XIV CONGRESO DEL PP

Aznar: "Ermua fue nuestro 11-S"

El presidente del Gobierno ofrece al PSOE ampliar el poder de los ayuntamientos y subraya la necesidad de reforzar el pacto antiterrorista

El discurso de clausura del XIV Congreso del PP en Madrid ha servido a José María Aznar, reelegido ayer por quinta y última vez como presidente de su partido, para pedir al resto de formaciones políticas fortalecer el pacto antiterrorista, suscrito con los socialistas en diciembre de 2000. En opinión de Aznar, la movilización ciudadana de repulsa y la unión de los partidos democráticos que desató el secuestro y posterior asesinato del concejal del PP de Ermua, Miguel Ángel Blanco, tiene que ser un referente en la lucha contra el terrorismo.

Más información

"Nunca como en Ermua fuimos tan conscientes de compartir la misión de derrotar al terrorismo", ha añadido Aznar, quien ha opinado que "Ermua fue verdaderamente nuestro 11 septiembre, en alusión a la conciencia internacional contra el terrorismo surgida tras los atentados sufridos por Estados Unidos en esa fecha.

Por ello cree que "revitalizar el espíritu integrador de Ermua frente a cualquier tentación sectarista como el pacto de Estella, debe estar por encima de algunas controversias y algunas decisiones políticas".

Aznar ha lamentado la "deriva radical" que llevó al PNV a firmar el pacto de Estella y que considera que ha hecho imposible la reconstrucción de la relación que este partido tuvo con el PP al inicio de la pasada legislatura.

Esa actitud, a su juicio, "aleja al PNV del punto de encuentro estatutario" y "sirve para acentuar la división de la sociedad vasca".

El reelegido presidente del PP ha destacado la normalidad que representa defender las ideas y, por ello, ha lamentado que eso no ocurra en el País Vasco y ha dicho que no puede olvidarse a quienes en esa Comunidad están luchando por defender la libertad de todos renunciando a su vida normal.

"Su coraje nos obliga a respaldarles", ha añadido Aznar, quien ha comprendido que puedan existir "legítimas diferencias partidarias", pero ha dicho que éstas deben tener otra dimensión en el País Vasco y no entenderlo así es tener una concepción política que cree que el PP no puede compartir.

Para Aznar, "el único conflicto político que tiene el País Vasco es el terrorismo" y no se puede consentir "que la desmemoria interesada acabe con el testimonio imborrable de las víctimas"

Tras recordar a los representantes del PP asesinados por ETA, ha asegurado que no se les podrá olvidar nunca y ha advertido de que se pueda caer en la "tentación" de opinar que con concesiones a los terroristas se puede ganar tranquilidad, ya que eso supondría "dar alas a los dictadores del terror".

"Transigir con el terror es poner la semilla para que este problema no tenga fin", ha asegurado el reelegido presidente del PP, quien ha hecho hincapié en que no puede haber equidistancias entre la vida y la muerte, ni entre la tiranía y la libertad, ni entre el terrorismo y el Estado de Derecho.

Al hilo de ello, ha asegurado que "hasta que la sociedad transmita el mensaje de que no habrá ninguna concesión, no acabaremos definitivamente con esa amenaza".

Más poder para los ayuntamientos

José María Aznar ha tendido la mano durante su discurso al PSOE para emprender conversaciones para buscar un "gran acuerdo" que permita dar a los ayuntamientos más competencias y emprender así una "segunda descentralización" tras la que ya se ha acometido en el ámbito autonómico.

Aznar ha encomendado a los dirigentes territoriales del partido la tarea de dar un "impulso decidido" en favor de la descentralización hacia los poderes locales, con el fin de que puedan asumir "nuevas competencias y responsabilidades".

El presidente del Gobierno ha recordado que, de la misma manera que en 1992 se alcanzó un pacto político sobre el modelo autonómico, ahora debe buscarse "un gran acuerdo, entre los dos grandes partidos al menos, para poner en marcha esta nueva descentralización".

El jefe del Ejecutivo ha invitado expresamente al PSOE "y a los grupos políticos que se quieran sumar a ello" a emprender conversaciones en este sentido.

La sesión plenaria ha comenzado con los discursos de Arenas y Fraga. Posteriormente, han tenido lugar las intervenciones de la presidenta de Nuevas Generaciones, Carmen Fúnez; Wilfred Martens, presidente del PP Europeo y otros invitados internacionales.

"Compromiso personal"

El secretario general del PP, Javier Arenas, ha subrayado hoy su "compromiso personal" con José María Aznar, a quien ha agradecido que le haya renovado su confianza confirmándole en el cargo, y ha asegurado que su futuro político está vinculado a "lo que haga el presidente".

En su discurso de clausura, Javier Arenas ha elogiado las "convicciones profundas, grandeza y generosidad" demostradas ayer por Aznar y ha afirmado: "No solo estoy aquí por compromiso político con el partido sino por compromiso personal con el presidente, y lo que haga en el futuro tiene todo que ver con lo que haga el presidente".

Arenas también ha pedido a los compromisarios "perseverancia y tenacidad para que la cohesión siga siendo noticia", para seguir trabajando por impulsar nuevas ambiciones y nuevas metas para España y para que el PP se mantenga como "primer partido de España".

Tras el discurso de Arenas, el Presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, ha elogiado la labor del partido y la labor de su actual presidente. Fraga ha situado hoy la contribución de España para superar las crisis iberoamericanas entre las prioridades del Partido Popular, que calificó de "ejemplar" y del que ha asegurado que sale "con las ideas claras". El congreso finaliza con un discurso de José María Aznar.

Aznar fue elegido ayer con el apoyo del 99,6% de los compromisarios, a los que reiteró que no aspirará de nuevo a la jefatura del Ejecutivo ni del partido y pidió que comprendieran esa decisión.

Zapatero: "Todo sigue igual"

Entre las reacciones a la reafirmada decisión de Aznar de no presentarse a las elecciones del año 2004, el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado que, en su opinión, "no sería una visión favorable para la democracia española que la victoria en las próximas elecciones dependiera de quien sea el cartel electoral", ya que debe depender de "quien tenga el mejor proyecto y el más creible para España".

"La política a veces abusa de la personalización y, en mi opinión, lo que es sustancial es el proyecto", ha explicado en este sentido.

Por otro lado, el líder socialista ha asegurado que si el PP no hubiese celebrado su XIV Congreso "todo seguiría igual" en el partido de Aznar. Zapatero, que ha realizado estas declaraciones en México, donde hoy concluye su visita oficial a este país, ha explicado que está siguiendo el cónclave popular, aunque lo único que observa es que todo lo que allí sucede es "previsible".

Zapatero ha señalado que, a diferencia de lo que hace Aznar, que "siempre está hablando del PSOE", a él no le gusta entrar a analizar "lo que sucede en la vida del PP". Por ello, ha manifestado su "respeto" al congreso popular y ha reiterado su deseo de que sea "democrático".

Por último, a la pregunta de un periodista mexicano sobre si él es un "títere" del ex presidente del Gobierno, Felipe González, Zapatero ha contestado: "Los adversarios tienen que tener su eslóganes. Cuando los eslóganes o la capacidad de controversia en el terreno de las ideas es muy limitada, los eslóganes tienen que tener siempre un componente ciertamente peyorativo".

En cualquier caso, ha reconocido que está muy acostumbrado a estos comentarios de los populares y que lo único que puede constatarse es que no le afectan.

El presidente del Gobierno José María Aznar, acompañado de algunos de los miembros del nuevo Comité Ejecutivo
El presidente del Gobierno José María Aznar, acompañado de algunos de los miembros del nuevo Comité EjecutivoEFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción