Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La importancia de la excelencia educativa

La educación es un pilar fundamental para garantizar el progreso de la sociedad. Banco Santander apoya a universitarios y jóvenes profesionales de entre 18 y 32 años a través de un amplio programa de becas e iniciativas académicas enfocadas a impulsar la educación, el emprendimiento, la investigación y la empleabilidad de las nuevas generaciones

Mejorar la educación es básico para afrontar con garantías un futuro repleto de incertidumbres, debido a los retos que impone la digitalización y a la crisis global que ha supuesto la pandemia de la covid-19. Para conseguirlo, es indispensable apostar por políticas que fomenten la igualdad de oportunidades entre todos los ciudadanos. Otro aspecto clave pasa por impartir una formación de calidad, y aquí el papel de las universidades resulta esencial. En opinión de la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, la Universidad debe aspirar a “generar excelencia”, ya que “ningún individuo, ninguna institución, ningún país puede prosperar si no aspira a ella, individual desde luego, pero sobre todo colectiva. Debe ser inclusiva y contribuir al interés general y a la equidad”. De ahí la importancia de encontrar, entre todos los actores involucrados, un gran consenso común que permita alcanzar una educación diversa, igualitaria, multidisciplinar y global. Todos estos mimbres son necesarios para educar a las generaciones del mañana.

Esta afirmación es un claro ejemplo de que la educación es una prioridad para Banco Santander, que viene reclamando desde hace tiempo un compromiso permanente en el ámbito educativo, más allá de ideologías. Y es que la falta de voluntad política para lograr un gran pacto nacional que reforme, refuerce y catapulte la educación está detrás de muchos de los problemas que arrastra nuestro sistema educativo, cuyo buen funcionamiento es fundamental para el progreso de la sociedad y de los individuos que la conforman.

De hecho, el compromiso de Banco Santander con la educación superior está arraigado en la propia filosofía de la compañía como parte de su actividad como banco responsable. A través de Santander Universidades, desarrolla un programa pionero y único en el mundo para potenciar la formación de los jóvenes, impulsar el emprendimiento universitario, apoyar la investigación y mejorar la empleabilidad. Lo hace mediante distintas iniciativas y programas dirigidos a estudiantes y jóvenes profesionales, sobre todo desde los 18 a los 32 años, vertebrados sobre cuatro pilares básicos: igualdad de oportunidades, inclusión, progreso social y crecimiento sostenible.

Formación continua: la clave ante retos futuros

Pese a que los programas son muy diferentes, todos ellos están alineados con las demandas y necesidades actuales del mercado laboral y de un entorno cada vez más digitalizado y en constante evolución. De ahí la importancia de la formación continua, imprescindible para anticiparse al futuro y estar preparado ante los retos que vienen. Sin olvidar el apoyo a la investigación y la transferencia de conocimiento universidad-empresa como motor de progreso e impacto social.

Y son precisamente estos pilares sobre los que se asientan los programas de becas y ayudas que ofrece Santander y que se dividen en tres áreas: educación, emprendimiento y empleabilidad. Con más de 1.800 millones de euros destinados a iniciativas académicas desde 2002 a través de Santander Universidades y más de 430.000 becas y ayudas universitarias concedidas desde 2005 68.000 solo en 2019, fue reconocida como la empresa que más invierte en educación en el mundo. Además, mantiene acuerdos con 1.000 universidades e instituciones de 22 países.

Banco Santander es la empresa que más invierte en educación en todo el mundo: más de 1.800 millones de euros a través de Santander Universidades y más de 430.000 becas y ayudas universitarias.

En el caso de España, los estudiantes con buen expediente académico y bajos recursos económicos pueden optar ahora a las Becas Santander Progreso, que proporcionan ayudas de 1.000 euros para facilitar el acceso a la educación de grado o posgrado. Por otra parte, las Becas Santander Iberoamérica de Grado, con una ayuda de 2.000 euros, facilitan las experiencias internacionales en Iberoamérica, y las Becas Santander Erasmus pueden alcanzar los 3.200 euros y están enfocadas a la internacionalización europea de los estudiantes.

Mejorar la empleabilidad y las habilidades, tanto de universitarios como de jóvenes profesionales, para facilitar su acceso al mercado laboral, es otra de las grandes prioridades de la entidad, que ofrece programas en este sentido como Santander#InvierteEnTi, con más de 1.500 becas globales para incrementar la competitividad laboral en idiomas, finanzas, digital skills o capacidades de liderazgo; las 11.100 Becas Santander English Up British Council, dirigidas a universitarios españoles que quieran mejorar sus competencias lingüísticas; o las Becas Santander for MIT Leading Digital Transformation, para que 2.500 estudiantes y recién graduados de 14 países puedan acceder a una formación especializada en transformación digital, entre otras acciones.

La importancia de la excelencia educativa

Y para impulsar el emprendimiento universitario, Banco Santander desarrolla iniciativas globales y locales bajo el paraguas de Santander X, una plataforma global que ofrece a jóvenes de todo el mundo acceso a distintas iniciativas emprendedoras impulsadas por las universidades en un entorno digital, abierto y colaborativo. En este contexto se desarrollan programas locales clave como Explorer, Jóvenes con Soluciones, en España.

En esta línea, y teniendo en cuenta la crisis sanitaria y socio-económica desencadenada por la pandemia, este año la entidad ha puesto en marcha Santander X Tomorrow Challenge, un reto global para emprendedores de 10 países creado para colaborar a la lucha contra la pandemia de la covid-19 y sus efectos negativos. En esta convocatoria se presentaron más de 2.200 soluciones para ámbitos como el desarrollo de nuevas habilidades profesionales, la creación de empleo, la adaptación de modelos de negocio a la nueva situación y la identificación de nuevas oportunidades de mercado.

Apoyo a la investigación

Banco Santander siempre ha tenido una sensibilidad especial con la importancia de apoyar a los equipos de investigación como motor de progreso y competitividad. En los últimos meses, ha reforzado esta apuesta con iniciativas específicas y encaminadas de nuevo a contribuir a la lucha contra la covid-19. Es el caso de la creación del Fondo Supera Covid en colaboración con Crue Universidades Españolas (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas) y CSIC, que ha destinado 8,5 millones de euros a diferentes proyectos para afrontar la enfermedad, su impacto social y paliar la brecha digital.

La entidad ha destinado 100 millones de euros para contribuir a la lucha contra la covid-19. 

Además del contexto universitario, Santander también se ha puesto al lado de la ciencia en otros ámbitos, colaborando en los últimos meses con distintas instituciones públicas y privadas y centros de investigación, a través de su Fondo Solidario Juntos, dotado con 54 millones de euros. Han sido numerosos los proyectos y estudios respaldados sobre vacunas, tratamientos y comportamiento del virus. Este Fondo Solidario forma parte de los 100 millones de euros movilizados por la entidad para contribuir en la lucha contra la covid-19.

También, Banco Santander y Crue impulsan desde hace 20 años Universia, una plataforma presente en 20 países que da acceso a más de 19.000 ofertas de estudios, becas, másteres y primer empleo. Se trata de la mayor red universitaria del mundo, cuyos principales ejes de actuación son la orientación académica, el empleo y la transformación digital universitaria. Además, la Fundación Universia trabaja a favor de la integración social y laboral de estudiantes universitarios con discapacidad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >