Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

ETA critica a los grupos independentistas que le piden un alto el fuego

En un comunicado ETA reivindica la autoría de once atentados, entre ellos el asesinato del edil socialista Juan Priede y los intentos de asesinato de Eduardo Madina y Esther Cabezudo

La banda terrorista ETA ha emitido un nuevo comunicado que publican hoy distintos medios de comunicación vascos, como Gara en los acusa a Abertzalen Batasuna (AB) y a Aralar de haber querido "escenificar la división de la izquierda 'abertzale' en el contexto del Aberri Eguna" (Día de la Patria Vasca que se celebró el pasado domingo). En este comunicado ETA califica de "dolorosa y vergonzosa" la situación de "división escenificada" en torno al pasado Aberri Eguna por los firmantes del documento Uniendo fuerzas, tendiendo puentes.

Los partidos Eusko Alkartasuna (EA), Abertzaleen Batasuna (AB), Batzarre, Aralar y Zutik presentaron el pasado día 25 de marzo en San Sebastián este documento conjunto dirigido a impulsar un proceso "soberanista" en el País Vasco, en el que exigen "una tregua inmediata e indefinida" a ETA y el respeto del derecho de autodeterminación.

ETA considera en su comunicado de 1 de abril, según señala Gara que AB, Aralar, Zutik y Batzarre han querido "socializar la falsa división entre la izquierda 'abertzale' democrática y la izquierda 'abertzale' violenta", y asegura que "aquellos que se han unido en el frente contra la unidad" han optado por dar la espalda a los que lo están "dando todo" por Euskal Herria y dar paso al "despiadado ataque de sus enemigos".

Autoría de once atentados

La banda también reivindica la autoría de once atentados, entre ellos el asesinato, el pasado 21 de marzo, del edil del PSE de Orio Juan Priede, y los dirigidos contra la concejala de Portugalete Esther Cabezudo, el 28 de febrero, y el miembro de la Comisión Ejecutiva del PSE Jesús Madina, el 19 de febrero, una bomba lapa colocada bajo su coche y que le dejó sin piernas.

Según la información de la edición digital del diario Gara ETA asume igualmente la colocación de una bomba que no llegó a explotar, el 4 de marzo, en la sede de la Bolsa de Bilbao, atentado que califica como una acción "contra el poder económico financiero que oprime a Euskal Herria".