Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sindicato Unificado de Policía apoya la fusión con la Guardia Civil

Las asociaciones de guardias civiles discrepan sobre la oportunidad de una posible unificación

La descoordinación entre la Guardia Civil y la Policía Nacional en la investigación de los asesinatos de Rocío Wanninkhof y Sonia Carabantes ha abierto el debate de una reestructuración de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Esta mañana el portavoz del Sindicato Unificado de Policía, José Manuel Sánchez Fornet, no sólo ha apoyado la propuesta del PSOE de crear un mando único para ambos cuerpos sino se ha mostrado partidario de la fusión de ambos cuerpos.

La portavoz socialista, Carme Chacón, ha anunciado que su partido llevará esta propuesta en su programa electoral porque esta descoordinación es "un clamor" y se ha "agravado con muestras flagrantes", en referencia a los asesinatos de Mijas y Coín. Chacón ha dejado en cambio para "más a medio o largo plazo" la necesidad de "pensar en el modelo policial", aludiendo así a la posibilidad de fusionar la Policía y la Guardia Civil en ese espacio de tiempo.

Según Fornet la unificación reportaría muchos benedicios a la ciudadanía, incluso económicos, ya que, según él, los contribuyentes "pagan muchos servicios dos veces". El portavoz policial ha enumerado, entre otros, los servicios de la lucha contra el terrorismo, las policías científica y judicial, balística, ADN, el Tedax, el servicio contra el tráfico de drogas, etc.

En su opinión, la unificación entre Policía y Guardia Civil se debe llevar a cabo en tres pasos: desmilitarización de la Benemérita, unificación de las bases de datos y fusión en un único cuerpo civil de policía del Estado. "Somos el segundo país de la Unión Europea con el ratio más alto de agentes por habitante. Sin embargo, faltan policías y guardias civiles, porque hay servicios duplicados y se hacen la competencia unos a otros", ha argumentado. "No es una cosa fácil", ha reconocido Fornet, "pero ya se ha hecho en la Policía. En 1986 se fusionaron dos cuerpos de policía en uno. Había uno militar y uno civil, se fusionaron en el actual, y no ha pasado nada", ha concluido.

Cuerpo "insignia" de España

Desde el otro lado de la polémica, las cosas no se ven tan claras. Esta mañana la Asociación Independiente de la Guardia Civil (ASIGC) ha mostrado, a través de un comunicado, su rechazo a la propuesta y ha reprochado a los socialistas que se hayan dejado asesorar para elaborar su iniciativa por agentes "de baja psicológica". ASIGC señala que "no está dispuesta a asumir por el momento la desaparición de la Guardia Civil", ya que constituye un cuerpo "insignia" para España. La ASIGC si que ha reconocido en cambio que es necesaria una mayor coordinación, que podría articularse a través del Centro Operativo de Servicios.

Esta postura no es compartida por la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), cuyo presidente, Fernando Carrillo, ha asegurado hoy que es "indispensable" crear un mando única para ambos cuerpos como un primer paso para unificarlos. Carrillo ha apuntado además que hace falta la unificación de las bases de datos y desmilitarización de la Guardia Civil.