Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diputado canario Dimas Martín ingresa en prisión por comprar el voto de un edil

El presidente del Cabildo Insular de Lanzarote fue condenado por comprar el voto de un concejal del PP para colocar a un miembro de su partido como alcalde de Arrecife

Las Palmas de Gran Canaria

Dimas Martín, presidente del Cabildo Insular de Lanzarote y diputado en el Parlamento canario por el Partido de Independientes de Lanzarote (PIL), ha ingresado esta tarde (17.40 horas) en el Centro Penitenciario de Tahíce para cumplir la condena a tres años de prisión por un delito de cohecho. Martín fue condenado en el año 2000 por la compra del voto de un ex concejal del PP en el Ayuntamiento de Arrecife, hechos que ocurrieron en 1995.

Hasta la entrada del recinto carcelario se han acercado cerca de 500 simpatizantes del PIL, que al grito de "Inocente, inocente", han formado un pasillo humano para arropar la entrada de su líder en prisión. Es la tercera vez que Martín ingresa en este centro penitenciario, ya que, con anterioridad, ha cumplido breves condenas por falsedad y por desobediencia.

Martín sobornó en 1995 a un concejal del Partido Popular en Arrecife, con el fin de que su formación política se hiciera con la Alcaldía. La condena dictada en 2000 por la Audiencia Provincial de Las Palmas y ratificada por el Tribunal Supremo le inhabilita y supone la suspensión de sus cargos, pero el político lanzaroteño ha anunciado su intención de seguir gobernando desde la cárcel.

La sentencia se ha hecho firme una vez que la Audiencia Provincial de Las Palmas decidiera que Martín debía acatar la sentencia del Supremo e ingresar en la prisión de Tahíche una vez que le había sido negada por el Gobierno la petición de un indulto. "Seguiré siendo el presidente de todos los lanzaroteños" ha manifestado desafiante a las puertas de la prisión.

En todo caso, durante su ausencia, las competencias de su cargo recaerán en el vicepresidente del Cabildo y en el Parlamento canario habrá un voto menos, aunque Martín no ha descartado la posibilidad de nombrar un sustituto durante su estancia en la cárcel, que calcula en un año y medio.

"La ley es igual para todos"

Hoy mismo, el ministro de Justicia, José María Michavila, ha afirmado que la denegación del indulto a Martín demuestra que "la ley es igual para todos". La lentitud en resolver el asunto, que ha hecho que Dimas Martín ingrese en prisión varios años después de ser condenado, se debe a que junto a la petición de indulto formulada por el propio interesado, se presentó otra solicitud por parte de los representantes del PSOE en el Cabildo de Lanzarote y en diversos ayuntamientos de la isla que dificultó el proceso.

"No suele ocurrir" que un partido como el PSOE respalde una petición de indulto, por lo que la tramitación ha sido más lenta y laboriosa, pero "al final la ley es igual para todos", ha dicho Michavila.