JUSTICIA

El juez del 'caso Formentera' desoye al fiscal e impide que Matas declare ante el Supremo

El juez instructor del caso Formentera, Antonio Monserrat, ha dictado un auto en el que rechaza inhibirse en favor del Tribunal Supremo, tal y como había solicitado la Fiscalía, y en el que acuerda el archivo del grueso de las actuaciones en este caso.

Según el auto, Monserrat decide "no elevar exposición razonada" para la imputación del ministro de Medio Ambiente y ex presidente del gobierno balear, Jaume Matas, y de la diputada nacional del PP y ex consejera de Presidencia, Rosa Estarás, a la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

También decreta el archivo de las actuaciones relativas a los presuntos delitos electoral, prevaricación y malversación de caudales públicos.

Más información

Nada más conocerse la noticia, la abogada de la acusación particular, Ascensión Joaniquet, ha asegurado que las partes personadas en el proceso recurrirán la decisión del juez instructor. Joaniquet ha asegurado que no conoce todavía el auto pero ha asegurado "que existen indicios de delito suficientes" para recurrirlo. Además, la abogada ha manifestado su sorpresa por la decisión, de la que se ha enterado por la prensa.

El secretario de Organización de PSM, Joan Antoni Sabas, coalición personada como acusación particular en el Caso Formentera, ha afirmado que la decisión del juez instructor "va muy en su línea", y ha asegurado que durante el proceso se han "tomado decisiones favorables a los imputados".

Las razones del fiscal

El 25 de febrero pasado, el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Baleares, remitió al juez que instruye el

caso Formentera

, la supuesta captación de votos a favor del PP con fondos p

úblicos de la comunidad de Baleares, un escrito donde argumentaba las causas por las que entendía que Jaume Matas, ministro de Medio Ambiente y ex presidente Balear hasta junio de 1999, debía declarar como imputado ante el Tribunal Supremo.

Las razones del fiscal son las que siguen:

Reuniones estratégicas. "Jaume Matas asistió a una reunión con tres personalidades muy importantes de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares (él mismo, Rosa Estarás y Juan José Cardona, ambos consejeros de su Gobierno), y Maria Pau Segura, persona de nulo interés político, que ni siquiera había sido contratada en aquellas fechas y cuya trayectoria está plagada de irregularidades funcionales ya que, contratada por la consejería de Industria, trabajaba mucho en la consejería de Presidencia, participó en todos los viajes a Sudamérica (como personaje importante) y cuya irregularidad llega al máximo con su contratación como intérprete, redáctandose un acta presuntamente falsa, y cuyos conocimientos de la lengua rusa están en entredicho.

Documento. El ministro redacta en dicha reunión un polémico documento en el que, según se sostiene, se diseña la "trama electoral".

Un viaje sospechoso. Mari Pau Segura viajó junto a Matas en un avión a Sudámerica pese a que ni siquiera entonces estaba contratada.

Informes. Mari Pau Segura y su padre Miguel segura dirigían informes a Estarás que contienen observaciones "para dirigir torticeramente el voto sudamericano al PP".

Delitos. Malversación de caudales públicos en los viajes a Sudamérica para captación de votos. Falsedad documental al dar por presente en España a Mari Pau Segura cuando estaba en Sudamética y la contratación de ésta como pago "en contraprestación por sus ilícitas actividades".

Las elecciones de 1999 en las Islas Baleares recogieron 74 votos procedentes de Santa Fé y Rosario (Argentina) de residentes ausentes que pidieron votar en Formentera, aunque nunca antes lo habían hecho. El 90% de los votos fueron a parar a una agrupación vinculada al PP.

Lo más visto en...

Top 50