OPERACIÓN POLICIAL

Descubierta en Madrid una red de prostitución que grababa a sus clientes

La investigación sigue abierta ya que no se ha encontrado a su máximo responsable

La Policía ha localizado en Madrid siete casas de citas en las que se grababa a los clientes con las prostitutas, ha detenido a ocho personas y se ha incautado de cámaras de vídeo, reportajes grabados y archivos fotográficos, así como de numerosa documentación que está siendo analizada.

Según la Jefatura Superior de Policía de Madrid, la organización responsable de estos locales contaba con un equipo de seguridad para el control de las mujeres y los clientes "molestos", compuesto sobre todo por ciudadanos de países del Este y de Suramérica que no dudaban en emplear la violencia, las coacciones y las amenazas.

Más información
58 detenidos por explotación sexual de extranjeras en 12 clubes de alterne
Las prostitutas de Madrid piden el reconocimiento de sus derechos
Treinta mujeres inmigrantes evitan la expulsión de España al denunciar a sus proxenetas

En esta operación, los agentes de la comisaría del distrito de Salamanca han detenido a ocho personas y buscan al máximo responsable de la organización, titular de la empresa tapadera, Eiser Publicidad, de la que era propietario al 50 % con su ex mujer, Mirta Diana M.G. Además, han sido arrestadas doce mujeres dedicadas a la prostitución por aplicación de la Ley de Extranjería.

Los agentes mantienen abierta la investigación para tratar de detener al máximo responsable de la red y determinar si existen más víctimas de esta red. La alarma se dio a finales del año pasado cuando dos mujeres acudieron a la citada comisaría para denunciar que estaban sufriendo amenazas y coacciones.

Al parecer, los responsables de las casas de alterne donde ejercían la prostitución obligaban a mujeres extranjeras a respetar ciertas condiciones en su trabajo bajo la amenaza de que enviarían grabaciones de vídeos y fotografías a sus familiares para que éstos supieran cómo se ganaban la vida.

Las denunciantes dijeron a la Policía que era práctica habitual tomar imágenes de los clientes que acudían a los pisos de la organización, que disponía de archivos donde guardaban los reportajes de vídeo y los fotogramas.

Anunciadas en medios de comunicación

Los investigadores comprobaron la veracidad de la denuncia y averiguaron que las casas de alterne se anunciaban en medios de comunicación relacionadas con una supuesta empresa dedicada a la publicidad, propiedad de una persona que ya había sido detenida en 1998 por los mismos hechos.

En aquella ocasión, esta persona regentaba un piso en el número 23 de la calle de Goya, donde también se hallaron equipos de filmación e imágenes de clientes en sus encuentros con las mujeres.

La pasada semana, la Brigada de Extranjería montó un dispositivo para detener a los implicados y registrar las casas de citas, ubicadas en las calles de General Pardiñas, Atocha, Juan Bravo, Goya y Santa María de la Cabeza, así como la oficina desde la que se dirigía todo el entramado y sede de la empresa tapadera, que se encontraba en el número 16 de calle del Marqués de la Ensenada.

La Policía ha intervenido siete cámaras de vídeo, instaladas en las entradas de cada vivienda para grabar la presentación de los clientes y los acuerdos del precio a pagar según el servicio solicitado. También se ha incautado de numerosos archivos fotográficos, diez cintas de vídeo, tres bates de béisbol y diferente documentación mercantil relativa al funcionamiento interno de la empresa, aún pendiente de estudio.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS