Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ramiro Mato / Responsable en España de BNP Paribas, banco colaborador del Spain Investors Day

“Hay que luchar, pero es difícil que Madrid sea la próxima ‘city’ europea”

Ramiro Mato, en la sede de BNP Paribas en España
Ramiro Mato, en la sede de BNP Paribas en España

La VII edición del foro financiero Spain Investors Day (SID) reunirá en Madrid a las grandes empresas cotizadas españolas y los inversores internacionales los próximos 10 y 11 de enero de 2007. Ramiro Mato ha estado ligado a este evento desde su creación ya que es el responsable en España BNP Paribas, la entidad encargada de hacer la convocatoria de los inversores.

Pregunta. ¿Cómo se presenta esta edición del SID?

Respuesta. Hay bastante interés por parte de los inversores. En primer lugar porque, a diferencia del pasado año, hay menos incertidumbre política porque tenemos gobierno. Además, España sigue creciendo por encima de la media europea y nuestras compañías están haciéndolo bien tanto en la generación de beneficios como en su proceso de internacionalización.

P. ¿Están notado más demanda de asistencia por el hecho de que se haya formado gobierno?

R. El hecho de que haya gobierno es un factor positivo. Además, será interesante para los inversores conocer de primera mano de algunos de los responsables del Ejecutivo que van a participar cómo se presenta la legislatura y como están siendo las negociaciones con otros grupos.

P. ¿Se han perdido muchas inversiones en España en el último año por la inestabilidad política ?

R. No sé si eso ha llegado a ocurrir en la Bolsa, pero en el sector inmobiliario sí que algunos inversores han pospuesto sus decisiones. Toda incertidumbre, lógicamente, ralentiza la toma de decisiones. Sin embargo, durante este periodo también se han producido operaciones importantes como la venta de Quirón o las desinversiones de los accionistas de Gas Natural.

P. Debido a que esa incertidumbre se ha atenuado, ¿cree que asistiremos ahora a un boom en los movimientos corporativos?

R. Tanto como un boom, no lo creo. Lo que sí es cierto es que hay un listado importante de empresas que están planteando su salida a Bolsa durante el primer semestre de 2017. Ahí estar los casos de Gestamp, Prosegur Cash, Neinor... En cuanto a fusiones y adquisiciones, también creo que asistiremos a una mayor concentración en determinados sectores.

P. ¿Está barata la Bolsa española?

“La estabilidad política hace que haya más interés de los inversores internacionales”

R. El escenario macro es positivo. España cerrará el año con un buen crecimiento y en 2017 seguirá haciéndolo mejor que Europa. Además, creemos que los beneficios empresariales, aunque no mucho, sí que van a mejorar. La Bolsa europea está ahora más barata por valoración que la EE UU. Por eso, aunque creemos que EE UU tendrá un crecimiento económico importante, apostamos más por la renta variable europea. En el caso de la Bolsa española, sí vemos factible una revalorización del 10%.

P. España crece más que sus vecinos. Sin embargo, la Bolsa local lleva una larga época haciéndolo peor que sus homólogas. ¿Por qué?

R. España ha sufrido la inestabilidad política y la falta de gobierno. Además, la Bolsa también se ha visto penalizada por la incertidumbre en Italia ya que los inversores a menudo nos compara. Sin embargo, creo que el crecimiento económico y la internacionalización de las empresas terminará dando sus frutos.

P. Latinoamérica ejerce de catalizador en ocasiones y otras veces es el mayor lastre del mercado español. ¿Qué previsiones tienen para la región?

R. Depende mucho de qué país hablemos. En Venezuela, por ejemplo, seguimos teniendo una visión pesimista, aunque su caso no afecta mucho a la región. En cambio, somos más positivos con Brasil: la situación económica se va enderezando y hay muchas empresas extranjeras mirando operaciones allí. También vemos bien a Colombia, Chile y Perú. México, en cambio, es la gran incógnita debido a las incertidumbres comerciales que se han abierto con la victoria de Donald Trump en EE UU.

P. ¿Qué es lo que más valoran los inversores internacionales de las empresas españolas?

R. Su salida al exterior, la búsqueda de nuevos mercados. También destacan la competitividad laboral. Somos más baratos que Europa en costes laborales. También valoran que el Gobierno tomara medidas para dar estabilidad al sector financiero adelantándose a otros países como Italia.

P. Sin embargo, todavía quedan temas pendientes en el sector financiero español. ¿Cómo cree que va a terminar la reestructuración?

“Nos gusta más la Bolsa europea que la de EE UU. El Ibex tiene potencial para subir un 10%”

R. Es complicado de saber. El mayor problema ahora es la rentabilidad. El sector está bien capitalizado, pero con estos tipos de interés tan bajos es muy difícil ganar dinero.

P. ¿Cómo cree que terminará la crisis del Popular? ¿Y la venta de Bankia?

R. La acción del Popular ha reaccionado bien a los nuevos anuncios. Para la entidad es muy importante la segregación de su negocio inmobiliario, pero creo es una operación bastante difícil de llevar a cabo por la estrcutura de la misma. Con el banco pueden darse diferentes escenarios, veo que puede mantenerse independiente o fusionarse con otra entidad, principalmente española. En cuanto a Bankia, sus gestores tienen un calendario de desinversiones, pero no veo difícil que se puedan reunir con el BCE para pedirle una prórroga de los plazos. Si el precio de la acción recupera los niveles de la última desinversión es posible que el Frob decida poner a la venta un nuevo paquete de acciones. Yo creo que el banco se encaminará a una futura privatización.

P. ¿Cree que Madrid tiene opciones de captar a aquellas entidades financieras que decidan marcharse de Londres por el Brexit’?

R. Todavía es pronto para saber qué va a pasar con el Brexit. Hay que luchar por ello, pero desde luego el camino no va a ser fácil. España tiene bazas a su favor como unas buenas infraestructuras, una interesante oferta de oficinas, un clima agradable. Sería buenísimo que alguno de los entes supervisores internacionales viniera a Madrid. Pero de ahí a decir que la ciudad será la nueva city europea lo veo más difícil.

P. ¿Va a ser este su último SID?

R. Espero que no. Todas las entidades tenemos planes de sucesión, pero yo me encuentro todavía en forma y no tengo ninguan presión por dejar mi puesto. Es verdad que en algún momento hay que dejar paso a gente más jove, pero sí le puedo decir que en 2017 continuaré en el banco.