Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos niños y su tío minusválido mueren en el incendio de una vivienda en Vélez-Málaga

El cadáver del joven inválido fue sacado por su padre, policía local que actúa como bombero

Dos niños, de 5 y 7 años de edad, y el tío de éstos, un joven minusválido de 22, fallecieron en la tarde de hoy en el incendio de una vivienda en la localidad de Vélez-Málaga. En el mismo siniestro resultó herida de gravedad la tía abuela de los niños fallecidos, de 74 años de edad, que permanece ingresada en la unidad de quemados del hospital Carlos Haya de Málaga, con quemaduras de tercer grado en la cara.

El cadáver del joven inválido fallecido fue sacado del inmueble por su padre, un policía local que actúa también de bombero y que, además, perdió en el siniestro a sus nietos. El incendio se produjo hacia las 16.15 horas en un piso situado en una segunda planta y pudo causarlo un brasero eléctrico, declaró el alcalde de la localidad, Antonio Souvirón.

Souvirón, que ha puesto los servicios municipales a disposición de las familias afectadas por esta tragedia, ha calificado como "héroes" a los vecinos que intentaron sofocar el fuego y a los bomberos y policías locales "que han hecho lo posible para impedir la tragedia que desgraciadamente se ha producido". La junta de portavoces del Ayuntamiento veleño declarará mañana una jornada de luto oficial en el municipio por lo ocurrido.

Intoxicados por el humo

Continúan en observación un policía que también actúa de bombero, Antonio Herrera Rojas, de 43 años, mientras que ya han recibido el alta sus compañeros José Rivas Guerrero y el agente en período de formación Rogelio Ruiz Doña, ambos de 41 años, tras sufrir todos intoxicación por inhalar humo tóxico en este fuego que se saldó con otros tres heridos.

Los habitantes del edificio vieron el humo y derribaron la puerta de la vivienda, pero no pudieron entrar por la intensidad de la humareda que les asfixiaba y de las llamas, aunque encontraron a la tía abuela en la entrada y la sacaron al exterior, desde donde fue trasladada inicialmente al hospital comarcal de la Axarquía.

Las viviendas superior e inferior a la siniestrada, el segundo B del edificio San Antonio 1, en el número 28 de la calle Pablo Picasso, fueron desalojadas para ser apuntaladas, en tanto que el Juzgado de Instrucción 2 de la localidad instruye diligencias por el caso.

Los vecinos aseguran que los bomberos tardaron en llegar 25 minutos y que un vehículo se quedó sin agua y tuvieron que esperar hasta la llegada de otro, mientras que el Ayuntamiento mantiene que acudieron pronto tras salir dos minutos después de recibir el aviso a las 16.17 horas.