Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

A por la ‘Champions’ económica

El Real Madrid, que ha perdido el título del equipo más rico, intentará rentabilizar sus éxitos deportivos para arrebatar el liderazgo al Manchester United, aupado al primer puesto por su exitosa estrategia comercial

El capital del Real Madrid, Sergio Ramos, alza la copa tras ganar la final de la Champions League.
El capital del Real Madrid, Sergio Ramos, alza la copa tras ganar la final de la Champions League.

El próximo 8 de agosto se celebrará en Skopje la Supercopa de Europa. En la capital de Macedonia se enfrentarán el ganador de la Champions League (Real Madrid) y el vencedor de la Europa League (Manchester United). El duelo entre merengues y diablos rojos vas más allá del terreno de juego. Se dirime también quién es el club de fútbol más rico del planeta. Los ingresos extra que generará el duodécimo entorchado continental acercarán al Madrid a recuperar el centro que ha tenido durante años. Pero no lo tendrá fácil. El Manchester ha escalado a la primera posición sin jugar la Champions y la próxima temporada sí disputará la máxima competición europea lo que le dará todavía más oxígeno económico a su división de marketing, que es la que marca la diferencia con las finanzas del resto de equipos.

¿Cómo se mide la riqueza de un club deportivo? Solo un recudido grupo de equipos (24) cotizan en Bolsa, por lo que no se puede hacer un ranking por capitalización. Sin embargo, KPMG ha desarrollado una ratio que permite establecer un escalafón. La empresa de servicios profesionales usa el concepto de Enterprise Value (EV) que, partiendo de los ingresos que obtiene cada institución, usa un algoritmo basado en diferentes conceptos (rentabilidad, popularidad, potencial deportivo, derechos de televisión, si es propietario o no del estadio) para obtener una valoración. Tras compartir el primer lugar en 2016 con el Real Madrid, el Manchester United se ha encaramado a la primera posición en solitario en el estudio de este año (publicado a finales de mayo), con una tasación de 3.095 millones de euros, un 7% más que un año antes. El segundo puesto es para el club presidido por Florentino Pérez, cuya valoración mejoró un 2% hasta los 2.976 millones, seguido por el Barcelona (2.765 millones).

“El club entrenado por José Mourinho es el primero que supera en la historia la barrera de los 3.000 millones de euros de valoración. A pesar de quedar fuera de la Champions, el Manchester sigue logrando un gran rendimiento fuera de los terrenos de juego”, destaca Andrea Sartori, socio de KPMG y responsable del informe.

El negocio del fútbol continúa firme a pesar del entorno económico volátil. La valoración conjunta de los 32 equipos más ricos de Europa creció un 14% durante la temporada 2015-2016, según los datos de la consultora, hasta alcanzar los 29.883 millones. Solo tres de los equipos analizados (Ajax, Lazio y Olympique de Marsella) vieron cómo su tasación disminuía.

Un problema añadido para que el Real Madrid o el Barcelona vuelvan a ser los clubes más ricos del mundo radica en los ingresos por televisión. La temporada pasada la Premier League inglesa reforzó su dominio en la tabla económica y sus clubes aportan el 40% de la valoración total. “Como se ha firmado un nuevo acuerdo televisivo, la posición de dominio es probable que se acentúe en los próximos años”, advierten desde KPMG. En Inglaterra los equipos se han asegurado unos ingresos por derechos de imagen próximos a los 2.000 millones de euros por año en el periodo 2016-2019, mientras que en la Liga española la cifra es aproximadamente la mitad. No obstante, en la Premier el reparto de los derechos de televisión se hace de una forma más equitativa, mientras que en España el Madrid y el Barcelona son los grandes beneficiados, lo que compensa la mayor cifra televisiva conjunta que se abona en Reino Unido.

Esta semana la revista Forbes ha publicado su lista con los equipos más valiosos del mundo, confirmando lo adelantado por KPMG. El Manchester ocupa el primer puesto tras cuatro años de dominio madridista. Los blancos caen al tercer puesto, superados por el Barcelona. “El regreso del Manchester a lo más alto es un ejemplo del valor de la marca y de su visión comercial”, explica Mike Ozanian, de Forbes.

Origen de los ingresos

Los ingresos por patrocinio, camisetas y demás artículos relacionados con la institución son la clave del éxito del Manchester United. Deloitte publica desde hace 20 años un informe (Football Money League) en el que analiza las finanzas de los clubes más poderosos. En su último estudio (enero de 2017), los diablos rojos se situaban en primera posición en la lista de ingresos por primera vez desde la temporada 2003/04 con 689 millones de euros. Por su parte el Real Madrid, que era líder el año anterior, pierde dos puestos (620,1 millones), mientras el Barcelona conserva la segunda posición (620,2 millones).

“El fenomenal crecimiento de los ingresos, particularmente en el área comercial, ha compensado el impacto de los malos resultados deportivos del Manchester”, explica Deloitte. El United es líder en ingresos comerciales (suponen el 53% de sus ventas totales) gracias sobre todo a los megacontratos que tiene con sus patrocinadores (Adidas y Chevrolet), también es primero en facturación por la venta de entradas (137 millones, el 20% de sus ingresos), mientras que solo ocupa el séptimo lugar en derechos televisivos (187 millones, el 27%). El Barcelona se mantiene en los puestos de arriba, aunque no lidera ninguna categoría (tercero en TV y cuarto en taquilla y marketing). Por su parte, el Madrid es líder en derechos de imagen (227 millones), tercero en venta de entradas, pero cae hasta el quinto puesto en el aspecto comercial. Deloitte cree que el reciente contrato del club blanco con Adidas, valorado en 1.000 millones, será un espaldarazo a sus finanzas.