolcador se encuentra fondeado frente al barco para conducirlo a tierra

Diez de los 19 tripulantes -cinco gallegos y 14 portugueses- del pesquero español Cibeles con el que se perdió contacto ayer martes en aguas escocesas han sido ya rescatados esta tarde, según ha confirmado un portavoz del Servicio de Guardacostas de Escocia. Los servicios marítimos de Escocia han localizado esta mañana el pesquero desaparecido anoche por el fuerte temporal de lluvia y viento que desde el pasado fin de semana afecta al norte del Reino Unido.

Un portavoz del Servicio de Guardacostas de Escocia ha informado sobre las 17.00 horas que "el helicóptero de rescate se ha llevado a 10 de los pescadores y ha dejado a nueve a bordo". Según la misma fuente, los 10 tripulantes han sido trasladados a la localidad de Stornoway, en la isla de Lewis, que forma parte de las Islas Hébridas (oeste de Escocia). El portavoz ha indicado que un remolcador se encuentra fondeado frente al barco. Este remolcador estaba a unos 240 kilómetros del área donde ha sido localizado el pesquero, al oeste de la isla de Lewis, en las islas Hébridas. Debido al mal tiempo, ha tardado unas diez horas en llegar hasta el Cibeles.

Un avión de reconocimiento Nimrod de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) ha localizado esta mañana al pesquero español, tras perderse contacto anoche en aguas de las islas Hébridas, en medio de un temporal de viento y lluvia. Según ha señalado el Servicio de Guardacostas escocés, el pesquero está a la deriva por un fallo en el motor, de manera que tendrá que ser remolcado a tierra. El barco es gallego, pertenece a la empresa Savorigo Mar Limited y tiene registro británico, si bien procede de la localidad de Bueu (Pontevedra).

Cuatro personas desaparecidas

El portavoz ha indicado que los servicios marítimos recibieron por satélite una señal de ayuda de la embarcación. Aunque en un principio fuentes de los servicios marítimos escoceses informaron de que el aviso de problemas del Cibeles fue una falsa alarma porque la radiobaliza saltó por error, ahora se ha sabido que las señales de emergencia del pesquero fueron activadas por la tripulación al detectar un fallo en los motores.

Escocia, como todo el norte del Reino Unido y de Europa, se está viendo afectada desde el pasado fin de semana por un fuerte temporal de lluvia y viento, considerado uno de los peores de los últimos años. Tres personas han muerto y miles se han quedado sin electricidad en Escocia, que sufre vientos de hasta 200 kilómetros por hora. El conductor de un automóvil falleció cuando su vehículo chocó contra un camión en una carretera cerca de Burnmouth, al este de Escocia, mientras que en Tayside otro hombre que conducía una camioneta perdió la vida tras colisionar su vehículo con un turismo.

Además, cuatro miembros de una misma familia se encuentran en paradero desconocido después de que hoy se precipitase al mar un automóvil en las Islas Hébridas Exteriores a causa del fuerte temporal. Los equipos de rescate recuperaron el vehículo, pero de momento no hay rastro de sus ocupantes, al parecer una pareja y sus dos hijos de corta edad, residentes en el pueblo de Creagorry, cerca de Benbecula. Las malas condiciones del tiempo en el norte del Reino Unido, con vientos de hasta 200 kilómetros por hora, han dejado sin suministro eléctrico a más de 60.00 personas en Escocia y el Ulster.