Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El coche de segunda mano pisa el acelerador

Uno de los mayores escaparates de vehículos de ocasión vuelve a Ifema con más de 5.000 unidades de diversas marcas

La feria superará los 5.000 vehículos en exposición.
La feria superará los 5.000 vehículos en exposición.

Elegir un coche nunca ha sido una tarea sencilla. Los detalles siempre han sido importantes: tipo de combustible, modelo, marca y color. Y mucho más si es de ocasión, una categoría por la que se han decantado millones de españoles. Tan solo en 2018, la venta de turismos y todoterrenos de este segmento batió récords: aumentó un 9,2%, hasta alcanzar más de 2,2 millones de unidades. “Se trata de un mercado en crecimiento constante”, explica Ana Sánchez, directora general de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam).

Para este año, el negocio seguirá pisando el acelerador. El crecimiento previsto al cierre de 2019 es de un 4,5%, según las estimaciones de Ganvam. “Aunque el dato es positivo, el 60% de las ventas siguen correspondiendo a vehículos de más de 10 años de antigüedad”, dice Sánchez. Pero también se detecta un incremento notable en la comercialización de unidades “jóvenes” (entre tres y cinco años), destaca la experta.

“Hoy existe una oferta amplia y un grupo de clientes cada vez más grande que valora la calidad del vehículo de ocasión, que ya no tiene nada que envidiar a los nuevos”, dice David Moneo, director de los salones que integran el área de Motor organizados por Ifema. Un vehículo de ocasión, según los expertos, que se caracteriza por haber tenido un propietario único, con un kilometraje inferior a 15.000 kilómetros. Tal es su éxito que en los tres primeros meses de 2019 se comercializaron 1,7 vehículos usados por cada uno nuevo.

Según los datos de Ganvam, durante el primer trimestre del año se han realizado un total de 532.216 operaciones de venta de estas unidades, un 4,1% más respecto al mismo periodo de 2018. Por distribución territorial, prácticamente todas las comunidades autónomas muestran un crecimiento durante este trimestre, con incrementos especialmente elevados en Murcia (9,1%), Castilla-La Mancha (8,6%), Andalucía (6%) y Extremadura (5%). En las unidades de hasta un año de antigüedad, Madrid se anota un incremento de las operaciones del 11,3%, mientras que en Canarias se han reducido un 10,3%, según la información de Ganvam. “El mercado atraviesa un buen momento”, explica Moneo, también responsable del Salón del Vehículo de Ocasión (SVO), que celebrará su vigésimo tercera edición del 24 de mayo al 2 de junio en Ifema.

Bajo el lema “como nueVO”, este evento espera superar los 5.000 vehículos en exposición que ocuparán seis pabellones del recinto ferial. En cuanto a las ventas, que en la pasada edición se cifraron en torno a los 4.300 vehículos, las previsiones son positivas. Como novedad primera, la celebración de la feria vuelve a desarrollarse a lo largo de 10 días con el objetivo de impulsar la acción comercial de las empresas participantes y ofrecer más tiempo a los visitantes para decidir la compra. “Es algo que han reclamado las marcas”, destaca el representante de Ifema.

Cita para las marcas

Y es que el salón, promovido por Gamvam, se ha consolidado como un espacio de dinamización del sector. “Somos el gran salón del vehículo seminuevo y de ocasión de Europa”, recalca Moneo. Así lo revelan los datos de la pasada edición que, en tan solo seis días, recibió 41.500 visitantes y que este 2019 espera superar la cifra. Entre las marcas que ya han confirmado su presencia están Audi, BMW, Citröen, Peugeot, Opel, Ford, Hyundai, Infiniti, KIA, Lexus, Mercedes-Benz, Smart, Mitsubishi, Nissan, Renault, VolksWagen, Skoda, Seat y Volvo, entre otras. “Es la primera ocasión que tendremos coches eléctricos, como Tesla, e híbridos… Toda esta oferta siempre ha hecho que en el evento se tengan precios competitivos”, resalta el directivo de Ifema.

Las empresas ofrecerán descuentos y condiciones especiales de financiación, a lo que se suma la posibilidad de probar los vehículos en el circuito exterior de Ifema, y todos los servicios necesarios que permitirán al visitante la entrega prácticamente inmediata de la unidad. “Los precios de los coches nuevos suelen ser disuasorios, sin embargo, en el mercado de vehículos de ocasión pueden encontrarse muy buenas condiciones,”, resalta Moneo.

TÜV SÜD, una empresa de origen alemán especializada en certificación y auditorías, será la encargada de la revisión de todos los vehículos del salón. Su equipo, integrado por una treintena de profesionales, no solo llevarán a cabo todas las inspecciones necesarias para comprobar que todas las unidades cumplen con los estándares de calidad, sino que también controlarán su acceso a los pabellones.

Los profesionales realizan su trabajo con la ayuda de una aplicación instalada en un smartphone que a su vez genera un código QR. Dicho código es impreso con un distintivo adhesivo junto con la matrícula para posteriormente escanearlo y controlar los accesos al pabellón. Con un proceso 100% digital, “se busca generar confianza y tranquilidad a todos los asistentes y posibles compradores en este mercado al alza”, dice el director de la feria.

Además, durante la feria, Ganvam pondrá a disposición de los vendedores y compradores la posibilidad de descargar el Informe de Vehículo de la Dirección General de Tráfico (DGT) para certificar la información administrativa de los coches expuestos, apoyando la transparencia y la trazabilidad del vehículo. “Es un mercado que en los últimos años ha evolucionado hasta tener un nivel de profesionalización elevado”, concluye Sánchez.

¿Qué mirar en el momento de comprar?

En el mercado de coches de segunda mano pueden encontrarse unidades de hasta más de 15 años. “No en el Salón del Vehículo de Ocasión”, advierte David Moneo, responsable del área de Motor organizados por Ifema. “La antigüedad de los coches del evento no sobrepasa los cuatro, además vienen con todos los mantenimientos realizados, las revisiones y apenas un problema mecánico”, añade. Pero como dice el refranero: “El diablo está en los detalles”.

Es por ello que Moneo recomienda averiguar toda la información posible respecto al pasado de la unidad. Quizás lo más importante es revisar el estado del motor y preguntar si el vehículo tuvo algún tipo de accidente. También es preciso examinar los neumáticos y el interior que siempre denotan el uso que se le ha dado. “Un desgaste excesivo indica un uso poco racional”, argumenta Moneo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >