Integración sostenible para toda la cadena de valor

Mahou San Miguel refuerza su compromiso con la preservación del medio ambiente para ser el motor del progreso socioeconómico de nuestro país, apoyando a empresas y pymes, así como a los sectores de la hostelería y el turismo, básicos para el desarrollo de nuestra sociedad

La sostenibilidad no es algo propio del siglo XXI. Mahou San Miguel da fe. La cervecera española apuesta por un modelo que contribuye con el progreso socioeconómico, respetuoso con el medio ambiente y alineado con el bienestar social desde sus inicios, allá por 1890, cuando los hijos de Casimiro Mahou fundaron El Barril, en la madrileña calle Amaniel.

Desde entonces la esencia no ha cambiado. “Nuestro compromiso con la sostenibilidad y con la sociedad es un proyecto a largo plazo, especialmente en una situación tan complicada como la que estamos atravesando. Por ello, damos un enfoque integral a la sostenibilidad, en base a un modelo que evoluciona en función de las necesidades de las personas”, explica Eduardo Petrossi, consejero delegado de Mahou San Miguel.

La compañía, que creció en 2019 un 7,8% y alcanzó una cifra de negocios de 1.400 millones de euros, cumple escrupulosamente desde hace casi tres años los 20 compromisos adquiridos en Somos 2020, un marco estratégico para la sostenibilidad que integra a toda la cadena de valor, desde proveedores hasta fabricación. “El consumidor cada vez está más informado y reclama a las empresas que demuestren su compromiso a todos los niveles. Es una tendencia imparable, determinante, y que esperamos que se acelere en los próximos años”, señala Petrossi. Con un presupuesto anual de más de 11 millones de euros, Mahou San Miguel tiene un triple objetivo: ayudar a sus proveedores, clientes y distribuidores; fomentar las compras locales y renovar el espíritu de pertenencia a las comunidades en las que está presente a través de su Fundación Mahou San Miguel.

Otra apuesta de la compañía es la movilidad verde. En los tres últimos años ha recortado las emisiones de su actividad logística un 23%. En 2021 su flota será 100% sostenible, algo que ya ha logrado en la almendra central de Madrid. Tienen en marcha programas de apoyo a distribuidores de la firma para que hagan lo propio.

Nuestro compromiso con la sostenibilidad es a largo plazo. Trabajamos para ser un motor transformador de nuestra sociedad en donde lo importante son las personas
Eduardo Petrossi, consejero delegado de Mahou San Miguel

Mahou San Miguel incluye en el ámbito de sus preocupaciones la preservación de un bien cada vez más escaso, el agua. Según datos de la ONU, más de 2.000 millones de personas viven en países con fuerte escasez de este elemento. La compañía cervecera no es ajena a este problema y forma parte de la alianza StepByWater en la búsqueda de soluciones a la crisis del agua. Y lo hace dando ejemplo: Mahou San Miguel ha reducido su consumo de agua un 17,42% entre 2011 y 2019.

La estrategia sostenible llega también a nuestras calles. Las terrazas de Mahou San Miguel en las que se disfruta de una buena caña son reciclables y reutilizables 100%. Y un dato más: el 60% de las sombrillas y toldos instalados por la compañía absorben sustancias contaminantes.

El colorido plástico que envuelve una de las bebidas más demandadas en España pasará a la historia en un futuro inmediato. En su fábrica de Burgos, una innovadora máquina permite a Mahou San Miguel producir los primeros envases libres de plástico para, entre otras, las Cinco Estrellas y Maestra de Mahou, o la Radler y Selecta de San Miguel. Con ello, cada año se ahorrarán un total de 90.000 kilos de plástico.

Mahou San Miguel ha hecho suyos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) impulsados por la ONU. “De aquí a 2030 queremos contribuir a fomentar el empleo de calidad y el crecimiento económico, potenciar la salud y bienestar de las personas y promover actuaciones eficaces en contra el cambio climático”, indica el CEO de la compañía. “Por ello, centramos nuestras actuaciones en tres pilares: innovación, talento y compromiso”.

Así, Somos 2020 gira en torno a tres conceptos fundamentales. El primero, Somos Innovación. En él, además de reducir y compensar el consumo de recursos naturales o usar materiales sostenibles, el objetivo es promover la salud y el bienestar, tanto de los 4.250 empleados de la compañía como de proveedores y clientes. En estos programas participa el 80% de los empleados. Mahou San Miguel cuenta incluso con instalaciones deportivas propias desde 2000, algo que contribuye a mejorar la productividad y reducir la tasa de absentismo.

Somos Compromiso, el segundo pilar, apuesta por la comercializacion y el consumo responsables en toda la cadena de valor. La cervecera apoya a proveedores locales y clientes en su proceso de transición sostenible. Además, la Fundación Mahou San Miguel ha puesto en marcha programas de formación y empleo con un 85% de inserción laboral de calidad como Creamos Oportunidades —que se desarrolla en cinco ciudades españolas— con el que se han formado más de 1.300 jóvenes en el sector de la hostelería.

La compañía ya elimina el plástico de sus principales marcas, ahorrando 90.000 kilos anuales de este material

Por último, el tercer pilar pone el foco en los profesionales de la compañía. Somos Talento tiene como objetivo la reducción de la tasa de desempleo juvenil. De hecho, más del 5% de las incorporaciones en la compañía son jóvenes recién titulados.

Bajo este marco y antes del boom del teletrabajo provocado por la pandemia, Mahou San Miguel lo tenía claro. Tenía que conseguir el correcto equilibrio entre las medidas sanitarias de prevención y el trabajo presencial, un modelo que ha conseguido promover con éxito gracias a la colaboración de todos sus profesionales.

Archivado En:

Más información