LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Las grandes empresas facilitarán el voto telemático en sus juntas de accionistas por el coronavirus

La Asociación de Emisores Españoles plantea la ampliación del periodo de celebración de las asambleas hasta el 1 de octubre

Imagen de la junta de accionistas de Banco Santander de 2019.
Imagen de la junta de accionistas de Banco Santander de 2019.

Las grandes empresas y bancos plantean celebrar sus juntas generales de accionistas sin la asistencia física de los socios y facilitar la asistencia telemática y la delegación de voto. Tratan así de cumplir con las recomendaciones sanitarias por la amenaza de contagio del coronavirus y, al mismo tiempo, respetar la legislación vigente, según la cual es obligatorio celebrar las asambleas anuales. En cualquier caso, salvo norma expresa en contrario, no se puede prohibir la asistencia presencial a la Junta.

Este planteamiento responde a las consideraciones de la Asociación de Emisores Españoles, que reúne a las empresas del Ibex 35, que ha enviado a sus asociadas “algunos criterios que podrían adoptar las empresas para, por un lado y de forma primordial, prevenir el contagio y la expansión de la enfermedad y preservar la salud de sus accionistas y empleados y, por otro, garantizar la celebración de las Juntas y evitar la paralización de la actividad de las compañías, de la forma más rigurosa posible y ajustada a la Ley, desde el punto de vista jurídico”. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) está estudiando hacer recomendaciones sobre el asunto.

La asociación establece dos escenarios diferentes, dependiendo de si la compañía ya ha convocado la junta general de accionistas o si aún no lo ha hecho. "En el primer caso, habrá que analizar qué medidas se pueden tomar ante un posible cierre administrativo de las sedes sociales de las empresas y qué se puede añadir a la convocatoria ya enviada para paliar los efectos de la crisis. Y, en el segundo caso, se intentará redactar una convocatoria que prevea, de la forma más amplia posible, todas las medidas a tomar y acciones a realizar por parte de la compañía”, explica la asociación.

En ese sentido, y ante un empeoramiento de la crisis sanitaria, la asociación plantea que “sería deseable revisar algunas de las disposiciones contenidas en la Ley de Sociedades de Capital (LSC) para este año y por razones de urgencia” como la posible ampliación del plazo de celebración de las juntas hasta el 1 de octubre de 2020 (ahora termina el 30 de junio) para incluir la temporada de verano, “en la que previsiblemente podría haber remitido la situación y la posible celebración de la junta en cualquier parte del territorio nacional, con independencia de lo que dispongan los estatutos de la compañía, así como la posible inclusión, en el anuncio de la convocatoria, de dos lugares alternativos de celebración, para prever un posible cierre administrativo de sedes”.

Además de esta medida y de promover el voto telemático y la delegación de voto, la asociación pide que se contemple la posibilidad de extender el plazo de 24 horas que muchas compañías tienen previsto en sus reglamentos internos. En caso de que sí sea posible la celebración de la junta con asistencia presencial, “habrá que seguir exhaustivamente las recomendaciones de las autoridades sanitarias al respecto, como proporcionar las máximas medidas higiénicas, evitar el contacto físico (saludos y acercamientos excesivos), no compartir objetos, ventilar con frecuencia la sala de reunión y limpiar con detalle las superficies y objetos, antes y después de la celebración de la junta". Asimismo, se considera aconsejable suprimir los desayunos/aperitivos/comidas tipo cóctel (y si se mantienen, resulta conveniente proporcionar comidas y bebidas, de forma individual). En cuanto a los regalos que se ofrecen a los accionistas, para promover su participación en las Juntas, convendría establecer un sistema de envío por correo de los mismos.

En caso de que el presidente, vicepresidente y/o secretario y/u otros miembros señalados del consejo de administración no puedan asistir a la junta, por estar en cuarentena o enfermos, pide que puedan ser sustituidos convenientemente, teniendo en cuenta la excepcionalidad de la situación. En caso de que se decrete un cierre de la sede social o del lugar elegido para la celebración de la junta que impida la celebración presencial en la misma, “habrá que buscar otro lugar alternativo de celebración” con el tiempo suficiente.

El BBVA y el Santander aconsejan seguir las juntas a distancia

La primera junta prevista es la del BBVA del próximo viernes. La entidad, en un comunicado, afirma que “desea y promueve la participación de sus accionistas en este acto tan relevante para la entidad”. No obstante, advierte de que “ha puesto a disposición de sus accionistas los medios para el ejercicio de sus derechos a distancia”.

La entidad presidida por Carlos Torres recuerda que “a la vista de la situación que se está produciendo como consecuencia del coronavirus (COVID-19), queremos informarles de que, de acuerdo con los protocolos de actuación previstos por las autoridades de salud pública, es intención de la entidad celebrar su Junta General”, pero “a todos aquellos accionistas que prefieran no acudir personalmente a la Junta y quieran participar en ella les animamos a que ejerzan su voto o delegación a distancia”.

El BBVA recuerda que los accionistas registrados a distancia “serán computados en el quorum y en las respectivas votaciones los votos y representaciones a distancia recibidos antes de las 12 horas del día anterior al de la celebración de la reunión, esto es, el día 12 de marzo a las 12 horas”. Además, “dadas las circunstancias y considerando que a esta fecha ha transcurrido ya el plazo para formular preguntas por escrito con anterioridad a la reunión, con carácter excepcional y para favorecer su ejercicio, se ha decidido extender los plazos para el ejercicio del derecho de información previo a la celebración de la Junta”, apunta la entidad.

En el comunicado, se informa que se ha reabierto “el plazo para ejercer el derecho de información por escrito, a través de www.bbva.com, hasta las 12:00 horas del próximo día 13 de marzo, es decir, hasta la hora prevista para el inicio de la reunión”. Las solicitudes de información serán respondidas durante la celebración de la reunión o en el plazo de los siete días siguientes.

El banco informa de que los que quieran que su intervención conste en el acta de la reunión, “deberán hacerlo constar expresamente en la comunicación remitida a la sociedad que, a estos últimos efectos, deberá tener una extensión máxima de 7.500 caracteres”. La Junta General de Accionistas por ‘streaming’ a través de www.bbva.com.

El banco ha recomendado a los periodistas que no acudan al Palacio de Euskalduna para cubrir el acto y les aconseja que informen a través de sistemas telemáticos. Se espera que el caso BBVA-Villarejo sea uno de los temas estrella de la cita con los accionistas.

Salas amplias para evitar el contagio

El Banco Santander ha sido más tajante ante la junta prevista para el 3 de abril en la capital cántabra. Este martes ha emitido un comunicado en el que afirma: “A la vista de la situación actual y la evolución previsible para las próximas semanas, el consejo considera que la mejor manera de que los accionistas puedan ejercer plenamente sus derechos de manera segura en la próxima junta es mediante la delegación, el voto y la asistencia remota, es decir, sin presencia física”.

El banco ha planteado la asistencia remota y el voto previo, aunque informa de que, en caso de que sea necesario, habilitará salas dentro del Palacio de Exposiciones para que los accionistas que vayan el 3 de abril mantengan distancias de seguridad que recomiendan las autoridades para evitar los contagios. Habitualmente acuden unas 2.000 personas a este acto que se celebra en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander. La caída de la acción en Bolsa y el fallido fichaje de Andrea Orcel como consejero delegado del grupo pueden ser dos de los temas estrella de la cita con los accionistas.

El consejo del Santander considera, en coherencia con las recomendaciones para empleados, que el medio más seguro para garantizar los derechos de los accionistas es la delegación de voto y la asistencia remota, a la vista de la situación actual y la evolución previsible para las próximas semanas. De acuerdo con la regulación española, los estatutos y el reglamento de la junta del banco ya prevén y garantizan el ejercicio de los derechos de delegación de voto, asistencia remota y voto en la junta general sin necesidad de estar presente físicamente, utilizando los medios que el banco ya ha puesto a disposición de todos sus accionistas.

La entidad ha habilitado y dispuesto el voto y delegación de voto electrónicos previos a la celebración de la junta, por medio de la página web corporativa (www.santander.com) y de www.juntasantander.com, así como de las aplicaciones móviles compatibles con los sistemas operativos Android y iOS (Apple). El voto previo y la delegación del voto se pueden también enviar por correo o entregar en mano antes de la celebración de la junta. A ello se suma la asistencia remota a la junta a través de los canales electrónicos habilitados.

Lo más visto en...

Top 50