Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Bolsas mundiales se tiñen de rojo por Navidad por las incertidumbres políticas y económicas en EE UU

Wall Street vivió la peor Nochebuena de su historia con una caída del 2,91%, y Tokio se desploma un 5%

Las Bolsas mundiales se tiñeron de rojo en la víspera de la Navidad, arrastradas por Wall Street, que vivió la peor Nochebuena de su historia, víctima de las incertidumbres políticas y económicas en Estados Unidos como consecuencia de las críticas de Donald Trump a la Reserva Federal por la subida de los tipos de interés. El Dow Jones, el principal indicador de la bolsa neoyorquina, descendió un 2,91% el día 24. La Bolsa de Tokio, una de las pocas que abre el día de Navidad, recibió hoy el contagio y se desplomó un 5%, su peor registro en dos años.

Cartel que refleja las fuertes caídas en la Bolsa de Tokio en el dia de Navidad. En vídeo, Trump acusa a la Reserva Federal de los problemas de la economía estadounidense. EFE | Vídeo: Reuters

Las críticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la Reserva Federal (Fed) por la subida de los tipos de interés y el cierre parcial del Gobierno estadounidense por falta de un acuerdo presupuestario entre los republicanos y los demócratas volvieron a avivar el desbarajuste de los mercados mundiales. Pese a que solo operó hasta media sesión por ser víspera de Navidad, el Dow Jones retrocedió el lunes 653,17 puntos, hasta los 21.792,2, mientras que el selectivo S&P 500 bajó un 2,71% o 65,52 unidades, hasta 2.351,1, y el índice compuesto del mercado tecnológico Nasdaq perdió un 2,21% o 140,08 enteros, hasta los 6.192.

De nada sirvió que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, convocara el pasado fin de semana a los principales banqueros del país ante el retroceso del mercado bursátil, incluidos Bank of America, Citigroup y JPMorgan Chase. Según un comunicado del Tesoro, todos los directivos coincidieron en que tienen “amplia liquidez disponible para hacer préstamos a los consumidores, los mercados financieros, y otras operaciones de mercado”. Pero algunos analistas temen que la reunión tuviera el efecto contrario al que perseguía e infundara más temor a los inversores en vez de tranquilizarles.

Todos los sectores económicos terminaron el lunes en rojo, y destacaron por sus pérdidas el sector de servicios públicos (-4,26%), el energético (-4,02%), el inmobiliario (-3,72%), el industrial (-3,14%) y el de bienes esenciales (-2,98%).

Wall Street se desplomó en lo que ha sido su peor víspera de Navidad de toda la historia, que llevó al S&P 500 a sumarse al mercado bajista y un Dow Jones por debajo de los 22.000 puntos. Se considera mercado bajista cuando se registra una caída del 20% o más desde el máximo más reciente.

Hay mucho nerviosismo en los mercados, pero también en la Casa Blanca, desde donde el presidente Trump echa la culpa al presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, después de presumir que bajo su mandato los mercados no paraban de ganar dinero.

Trump volvió a insistir hoy que “el único problema” de la economía estadounidense es la Fed porque ese organismo “no tiene tacto con el mercado” y tampoco “entiende” las disputas comerciales en las que está inmerso el país. "Están subiendo las tasas de interés demasiado rápidamente porque creen que la economía está muy bien. Pero yo creo que lo entenderán muy pronto", ha manifestado Trump durante un encuentro con medios de comunicación en el Despacho Oval.

Lo cierto es que, según los analistas de Wall Street, hay temor a la desaceleración de la economía mundial —el petróleo de Texas también baja en picado— y a la inestabilidad política derivada del tercer día consecutivo del cierre de la Administración de Estados Unidos.

Los 30 valores del Dow Jones acabaron en zona roja, con Nike (-5,90 %) encabezando las pérdidas, por delante de Microsoft (-4,17 %), Johnson & Johnson (-4,10 %), Procter & Gamble (-3,97 %) y United Technologies (-3,88%).

Caída de Tokio

La mala racha de Wall Street arrastró a los mercados asiáticos. La Bolsa de Tokio registró hoy la peor caída en dos años de su principal indicador, el Nikkei, un índice que incluye a los 225 títulos más representativos del mercado, que cayó hoy un 5,01% o 1.010,45 puntos, hasta 19.155,7 enteros, el nivel más bajo desde el 25 de abril del año pasado, y el retroceso más pronunciado en una sola jornada desde el 5,36% que perdió el 9 de noviembre de 2016.

Además del contagio estadounidense, también se notaron los riesgos que puede representar para el consumo nipón el aumento del IVA a partir de octubre próximo, aunque desde el Gobierno de Shinzo Abe se intentó restar motivos nacionales a la caída bursátil.

Los de Tokio y los de Shanghái, que cedió un 0,88%, son los únicos grandes mercados bursátiles de la región que operaron hoy. El parqué tokiota completará su última jornada de este año el viernes, y no reabrirá hasta el 4 de enero por el descanso anual del parqué del Año Nuevo.

Ibex 35

Por su parte, el principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, perdió el lunes día 24 un 0,89% y, por primera vez desde agosto de 2016, terminó por debajo del nivel de los 8.500 puntos, por las dudas de los inversores sobre el futuro de la economía mundial.

En una jornada semifestiva para la Bolsa española —que echó el cierre a las 14 horas del lunes y volverá a abrir mañana, jueves— , el Ibex restó 76,20 puntos, hasta 8.480,6 puntos, con lo que las pérdidas anuales se amplían al 15,56%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >