Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EN COLABORACIÓN CON IFEMA

En busca de los científicos del futuro

Juvenalia, el salón de ocio infantil y juvenil celebrará su novena edición entre el 5 y 9 y de diciembre en el recinto de Ifema

Un grupo de niños participa en una competición de esgrina en la pasada edición de Juvenalia. 
Un grupo de niños participa en una competición de esgrina en la pasada edición de Juvenalia. 

A veces la innovación es una cuestión de sincronía”, dice Walter Isaacson en su libro Los innovadores. Los genios que inventaron el futuro (Debate, 2014). Cuando se propuso enviar un hombre a la Luna, por ejemplo, estaba en auge el progreso de los microchips que hizo posible instalar sistemas de navegación computarizada en la ojiva de un cohete, destaca el periodista e historiador estadounidense. Las grandes ideas dejan huella solo cuando existe la oportunidad de ponerlas en práctica, comenta el autor. La clave está en alimentar la inquietud por la creación desde temprana edad. Ese es el gran cometido de Juvenalia.

El salón de ocio infantil y juvenil —que celebrará en Ifema su novena edición entre el 5 y 9 de diciembre— tiene entre sus objetivos acercar la ciencia y la tecnología a los más pequeños del hogar. Para ello ha incluido en su programación lúdica y educativa algunas actividades donde se explicarán, de manera sencilla, procesos químicos y biológicos complicados.
Por ejemplo, Educa Ciencia, un proyecto de comunicación científica, recreará un cielo estrellado y organizará charlas sobre el funcionamiento del telescopio y la evolución del universo. “Será un espacio de lleno creación y divulgación”, resalta Asier Labarga, director del evento.

Investigación

La plataforma de divulgación Apadrina la Ciencia, que repite su participación en el evento madrileño, presentará “el árbol de los deseos científicos”, una actividad donde los niños y jóvenes verán cómo un grupo de investigadores logra desarrollar verduras con sabor a chocolate, un clon que limpia la habitación o un collar traductor del lenguaje de los animales. Con lupas binoculares y microscopios, además, se mostrarán a los asistentes algunas moscas que han sufrido mutaciones visibles (ojos blancos, alas curvadas o tórax negro). “La idea es aprender de una manera divertida”, indica Labarga.

Juvenalia y su apuesta por impulsar el interés de los niños y jóvenes en la ciencia es más necesario que nunca, ante un escenario donde la innovación española está en la cola de la Unión Europea. A pesar de que el número de patentes, el termómetro de esta actividad, ha crecido en los últimos años —en 2018 se incrementaron un 6,3% hasta alcanzar las 1.776, según la Oficina Europea de Patentes— aún se mantiene lejos de las grandes potencias de la zona (Alemania, Francia y el Reino Unido) y fuera de ella (China y Estados Unidos).

Cuando Ifema resucitó la feria Juvenalia, hace algunos años, desempolvó buenos recuerdos en muchos de los que hoy son padres. “Es una cita clásica para muchos españoles”, comenta Labarga. Esta nueva edición, contará con más de 200 actividades de ocio, talleres y actuaciones en las que participarán más de 81.000 personas, según las estimaciones de la organización. La celebración requerirá de un amplio espacio —ocupará 48.600 metros cuadrados, frente a los 30.000 del año pasado— y obligará a los organizadores a ocupar tres pabellones de la Feria de Madrid.

Durante los días en los que se llevará a cabo Juvenalia se desarrollarán algunas actividades relacionadas con el mundo de la alimentación y la cocina en familia, pero también habrá espacio para la creación, el diseño y el deporte enfocado a los más pequeños del hogar. Una de las grandes atracciones será un área dedicada a los videojuegos y el mundo digital. Allí Nintendo pondrá en forma a los niños y niñas con su nuevo juego RING FIT Adventure, en el que el propio cuerpo es el mando y con el que los participantes correrán y harán abdominales. Por otro lado, en ese espacio se podrán probar las nuevas consolas de la firma japonesa. “Juvenalia es un reflejo del cambio de modas en el entretenimiento”, resalta Labarga.

Asimismo, los asistentes disfrutarán de algunos espectáculos de teatro y música como Un paseo por Disney, un concierto en el que se hará un repaso histórico de las distintas canciones de las películas más famosas de la firma de entretenimiento. Pero no solo las grandes marcas participarán en el evento, también estarán presentes diversas organizaciones educativas de distintos ámbitos.

Musicoterapia

Tal es el caso de Arquitectos de Sonidos —un equipo multidisciplinar formado por músicos, psicólogos y pedagogos— que llevarán a cabo actividades relacionadas con el lenguaje de los sonidos, la musicoterapia y sesiones dedicadas a personas con distintas discapacidades. “Trabajamos las habilidades sociales, las emociones y la comunicación a través de la música”, dice Begoña González, creadora del proyecto.

Sumado a ello, los asistentes a Juvenalia podrán trabajar la memoria gracias a talleres de activación cognitiva, organizados por Estudio TEC, un centro de apoyo escolar de Madrid que ofrece clases de refuerzo a niños y adolescentes para sus estudios académicos.

Juvenalia también abrirá sus puertas a las nuevas tendencias. “Temas relacionados con la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente son de mucho interés entre las generaciones más jóvenes”, dice el director de la feria.

Otro de los espacios estará dedicado a una oferta más de sensibilización en temas coyunturales. A través de unas gafas de realidad virtual, la ONG Save The Children mostrará a los asistentes cómo es el día a día en Mauritania, un país donde el 42% de la población vive bajo el umbral de pobreza.

Para todas las edades

Juvenalia está dedicada a niños de cero a 15 años, dice Asier Labarga, responsable del evento. “Habrá una diversidad enorme de talleres para todas las edades, incluso para bebés”, explica. Pero en general, dice, la cita se disfruta mejor en familia. Las actividades con mayor éxito son las relacionadas con las manualidades y la cocina. Este año, por ejemplo, hay distintos talleres, entre ellos uno para aprender a hacer pizzas de cartón u otro donde toda la familia podrá crear sus propias recetas y aprender a comer de una forma más saludable.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >