Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Emprendedores

Transporte marítimo de puerta a puerta

Transporte marítimo de puerta a puerta

Un transitario, también conocido en Latinoamérica como agencia de carga, es una persona física o jurídica que presta servicios, de intermediación en el transporte internacional de mercancías. Actúa entre el exportador (o importador) y las compañías de transporte. Este es el modelo de negocio de iContainers, la empresa creada y dirigida por Iván Tintoré. Pero iContainers ha dado un paso más: ser pionera en el mundo en el establecimiento de un nuevo estándar en la contratación y prestación de los servicios logísticos que elimina las complejidades y disfunciones que caracterizan a la cadena tradicional de transporte. Esto, como explica Iván Tintoré, supone un modo de contratar un contenedor para el transporte marítimo “similar al de eDreams en el negocio de billetes de avión”.

“Permite buscar, comparar y contratar, a través de Internet, contenedores para transporte marítimo internacional y carga aérea. Incluye cotizaciones online en tiempo real de las principales navieras y la posibilidad de seguir la situación de los envíos”, explica. Resumiendo, facilitan a todo aquel que necesite realizar un transporte marítimo de carga, dos datos que son de vital importancia para un cliente a la hora de decidirse. Esto es, cuánto tiempo necesito para la operación y cuánto me va a costar .“Esto es lo que ofrecemos a nuestros clientes, comparando entre 250.000 tarifas distintas”, dice el emprendedor.

Que Tintoré haya acabado presidiendo una compañía perteneciente al transporte marítimo es de todo menos casual, porque pertenece a un familia que desde el año 1852 está presente en el transporte marítimo. Primero fue la Línea de Vapores Tintoré que, antes de la Primera Guerra Mundial, pasó a llamarse Trasmediterránea. Fue la experiencia familiar en el negocio de trasladar personas y cargas a través del mar de la que surgiría Metropolitana de Aduanas y Transportes (Maitsa), antecedente de iContainers.

Un buen ejemplo

Iván llevaba un tiempo trabajando en Maitsa, la empresa familiar, cuando reflexionando con su socio, Carlos Hernández, se preguntaron por qué no se le había ocurrido a nadie aplicar el modelo de una agencia de viajes online al transporte de contenedores. “Y es que no inventamos nada: montar una web en la que puedas ver unos precios; puedas hacer un booking; y puedas seguir donde está la carga. Así nacimos”, dice. “Que esto no se hiciera hasta ahora se debe a que nuestro sector va un poco retrasado, aunque esto nos dio la oportunidad de poder copiar las mejores experiencias de otros sectores, como viajes u hoteles”, añade.

iContainers da trabajo a 45 personas y facturó 7,5 millones de euros en 2015. Desde España y Estados Unidos, la empresa ayuda a los clientes a importar y exportar mercancías. “Escribes en nuestra plataforma cualquier código postal de EE UU y la herramienta busca los tres transportistas que ofrecen la mejor tarifa. Luego, calcula el precio del transporte con una naviera desde el puerto seco al puerto de destino”. Además, operan en India, Emiratos Árabes Unidos, Taiwán, y están empezando en el puerto de Rotterdam. “Queremos estar en los ocho principales puertos de mercancías y prestar un servicio de puerta a puerta online”.

Un motor económico

El transporte marítimo internacional, el negocio en el que se mueve iContainers, representa alrededor del 90% del comercio mundial de mercancías. Se trata del sistema de transporte internacional más eficiente y rentable para la mayoría de las mercancías y además puede considerarse el más seguro. A diferencia del transporte aéreo, el transporte por carretera o el ferroviario, el marítimo permite enviar grandes cantidades de mercancías a un coste muy reducido. Hay más de 50.000 buques mercantes transportando todo tipo de carga. La flota mundial se ha registrado en más de 150 países y está tripulada por más de un millón de profesionales de casi todas las nacionalidades, según un artículo publicado por la Fundación Universia, que promociona la actividad del Instituto Marítimo Español.
La Organización Marítima Internacional (OMI), perteneciente a Naciones Unidas, sostiene que el transporte marítimo es la única vía posible para sostener el comercio y la economía mundiales, por lo que es preciso aumentar la percepción y valoración del público en general respecto a los sectores marítimo-portuarios.
El sector marítimo en España cuenta con más de 460.000 empleos directos, un valor añadido bruto de 27.000 millones de euros, una producción de 52.000 millones y un peso sobre el valor añadido bruto nacional del 3,24%. Si se tienen en cuenta el efecto directo, indirecto y el inducido, el impacto de este sector a la economía nacional se traduce en 1,3 millones de empleos, 68.000 millones de euros de aportación de valor añadido bruto, una producción de 186.000 millones y un peso sobre el valor añadido bruto nacional del 7,2%, lo que le sitúa como el tercer sector económico más importante del país, con un importante efecto multiplicador, ya que por cada euro de gasto genera 2,5 euros, y por cada empleo, 2,8 puestos de trabajo, según datos del Clúster Marítimo Español (CME).