Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ACCIDENTE

Dos muertos en Las Palmas tras una explosión en un petrolero

Otras dos personas, operarios que estaban reparando el interior del buque, se encuentran atrapadas en su interior

Dos muertos en Las Palmas tras una explosión en un petrolero

Dos trabajadores han muerto esta madrugada tras producirse una explosión en el petrolero Front Lord, que se encuentra atracado para su reparación en el puerto de La Luz, en Las Palmas de Gran Canaria. En el interior del buque quedaron atrapados durante horas otros dos operarios. Uno de ellos ha sido trasladado al hospital Doctor Negrín de la capital grancanaria con quemaduras graves. En el momento de la explosión, los depósitos del petrolero se encontraban vacíos.

Al parecer, el accidente ha tenido lugar sobre las 6.00 horas, cuando los operarios se encontraban realizando labores de reparación en el interior del buque, concretamente, en uno de los depósitos. Por causas que aún se desconocen, se ha producido la explosión, que ha causado la muerte de dos de las personas que se encontraban en su interior.

Las labores de rescate

El petrolero Front Lord llevaba tres días atracado en el puerto para cerrar una grieta en su bodega cuatro y se dirigía a Nigeria. Afortunadamente tenía los depósitos vacíos, aunque fuentes del puerto aseguran que en su interior quedaron haber bolsas de gas que han dificultado las labores de los equipos de emergencia.

En estas labores han intervenido, bajo la coordinación de la Autoridad Portuaria, los servicios del propio puerto de la Luz, los bomberos de la capital y remolcadores que han echado agua sobre el casco del petrolero con el fin de evitar su calentamiento.

El Front Lord desplaza 284.497 toneladas y tiene 322 metros de eslora. Según las fuentes portuarias, el buque cuenta con todas las certificaciones de seguridad y hoy mismo estaba previsto que se terminara la reparación. Hace un año, en diciembre de 2001, dos marineros rusos que viajaban en el buque sufrieron quemaduras por un accidente en su sala de máquinas.