Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solvia estima que en 2018 se comprarán 570.000 casas

Los precios subirán entre un 4% y un 5% según Bankinter, que avisa de que incrementos del 10% son poco acordes con un mercado que tenga continuidad

Un pareja se interesa por una promoción en una feria inmobiliaria.
Un pareja se interesa por una promoción en una feria inmobiliaria.

El año cerrará con más ventas de viviendas y precios más altos. Es el pronóstico de la firma Solvia, que para 2018 calcula que se van a superar las 570.000 transacciones, un 7,2% por encima de las registradas el año anterior. También Bankinter prevé que el mercado inmobiliario mantenga su fase de expansión en oferta, demanda y precios tanto durante este año como en el siguiente. Según sus previsiones, el crecimiento del empleo, el atractivo de la vivienda como inversión y los reducidos costes de financiación harán que la demanda residencial crezca hasta un volumen cercano a 540.000 viviendas en 2018 y a 580.000 unidades en 2019, frente a las 464.423 operaciones de 2017.

Respecto a los precios, Solvia también estima que subirán un 6,1% en 2018, con lo que el valor de los inmuebles se recuperará un 16,6% desde los mínimos registrados en 2013 y mostrará una evolución positiva en toda España, pero lejos todavía de los máximos históricos marcados en 2007. Más conservador es Bankinter, que calcula que la notable aceleración de los precios en la primera mitad de 2018 se moderará a medida que los ratios de esfuerzo financiero se endurezcan. No obstante, considera que la solidez de la demanda, la oferta limitada en las áreas consolidadas y el repunte de los alquileres presionarán al alza el precio medio por metro cuadrado entorno a un 4% o 5%, aunque el aumento podría ser superior en las grandes ciudades.

Solvia prevé un incremento del 7,1% en el valor medio de la vivienda en Madrid, mientras que en Cataluña espera un avance del 10,5%. No obstante, Bankinter alerta de que incrementos persistentes cercanos al 10% son poco acordes con un ciclo expansivo que tenga continuidad y en zonas periféricas pueden constituir un riesgo de sobreprecios en el mercado. Para Comunidad Valenciana y Murcia, calcula que el importe medio subirá un 5,4% y en Andalucía pronostica un aumento del 5,3%. La previsión para Islas Baleares y Canarias contempla un alza del 8,9% en el precio medio de los inmuebles, que se situará en el 4,9% en el caso de la zona Centro y Norte de la Península.

Por otro lado, el servicer destaca que desde los mínimos registrados en 2013 las operaciones de compraventa de vivienda entre particulares han aumentado un 140%, impulsadas por la mejora en la coyuntura económica y el empleo, que han reactivado la demanda de vivienda. Las transacciones entre particulares, apunta, suponen ya el 74% de todas las operaciones, una tendencia que se mantendrá en los próximos años. Este dinamismo entre particulares es el que ha propiciado el despertar del sector de la intermediación residencial, que presenta un volumen de negocio estimado en 1.200 millones de euros.

Aunque todavía es un sector muy fragmentado, tenderá a la concentración en grandes plataformas con un alto número de viviendas disponibles, que aprovechen el valor diferencial que aportan la tecnología y el marketing. El estudio de Solvia refleja que, a diferencia de otros países, en España tan solo son intermediadas por una agencia inmobiliaria un 65% de las operaciones, con una comisión media del 4% sobre el importe de venta de la vivienda. Más del 60% de estas agencias funciona en régimen de franquicia. Actualmente existen más de 70 franquicias inmobiliarias, de las que solo 16 firmas tienen más de 50 puntos de venta operativos