Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enagás reduce sus beneficios anuales un 4,4% y mantiene el dividendo

La empresa transportista de gas descarta recurrir la nueva regulación aprobada por la CNMC

Unas instalaciones de Enagás en la localidad sevillana de Dos Hermanas
Unas instalaciones de Enagás en la localidad sevillana de Dos Hermanas

Enagás obtuvo un beneficio neto de 422,6 millones de euros en el año 2019, lo que representa una caída del 4,4% con respecto al ejercicio anterior. No obstante, el grupo presidido por Antonio Llardén indicó que estas ganancias del año pasado estuvieron ligeramente por encima (+1,34%) del objetivo de 417 millones de euros establecido para 2019.

La aportación a sus ganancias de las sociedades participadas a lo largo de 2019 ascendió a 162,1 millones de euros, aumentando un 38,5% con respecto al ejercicio anterior. Destacó en el periodo la adquisición de la estadounidense Tallgrass desde el 1 de abril de 2019 y de Desfa (Grecia) desde diciembre de 2018.

Los ingresos totales de Enagás en 2019 alcanzaron los 1.151,1 millones de euros, un 1,5% por debajo de la cifra alcanzada en el ejercicio anterior. Los ingresos regulados del grupo crecieron ligeramente respecto al mismo periodo del año anterior, como consecuencia del aumento del RCS (retribución por continuidad de suministro) debido a la positiva evolución de la demanda en el año.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) del operador del sistema gasista español cerró el año pasado en los 994,8 millones de euros, un 5,4% superior al obtenido en 2018.

En lo que respecta a la inversión neta, ascendió en 2019 a 704,7 millones de euros, incluyendo fundamentalmente la inversión internacional en Tallgrass Energy para alcanzar una participación indirecta del 12,6% en su capital. A este respecto, a mediados del pasado mes de diciembre, Enagás junto con Blackstone Infrastructure Partners, GIC (fondo soberano de Singapur) y otros accionistas minoritarios alcanzó un acuerdo para la adquisición de la totalidad del capital flotante de Tallgrass Energy LP. La operación, una vez se cumplan las condiciones precedentes, supondrá un desembolso por parte de Enagás de 836 millones de dólares (unos 772 millones de euros) con lo que incrementará su participación indirecta en el capital social de la energética estadounidense desde el 12,6% actual a aproximadamente el 30%.

Para financiar esta operación el grupo culminó con éxito una ampliación de capital de 500 millones de euros mediante la emisión de 23,255 millones de acciones (21,50 euros por acción), la cual representa el 8,88% del capital social tras su ampliación y en la que entró como accionista de la compañía Amancio Ortega con un 5%.

Por su parte, la deuda neta de Enagás al finalizar el año se situaba en 3.755 millones de euros, disminuyendo en 520 millones de euros respecto a 2018. En esta variación el grupo señaló que hay que destacar la pérdida de control de GNL Quintero (-645 millones de euros), el efecto contable de la NIIF 16 (+355 millones de euros) y los fondos obtenidos de la ampliación de capital por importe de 500 millones de euros.

Mientras, Enagás propondrá a su junta general de accionistas un dividendo correspondiente al ejercicio 2019 de 1,60 euros brutos por acción, lo que supone un aumento del 5% anual, de acuerdo con la estrategia de la compañía.

Circular de la CNMC

En lo que se refiere al marco regulatorio para la actividad de la compañía para 2021-2026, aprobado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) el pasado mes de diciembre con la circular de remuneración del transporte y regasificación, que suavizó casi a la mitad el recorte inicialmente previsto dejándolo en un 10,5%, Enagás indicó que "se establece un marco regulatorio estable para estas actividades para el período".

Antonio Llardén ha descartado por completo la posibilidad de recurrir el nuevo marco regulatorio para 2021-2026 de la CNMC, ya que considera que "no existe base jurídica" para ello. En rueda de prensa, indicó que, tras estudiarse el informe del Consejo de Estado y después de solicitar los informes jurídicos respecto a la circular del regulador sobre la metodología para fijar la retribución del transporte de gas natural y de las plantas de regasificación para 2021 a 2026, se ha optado "por no recurrir".

"Para recurrir en un proceso de este tipo tienes que tener una base jurídica muy clara que te lleve a ello, y los informes dicen que no existe esa base jurídica. Un proceso de este tipo abre un periodo de incertidumbre y en nuestro caso los periodos de incertidumbre son tremendamente duros", dijo.

El pasado mes de diciembre, la CNMC aprobó la circular definitiva que afecta a la retribución de Enagás, suavizando a prácticamente la mitad el recorte que inicialmente preveía para el grupo el regulador y dejándola en unos 5.920 millones de euros para el sexenio. Llardén aseguró que su caso particular "no tiene nada que ver con el de otros", como la distribución gasista o el sector eléctrico, y que la circular ha sido muy mejorada y, finalmente, el texto que se aprobó "tiene poco que ver con la primera circular". "La hemos estudiado, se pueden discutir aspectos técnicos, pero no se pueden discutir aspectos jurídicos", dijo, añadiendo que además los inversores de la compañía comparten este criterio de no recurrir la normativa.

En lo que respecta a la previsión de demanda de gas natural en España para 2020, después de que en 2019 creciera un 14% hasta la cifra récord desde 2010 de 398 teravatios hora (Twh), Llardén vaticinó que se mantendrá en niveles del pasado año. "Para este año vamos a estar en ese entorno. Sería muy difícil que pueda volver a subir, ya que hubo un efecto de marcha económica del país, un efecto del tiempo, que fue bien para el consumo de gas, y fue la primera vez que de una forma clara disminuía el carbón", aseguró.

Respecto a la posible entrada en el consejo de administración de Pontegadea, la sociedad de inversión de Amancio Ortega que se hizo con un 5% del capital de Enagás en la ampliación de capital lanzada por el grupo a finales de 2019 para financiar el incremento en la participación de Tallgrass, Llardén afirmó que, a día de hoy, "no ha manifestado que tenga interés directo en ello". "Como cualquier accionista institucional de la compañía recibe toda la información y atención que sea necesaria", destacó, añadiendo que si en algún momento pide estar presente en el órgano rector "estaríamos encantados".

En lo que respecta a ganar peso en el consejo de administración de Tallgrass Energy, donde actualmente tiene como representante al consejero delegado del grupo, Marcelino Ortega, una vez se materialice en este primer semestre del año el incremento de su participación, Enagás contará con un miembro más como vocal en la estadounidense, el director financiero, Borja García Alarcón.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >