Los protagonistas de Bankia: ¿quién fue quién en el descalabro del banco?

Varios gestores y políticos tuvieron un papel relevante en la debacle de la entidad que representa los excesos de las cajas

Luis de Guindos (a la izquierda), pasa por detrás de Rodrigo Rato, que aplaude su intervención en el Encuentro Financiero Internacional de Bankia de 2012.
Luis de Guindos (a la izquierda), pasa por detrás de Rodrigo Rato, que aplaude su intervención en el Encuentro Financiero Internacional de Bankia de 2012.Uly Martín

El hundimiento de Bankia, que acabó con una factura para las arcas públicas de 22.424 millones, cuenta con muchas aristas. Y estas, a su vez, estuvieron determinadas por diversos personajes. Entre ellos, destaca Rodrigo Rato, presidente del banco en los años de los excesos y el descalabro de la antigua caja. Y Luis de Guindos, por entonces ministro de Economía, que fue quien apretó el botón para sacar al exvicepresidente del Gobierno del banco.

Rodrigo Rato

Rodrigo Rato, a la salida de la Audiencia Nacional, el 16 de octubre de 2014 en Madrid.
Rodrigo Rato, a la salida de la Audiencia Nacional, el 16 de octubre de 2014 en Madrid.Denis Doyle (Getty Images)

El que fuera vicepresidente del Gobierno de José María Aznar y artífice de lo que el PP llamó el milagro económico español desempeñó un papel protagonista en el descalabro de Bankia. Rodrigo Rato llegó a Caja Madrid el 28 de enero de 2010 tras un proceso cargado de tensiones en el seno del Partido Popular para sustituir a Miguel Blesa, hasta entonces presidente de la entidad. Esperanza Aguirre, al frente de la Comunidad de Madrid en aquel momento, quiso poner a su número dos, Ignacio González. Pero Rato ganó el envite gracias al apoyo de Mariano Rajoy.

Durante la presidencia de Rato se produjo la unión de Caja Madrid y Bancaja (11 de junio de 2010). Ambas entidades, junto con las cajas de Canarias, Rioja, Ávila, Segovia y Laietana, constituyeron en diciembre la sociedad derivada del Sistema Institucional de Protección (SIP), Banco Financiero y de Ahorros (BFA). Esta unión fue el origen de Bankia: en marzo de 2011 se lanzó al mercado con ese nuevo nombre comercial. Recurrió a capital público mediante el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) por 4.465 millones. Y comenzó los trámites para salir a Bolsa. Rato consiguió tocar la campana el 20 de julio de 2011 y menos de un año después se destapó el agujero de las cuentas del banco.

En 2012 agotó el plazo para la entrega de los resultados financieros auditados del año anterior. Bankia no las envió porque el auditor no recibió la información relevante que reclamó a los responsables de BFA-Bankia durante meses. Los resultados presentados sin el informe de auditoría reflejaban beneficios de 309 millones de euros. Esta situación insostenible culminó hace ahora una década, el 7 de mayo, con la dimisión de Rato. El 9 de mayo el Estado nacionalizó el grupo —tuvo que ser rescatado con 22.424 millones de dinero público— y José Ignacio Goirigolzarri se hizo con la presidencia. Al poco de llegar, rehizo las cuentas y presentó unas pérdidas de 2.979 millones en el ejercicio 2011.

Luis de Guindos

Luis de Guindos, el 12 de julio de 2016 en Bruselas, cuando era todavía ministro de Economía del Gobierno.
Luis de Guindos, el 12 de julio de 2016 en Bruselas, cuando era todavía ministro de Economía del Gobierno. Jasper Juinen (Bloomberg)

Luis de Guindos, ministro de Economía entre diciembre de 2011 y marzo de 2018, realizó diversas reformas para que la banca aumentase sus provisiones y se protegiese de la alta exposición al ladrillo. Primero, en enero de 2012 presentó un decreto para que los bancos reforzaran sus provisiones por los activos inmobiliarios tóxicos, que no fue suficiente, y redactó otro decreto en mayo para elevar las dotaciones todavía más: hasta los 82.000 millones para todo el sector, lo que puso en aprietos de muchos bancos.

Las entidades consideraban que las exigencias eran muy altas. En el caso de Bankia, según aseguró el propio Rato, estos cambios normativos asfixiaron al banco. De hecho, la segunda reforma se produjo en la misma semana en la que se anunció la nacionalización de Bankia.

En este mayo intenso, Guindos convocó dos encuentros (los días 4 y 6) con los grandes banqueros del país. El entonces ministro de Economía reunió en una misma mesa a Emilio Botín (Banco Santander), Isidro Fainé (La Caixa) y Francisco González (BBVA) junto a Rodrigo Rato (Bankia). Por primera vez, se abordó una crisis bancaria sin presencia del gobernador, que no estaba en Madrid, y en un debate con los competidores de la entidad afectada. Allí se habló de la situación de Bankia y de la propuesta de Rato: pretendía ampliar capital en 7.000 millones de euros. No hubo acuerdo y sobrevolaron las dudas sobre las cifras oficiales que exponía la antigua caja. La prueba fehaciente de que no se pudo reconducir la situación es que solo un día después, el 7 de mayo, Rodrigo Rato dimite como presidente de Bankia y Guindos propone a Goirigolzarri para sucederle en el cargo.

José Ignacio Goirigolzarri

José Ignacio Goirigolzarri, en marzo del año pasado antes de una entrevista con EL PAÍS.
José Ignacio Goirigolzarri, en marzo del año pasado antes de una entrevista con EL PAÍS.INMA FLORES (EL PAIS)

José Ignacio Goirigolzarri cogió las riendas de Bankia en mayo de 2012, en lo más profundo de la Gran Recesión. Tras su llegada, reformuló las cuentas y afloraron unas pérdidas de 2.979 millones. El ejecutivo propuso la conversión de la ayuda del FROB en capital de BFA, que pasó a ser 100% público. Así, el Estado se quedó con un 45% de Bankia.

Un mes después de la llegada de Goirigolzarri, el Gobierno de Mariano Rajoy solicitó un rescate a las autoridades europeas por 100.000 millones, lo que trastocó los planes de saneamiento planteados por el grupo para cumplir con las reclamaciones del Banco de España. En este contexto, Goirigolzarri se vio obligado a cambiar el paso y desarrollar un nuevo plan de reestructuración cuajado de requisitos y limitaciones impuestos por Bruselas.

Pese a los escándalos de las preferentes y la salida a Bolsa, se mantuvo el nombre de Bankia “por una cuestión de honestidad”, afirma Goirigolzarri, que añade: “Hicimos cambios profundos hasta que logramos que fuera una entidad reconocida por los clientes y el mercado”. Durante su dirección, la entidad recuperó la solvencia y volvió a beneficios. “El proyecto de Bankia ha sido posiblemente el mayor reto al que me he enfrentado en mi carrera, y, quizás por eso, me siento especialmente orgulloso de lo conseguido”, incide el ahora presidente de CaixaBank. Una nueva deriva que desembocó en la negociación para la absorción de Bankia por parte de dicha entidad catalana, que culminaron con la fusión de ambos grupos a finales de marzo de 2021.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el 11 de enero de 2016.
Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el 11 de enero de 2016.Claudio Alvarez

Miguel Ángel Fernández Ordóñez fue gobernador del Banco de España entre julio de 2006 y junio de 2012. Durante su mandato se pasó del final de los años de bonanza económica a los ejercicios más oscuros de la Gran Recesión. En ese periodo, se cuestionó la labor de supervisión del banco sobre Bankia. De hecho, Mafo, como se conocía al gobernador, declaró en el juicio por la salida a Bolsa de la entidad y llegó a estar imputado en la recta final de la instrucción. En sala judicial, aseguró que no recibió los correos del inspector encargado de Bankia, José Antonio Casaus, en los que este alertaba de la inviabilidad de la entidad. Y añadió que las opiniones de este inspector eran equivocadas.

En el juicio, Fernández Ordóñez insistió en que la gestión que hizo de la crisis bancaria al frente del supervisor fue correcta y culpó al contexto económico de la caída de Bankia. La Asociación de Inspectores del Banco de España, por su parte, había dicho que “miraba hacia otro lado” ante indicios de delito. Y varios de los acusados, incluido Rato, responsabilizaban de lo ocurrido al Banco de España. Mafo sostuvo que la decisión de salir a Bolsa la tomaron los administradores de Bankia, de la misma forma que fueron estos gestores los que decidieron fusionar siete cajas para crear el gigante bancario.

En su declaración también relató que a su llegada al Banco de España en 2006 se encontró con la burbuja crediticia y del ladrillo ya hinchada bajo el mandato de su predecesor, Jaime Caruana, ahora consejero del BBVA. Mafo recordó que fue él quien advirtió al entonces vicepresidente económico, Pedro Solbes, y al responsable económico del PP, Cristóbal Montoro (ministro de Hacienda más tarde), de que venían problemas y de la necesidad de crear un fondo para recapitalizar las entidades. Sus continuos desencuentros con Guindos hicieron que abandonara el cargo un mes antes del plazo.

Fernando Restoy

Fernando Restoy, en el Congreso el 5 de febrero de 2014, cuando era presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).
Fernando Restoy, en el Congreso el 5 de febrero de 2014, cuando era presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Fernando Restoy fue vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de 2008 a 2012 y subgobernador del Banco de España de 2012 a 2016, nombrado a la vez que Luis María Linde como gobernador. Como número dos de la CNMV en el momento de la salida a Bolsa de Bankia, defendió la actuación de la Comisión en esta operación.

En su comparecencia en la Comisión del Congreso que investigó el origen de la crisis financiera dijo que la CNMV promovió la transparencia y comprobó que el precio de salida de las acciones de Bankia se correspondían con el precio de mercado.

Tras algún desencuentro con el ministro Guindos, en 2017 asumió la presidencia del Instituto de Estabilidad Financiera (FSI), un organismo internacional dependiente del Banco de Pagos Internacionales de Basilea (BIS), conocido como el “banco central de los bancos centrales de todo el mundo”. Tras su primer mandato, en enero de 2022 ha sido renovado en su cargo.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En