Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PROBLEMAS DE LOS INMIGRANTES

Hallados en las costas de Tarifa los cadáveres de 13 inmigrantes

La Guardia Civil cree que fueron víctimas de un naufragio cuando intentaban llegar a la Península

La Guardia Civil ha hallado esta mañana en las costas de Tarifa (Cádiz) los cadáveres de 13 inmigrantes, marroquíes y subsaharianos, víctimas probablemente de un naufragio cuando intentaban acceder de forma clandestina a la Península, según han informado fuentes del cuerpo.

Además, se ha detenido en las inmediaciones a ocho inmigrantes más, cuatro varones y cuatro mujeres. La mitad han sido interceptados deambulando por la carretera N-340, y el resto por las inmediaciones de una finca de Tarifa. Se desconoce aún si formaban parte de la misma expedición que los fallecidos.

Tras el levantamiento de los cuerpos por parte de la autoridad judicial, los cadáveres, que pertenecen a ocho subsaharianos, cinco de ellos mujeres, y a cinco varones magrebíes, serán trasladados al cementerio de Algeciras (Cádiz). La subdelegación del Gobierno ha señalado que hasta que no se haga la autopsia a los cadáveres recuperados no se podrán determinar las causas de la muerte y el momento en el que se produjeron los fallecimientos.

Sin rastros de la embarcación

Los cuerpos han sido localizados en la zona de Barranco Hondo, cuyas inmediaciones han sido rastreadas por una embarcación del Instituto Armado, otra del centro zonal de Salvamento Marítimo en Tarifa y una tercera de la Cruz Roja, sin que se haya localizado la embarcación en la que supuestamente viajaban ni más víctimas.

La noticia llega justo un día después de que la Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes anunciara un descenso en el número de muertes en el Estrecho. Según sus cifras, entre enero y junio de 2002 fallecieron o fueron dados por desaparecidos en la zona 32 inmigrantes clandestinos, frente a 114 en el mismo periodo del año anterior.

A pesar del descenso, que equivale a un 71%, ATIME recordó que el número de víctimas desde 1997 por esta situación ya llega a 4.000. Para contrarrestar el fenómeno, esta ONG lanzó ayer la campaña Apuesta por la vida, no más muertes, que viene realizando desde 1998 con subvenciones del Ministerio de Trabajo.