Especial Publicidad

Aguas que luchan por un mundo mejor

Font Vella y Lanjarón, de Danone, son las primeras marcas de agua mineral natural en España y en Europa en recibir la certificación ‘B Corp’, lo que acredita que cumplen con los más altos estándares de desempeño social y ambiental, transparencia y responsabilidad

Borja Lafuente, François-Xavier Lacroix, Pablo Sánchez e Irene de la Torre en la presentación del certificado 'B Corp' para Lanjarón y Font Vella.
Borja Lafuente, François-Xavier Lacroix, Pablo Sánchez e Irene de la Torre en la presentación del certificado 'B Corp' para Lanjarón y Font Vella.

Desde ahora, beber Font Vella y Lanjarón tendrá un significado diferente. Las marcas pertenecientes al negocio de Aguas Danone poseen una distinción que las convierte en únicas dentro del sector del agua mineral natural a nivel nacional y europeo. Ambas han sido las primeras en recibir la certificación B Corp, la cual reconoce que Font Vella y Lanjarón cumplen con los más altos estándares de desempeño social y ambiental, transparencia y responsabilidad al tiempo que aspiran a ser actores de cambio y contribuir positivamente a construir un mundo más sostenible.

B Corp es un movimiento mundial dirigido por la organización sin ánimo de lucro B Lab, la cual concibe a las empresas como fuerzas para la transformación del planeta y del ámbito social. La comunidad B Corp, que se creó en el año 2007, está compuesta por más de 3.000 empresas en 70 países y 150 sectores. Todo con un único fin: que las compañías sean las mejores para el mundo. Las marcas que reciben la certificación B Corp, como Font Vella y Lanjarón, son aquellas que han demostrado con sus acciones ir más allá del objetivo de obtener ganancias económicas, empleando los mismos esfuerzos en ello que en tener un impacto positivo en los empleados, en las comunidades que sirven y en el medio ambiente. Para Borja Lafuente, responsable de sostenibilidad de Danone, la comunidad B Corp es "un brújula que marca el buen rumbo de la actividad de la compañía". 

Aguas Danone puede presumir de ser un grupo pionero, un hito que no resulta sorprendente, pues el trabajo y el desempeño de la compañía viene de lejos. "Cuidar del medio ambiente siempre ha estado en el centro de nuestra actividad y de los valores de nuestras marcas, Lanjarón y Font Vella. Por este motivo nos sumamos a este compromiso; para nosotros B Corp es el motor para la transformación sostenible a la que aspiramos para Font Vella y Lanjarón, y una consecución natural del doble compromiso económico y social que acompaña históricamente a Danone. Es un paso más para continuar avanzando en nuestra visión de que el progreso social y económico siempre deben ir de la mano", asegura François-Xavier Lacroix, director general de Aguas Danone España. 

Lacroix, que expresó su deseo de que la labor pionera de Aguas Danone sirva de inspiración para otras organizaciones del sector, explicó que este paso supone para la compañía un nuevo reto que les lleva a incluir los Objetivos de Desarrollo Sostenible en sus cuentas de resultados, así como a dar un propósito a sus marcas y a seguir mejorando para contribuir a un futuro más sostenible. Dentro de este compromiso de trabajar para ser una compañía mejor para el mundo, Aguas Danone se ha comprometido a ser cero emisiones netas en 2030.

Evaluación compleja y rigurosa

Por otro lado, Pablo Sánchez, director ejecutivo de B Lab en España, alabó el compromiso de Lanjarón y Font Vella, al igual que las del resto de filiales de Danone, y el liderazgo que están asumiendo en la lucha por la sostenibilidad y el desarrollo. "Necesitamos que las grandes compañías adopten estos compromisos porque su capacidad de atracción, de liderazgo, de inspiración y de ejemplo contribuyen a que esta solución sea una solución a gran escala", asegura Pablo Sánchez, que amplía. "Como empresas B Corp, Danone y sus filiales están ya liderando este cambio de paradigma y pueden servir de inspiración a otras compañías que estén contemplando dar el paso". 

El directivo de B Lab destacó también la complejidad que conlleva ser una compañía B Corp "en un momento en que la sociedad tiene más evidencia que nunca de la actividad de las organizaciones". "Recibirlo supone un riguroso control de sus actuaciones y un constante esfuerzo por seguir mejorando", constata Sánchez, que detalla que la evaluación para que se puedan superar los estándares fijados se centra en cinco áreas de negocio de la compañía a través de más de 300 preguntas. Font Vella y Lanjarón, de Danone, pueden decir que son las primeras aguas minerales naturales de Europa en lograrlo. 

Archivado En: