FUGA

Dos 'mossos' heridos al fugarse un preso del hospital de Lleida

Un cómplice del preso disfrazado de enfermo abre fuego contra los agentes.- El interno se autolesió para que lo llevaran al hospital

Dos Mossos d'Esquadra han resultado heridos de gravedad esta tarde por los disparos efectuados por un hombre que ha ayudado a fugarse del hospital Arnau de Vilanova de Lleida a un preso considerado como muy peligroso que se había autolesionado para ser trasladado al centro sanitario.

Fuentes de los Mossos d'Esquadra han explicado que el preso fugado es Manuel Brito Navarro, que cumple una condena de más de 30 años de prisión en la cárcel de Ponent de Lleida.

Brito Navarro fue condenado en marzo de 1998 por el homicidio un ciudadano boliviano en 1996, tras robarle joyas y dinero. El fugado, que también cumplía condena en la cárcel de Lleida por otros delitos, tiene 35 años y está considerado muy peligroso.

Los agentes heridos, que han recibido los disparos a bocajarro, son Xavier M.B. que, según fuentes hospitalarias, ha recibido un impacto de bala con orificio de entrada y salida en un pulmón.

Pronóstico grave

El mosso ha sido ingresado con dificultades respiratorias, por lo que ha sido intervenido de urgencias y se le ha extraído la bala. Su pronóstico aún de muy grave. El otro agente herido es Eduard C.G., que ha recibido un disparo en la espalda que le ha afectado la cuarta vertebra lumbar y que se encuentra hospitalizado en una planta del hospital de Lleida con pronóstico grave.

Según las mismas fuentes, esta mañana, al parecer, el interno se autolesionó en la cárcel de Lleida, al arrojándose a propósito al suelo. Como sufría una luxación, el médico de la cárcel aconsejó su traslado al hospital Arnau de Vilanova, al que fue conducido en una ambulancia custodiada por una patrulla.

Una trampa

Una vez allí, el interno fue asistido por los médicos del hospital y cuando finalizó el examen médico y los agesntes se disponían a trasladar de nuevo al recluso a la prisión, un hombre, que se hizo pasar por un paciente, les atacó.

Ese hombre, que llevaba un collarín para aparentar que estaba enfermo, aguardaba al preso y a los agentes sentado frente al servicio de urgencias del hospital. Según los mossos, el cómplice del recluso disparó a bocajarro y por la espalda a los dos agentes y, a continuación, el interno y su ayudante huyeron en un vehículo BMW, que había sido robado anoche en Terrassa.

Los fugitivos han abandonado el coche en el barrio de Magrané de Lleida y ahora están siendo buscados por los Mossos d'Esquadra, que han desplegado un amplio dispositivo de agentes. El conseller de Interior de la Generalitat, Xavier Pomés, se ha desplazado a Lleida para visitar a los agentes heridos y sus familiares.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50