Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siemens negocia una alianza con Alstom

El grupo industrial alemán podría incluso tomar el control del fabricante de trenes francés

La entrada a las oficinas centrales de Siemens en Múnich.
La entrada a las oficinas centrales de Siemens en Múnich. AP

El grupo industrial francés Alstom ha confirmado que negocia una “posible unión” con la alemana Siemens que, según informaba el diario Le Monde, podría quedarse con hasta un 50% de su capital o más en una operación que se encuentra en un estado “avanzado”. El rotativo francés indicó que la alianza, que crearía un gigante ferroviario de 15.000 millones de facturación, podría anunciarse el próximo martes, cuando está programado un consejo de administración de Alstom, y sólo dos días después de las elecciones en Alemania.

La idea sería que el grupo francés aportara sus negocios ferroviarios, lo que incluiría los trenes pero también la señalización, valorados en unos 7.000 millones. A cambio, Siemens entraría en el capital de Alstom mediante una ampliación de capital de la francesa que le estaría reservada, lo que, según la prima que se acabara fijando, supondría un porcentaje de acciones entre el 45 % y el 50% o incluso más. Si se diera esta última hipótesis, entonces se plantearía si Siemens tiene que lanzar una opa sobre el resto del capital.

En octubre expiran los derechos de compra que Bouygues —primer accionista de Alstom con el 28,3%— concedió al Estado francés para comprarle entre el 15% y el 20%. Unas opciones que quiso el anterior Gobierno de Hollande para influir en una compañía con gran importancia industrial y fabricante del tren de alta velocidad (TGV).

Según Le Monde, las autoridades francesas se esforzarán por obtener garantías de Siemens sobre el mantenimiento en Francia de los centros de decisión y de I+D. También sobre los niveles de actividad y empleo en las factorías.

La alianza con el gigante alemán, que hace unas semanas parecía preferir al canadiense Bombardier, se encuadra en un sector ferroviario marcado por la fusión que en 2015 creó el gigante CRRC, que se está llevando muchas de las licitaciones abiertas por todo el mundo.