La Generalitat pide a CaixaBank que lleve su sede a Barcelona

El nuevo consejero de Empresa define a Bankia como “una anomalía en el sector bancario europeo” por su propiedad pública

Carles Puigdemont (r) and MEP Ramón Tremosa in the European Parliament.
Carles Puigdemont (r) and MEP Ramón Tremosa in the European Parliament.EFE

Ramon Tremosa, nuevo consejero de Empresa de la Generalitat de Cataluña, ha aprovechado este viernes las negociaciones abiertas entre CaixaBank y Bankia para pedir a la entidad que preside Jordi Gual que vuelva a domiciliar en Barcelona su sede social, después de que en octubre de 2017, en pleno desafío independentista, decidiera trasladarla a Valencia. “Me gustaría que CaixaBank volviera a Barcelona”, ha señalado en la emisora pública Catalunya Ràdio.

Tremosa no ha valorado la posible fusión que negocian las dos entidades, que supondría crear el primer banco en operativa en España, por delante del Santander y BBVA. El exeurodiputado por Junts per Catalunya sí que ha aprovechado para calificar a Bankia, al considerarla “una anomalía en el sector público europeo” por el control que ejerce el Frob, controlado por el Estado, en su accionariado, donde controla el 61,8%. “Juega en otra liga”, ha afirmado.

Tremosa ha lamentado que la banca española concentre las mayores caídas en Bolsa “en los últimos meses” y ha alertado sobre el problema de que una excesiva concentración, tal y como defiende el Banco Central Europeo, puede suponer “problemas” de competencia que recaiga directamente sobre los clientes.

Por su parte, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha considerado este viernes que “sería un hito muy positivo para la Comunitat Valenciana” que la entidad resultante de la fusión entre Caixabank y Bankia mantuviese su sede en València, si bien ha subrayado su “respeto absoluto a las decisiones que tomen estas dos entidades privadas”, informa Cristina Vázquez.

El vicepresidente de la Generalitat catalana, Pere Aragonès, ha afirmado que el interés de su Govern y su atención será que CaixaBank mantenga “su vinculación con las entidades financieras y el tejido productivo del país”.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), ha subrayado que la operación que podría desembocar en la fusión de CaixaBank y Bankia ha de ser “puramente empresarial” y previno contra la tentación de inmiscuirse en ella desde la clase política.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dicho que “todo lo que sea o pudiera ser pérdida de empleo nos preocupa”, en alusión a las negociaciones entre Bankia y CaixaBank para fusionarse. En declaraciones en RNE, esta mañana, Díaz Ayuso ha puntualizado que todavía no se ha valorado esta cuestión en el seno del Consejo de Gobierno, por lo que, cuando se valore, trasladará el análisis que hace el gobierno regional al respecto, aunque el Ejecutivo tiene “poco poder de decisión” en este asunto, ha afirmado.



Lo más visto en...

Top 50