EMPRENDEDORES

Análisis de datos eficaz

Aqtiva mejora el uso de la información en las empresas ayudando a eliminar las cifras erróneas

Fundadores de Aqtiva.
Fundadores de Aqtiva.

De ofrecer servicios especializados de inteligencia artificial a desarrollar y lanzar al mercado un programa con el que cualquier empresa mejora la calidad de los datos brutos que recoge. Este ha sido el viraje que emprendieron los ingenieros Marc Serra y Juan Ramón González en Aqtiva. Tras crear en 2018 Mática Partners —una compañía que cuenta con 28 empleados y factura 1,5 millones—, en septiembre de 2020 lanzaron Aqtiva junto con el economista Joan Fabregat para comercializar una herramienta que reduce la entrada de información errónea en los sistemas de procesamiento de datos. En solo cinco meses y gracias a una decena de clientes, Aqtiva ha ingresado 200.000 euros.

Más información

En el origen de la spin-off está la “baja productividad” que detectaron en ciertos servicios prestados por ingenieros de datos. “Nos fijamos en que la revisión de una cantidad ingente de series de información era un trabajo previo que retrasaba la realización de casi cualquier tarea”, cuenta por videollamada González. “Si un cliente quería, por ejemplo, realizar un cuadro de mando a partir de su big data, por el tiempo contratado los ingenieros apenas alcanzaban a revisar los valores de los excel”. La demora se debía a que los sistemas de procesamiento “ingieren por defecto”: no reparan en si una dirección de correo electrónico que se emplea en una campaña de marketing es errónea o si un sensor de una cadena industrial está transmitiendo valores imposibles de un parámetro.

Ante esa situación, investigaron si el mercado ofrecía soluciones. Pero no dieron con nada que les convenciera y con 400.000 euros procedentes de la empresa matriz —que también les facilitó un prototipo del programa informático— echaron a andar el proyecto. “Hemos desarrollado una regla de calidad, una especie de cajón de sastre del que salen trajes a medida”, cuenta Serra del producto.

El modelo de negocio de Aqtiva se basa en cerrar acuerdos con grandes compañías —por ahora han firmado tres— para hacerles adaptaciones ad hoc del software y en ofrecer suscripciones de entre 199 y 749 euros mensuales a pymes, universidades y centros de investigación. “Por la segunda vía obtenemos el 10% de nuestros ingresos, pero queremos llegar al 80%”, revela Serra, cuyos clientes vienen de banca, retail y telecomunicaciones.

Aqtiva cuenta con ocho empleados y una oficina en Barcelona. Es una de esas raras start-ups que han despegado en medio de la crisis sanitaria. “En los periodos difíciles, las empresas se aseguran más que nunca de que la información sobre la que toman decisiones es correcta, y eso claramente nos ha beneficiado”, cree Fabregat, que trabaja en el equipo de datos del FC Barcelona y será quien “previsiblemente” llevará las riendas de la compañía. Serra y González, por su parte, prevén centrarse en la creación de otras spin-offs desde Mática. Esperan alcanzar las primeras ganancias en 2022.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50