Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

MásMóvil vuelve a beneficios tras digerir la compra de Yoigo

El operador ganó 71 millones de euros y sumó 2,3 millones de clientes en 2018

Un usuario de la compañía telefónica comprueba sus tarifas.
Un usuario de la compañía telefónica comprueba sus tarifas.

El operador de telecomunicaciones MásMóvil registró un beneficio neto de 71 millones de euros en 2018 frente a las pérdidas netas de 102,8 millones de euros registradas en 2017, una vez digerido el impacto de la compra de Yoigo que le causó los números rojos en el ejercicio anterior, según informó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

MásMóvil ha superado todos los objetivos previstos en su plan de negocio. los ingresos totales de MásMóvil crecieron un 12% en 2018 hasta los 1.415 millones de euros, de los que 1.007 millones fueron ingresos por servicios fueron de 1.183 millones de euros, un 17,5% más.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) ha cerrado en 330 millones de euros, un 39% más que el obtenido el año pasado, y el margen de Ebitda recurrente durante 2018 se situó en el 23%, un 39% más que el obtenido el año pasado.

Clientes

El grupo cerró 2018 con 7,8 millones de clientes, 2,3 millones más (+41%) que el año pasado, de los cuales, cerca de 7 millones son de móvil un millón de banda ancha fija, a través de todas sus marcas (MásMóvil, Pepephone, Yoigo, Llamaya y Lebara)

Del total de clientes de telefonía móvil, 4,8 millones corresponden a clientes de postpago, un 23% más que el año pasado y 2 millones a clientes de prepago, incluyendo la incorporación al grupo de la marca Lebara.

En el último trimestre del año, la compañía aceleró su ritmo de captación con la incorporación de 373.000 clientes entre postpago móvil -240.000- y banda ancha fija -133.000-, siendo uno de los mejores trimestres en captación de la historia del grupo.

En cuanto al negocio de banda ancha fija, MásMóvil contaba a finales de 2018 con un millón de clientes, multiplicando por dos la cifra con la que cerró el año anterior. En la actualidad, cerca del 70% del total de los clientes son de fibra óptica y más del 80% de los nuevos clientes son captados a través de esta tecnología.

Durante el año pasado, el grupo invirtió un total de 525 millones de euros dedicados, principalmente, al desarrollo de su red de fibra en la que invirtió un total de 285 millones, dedicados a soportar su crecimiento en clientes, al desarrollo de proyectos estratégicos, así como a la adquisición de espectro 5G.

Previsiones para 2019

De cara a 2019, MásMóvil prevé que los ingresos por servicios crezcan un 22% hasta 1.445 millones de euros, mientras que el Ebitda ajustado se sitúe en 450 millones, un 36% más. El margen de Ebitda alcanzará el 27%, frente al 23% de 2018. La teleco estima generar un flujo de caja libre operativo antes de capex de casi 300 millones.

Para 2020, MásMóvil prevé una cifra de ingresos totales en el rango entre 1.825 y 1.875 millones, con un Ebitda ajustado de 550 millones, y un margen del 29%. El capex alcanzará los 360 millones.

Euskaltel gana 62,8 millones

Sede de Euskaltel.
Sede de Euskaltel.

Euskaltel ha cerrado 2018 con cifra récord de beneficios al alcanzar un resultado neto de 62,8 millones, lo que supone un 26,6% más que en el año anterior. El operador ha alcanzado el pasado año los 691,6 millones de euros de ingresos, con un incremento del 11,2% con respecto a doce meses antes. Su margen Ebitda ha ganado 42 puntos básicos en el ejercicio 2018, hasta situarse en un 48,6% de los ingresos.

El consejo de administración del grupo, integrado por Euskaltel, R y Telecable, ha propuesto un dividendo final de 0,31 euros por acción con cargo a los resultados de 2018, en base al beneficio neto obtenido, que deberá ser aprobado por la próxima reunión de la Junta General de Accionistas. Este dividendo supone una rentabilidad del 4,2% ponderado sobre el precio medio de la acción en 2018 y un 11,5% más que el abonado hace un año.

Por tipo de productos, el operador sumó 43.300 nuevas líneas en el segmento de telefonía móvil, hasta alcanzar las 958.000 líneas a cierre del ejercicio. El servicio de televisión gana 23.000 clientes y asciende a 417.000 clientes, y los productos de banda ancha contratados superan los 497.000, tras crecer en 8.500 durante el año.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >