Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil inmoviliza productos químicos que vende la empresa de la mujer de Fabra

Las actuaciones se producen por orden del juzgado de Nules, que investiga al líder del PP en Castellón

Agentes de la Guardia Civil han intervenido en la provincia de Badajoz productos fitosanitarios de la empresa ARTEMIS 2000, de la que es propietaria María Amparo Fernández Blanes, esposa del líder del PP en Castellón Carlos Fabra, según informa la Cadena SER. La orden de inmovilización de estos productos ha salido del juzgado de Nules, que investiga una causa en la que se acusa al propio Carlos Fabra de varios delitos.

Según el acta de inmovilización, a la que ha tenido acceso la Cadena SER, la orden de intervenir los productos de ARTEMIS 2000 ha llegado a los agentes del equipo de delincuencia organizada y antidrogas desde la comandancia de Castellón, donde a su vez se recibió el escrito del juzgado de primera instancia e instrucción de Nules que ordena que se localicen e intervengan cuatro marcas de productos químicos utilizados en la agricultura.

En el escrito oficial de los agentes que han llevado a cabo la operación se especifica que los productos intervenidos "han sido precintados y quedan depositados, a disposición del juzgado número 1 de Nules, en las mismas instalaciones donde han sido detectados y bajo la responsabilidad de la persona que como inculpado aparece en la presente acta".

Vicente Vilar, el empresario que acusa a Fabra de cobrar a cambio de favores políticos y tráfico de influencias, sostiene que el presidente provincial del PP y de la diputación de Castellón hizo gestiones en el Ministerio de Agricultura para agilizar licencias de productos que ahora distribuye ARTEMIS 2000, la empresa de la que es socia su mujer. Carlos Fabra llegó a reunirse con Jesús Posada, entonces ministro de Agricultura del Gobierno del Partido Popular.

En las denuncias de Vilar ante los juzgados también se denuncia que la esposa de Fabra está vendiendo productos químicos ilegales que no cuentan con los preceptivos permisos de la administración.