Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa de Turquía cae un 7% en la primera sesión después del golpe

La lira se recupera un 1,6% y recorta la depreciación que había registrado el viernes pasado

Billete de 20 liras turcas.
Billete de 20 liras turcas. Reuters

La lira sube un 1,6% contra el dólar en la sesión del lunes y recorta la depreciación que había registrado el viernes pasado. Dos horas antes de que la moneda turca dejara de cotizar por el fin de semana, estalló el levantamiento militar contra el gobierno de Recep Tayyip Erdogán. La lira cerró con una caída del 4,6%, la mayor bajada diaria desde 2008. La Bolsa ya estaba cerrada cuando comenzó el golpe de Estado fallido y no sufrió el impacto en ese momento. Este lunes, las acciones y los bonos se desploman en Estambul.

La moneda turca cotiza a las 20.30, hora de Estambul, a 2,97 tras haber cerrado a 3,01 el viernes. El índice Borsa Istambul 100 ha finalizado con una bajada de 7,1% y el rendimiento del bono a 10 años ha subido 54 puntos básicos, la mayor alza en más de tres años, hasta el 9,43%.

El gobierno turco no va a intervenir para sostener el valor de la lira, anunció el domingo el viceprimer ministro Mehmet Şimşek. "Vamos a dejar que los precios se ajusten". Pero aclaró que va a seguir de cerca la evolución de la economía: "Solo actuaremos si consideramos que los mercados necesitan ayuda para funcionar adecuadamente". El banco central, no obstante, ha anunciado que proveerá de liquidez ilimitada a los bancos y que reducirá a cero el tipo de interés para las operaciones intradiarias. 

“Parece que habrá volatilidad en los precios durante algún tiempo, pero al final los inversores verán en esto una oportunidad de compra”, ha explicado al Financial Times Tatha Ghose, analista de Commerzbank AG. “La principal pregunta para los inversores es si habrá un impacto en la prima de riesgo de largo plazo, o no”, ha concluido.

El banco de inversión Goldma Sachs ha empeorado sus proyecciones sobre la lira después del fin de semana, ha informado la agencia Bloomberg. Prevé que la moneda se devalúe hasta un 3,10 por dólar en los próximos tres meses. Su proyección anterior era de 2,95. “A pesar de que el nivel de incertidumbre se ha reducido tras el fracaso del golpe de Estado, y un nuevo levantamiento parece improbable, el nivel de riesgo político permanecerá elevado y, por lo tanto, tendrá consecuencias económicas”, escribió en un informe Clemens Grafe, un economista de Goldman Sachs en Moscú.

Impacto en el turismo

Las compañías relacionadas con el sector turístico sufrieron el mayor impacto en Bolsa. Las acciones del operador aeroportuario TAV han caído un 17,3%, mientras que las de la compañía aérea Turkish Airlines han bajado un 12,6%. Salman Ahmed, ejecutivo del banco suizo Lombard Odier, ha explicado a la BBC que considera que estos activos van a mantenerse a niveles bajos por el aumento de la inestabilidad política del país.

El número de turistas que visitaron Turquía en el mes de mayo se redujo un 35% con respecto al mismo mes del año anterior, según datos oficiales. El gobierno turco esperaba que el PIB creciera un 4,5% este año, aunque Şimşek reconoce que la contracción del turismo puede restar un 0,5% a estas proyecciones. El Banco Mundial calcula que el país crecerá un 3,5% en 2016.

Las empresas españolas trabajan con normalidad

F.U., Madrid

Las empresas españolas con negocios en Turquía trabajan con normalidad tras el intento de golpe de Estado, ha informado Efe este lunes. Algunas, como BBVA y Acerinox, aseguran que continuarán en el país.

BBVA es el banco con mayor exposición al mercado turco, ha señalado Deutsche Bank. Las acciones de la compañía han liderado las caídas en el IBEX 35 con una bajada de -2,81%. BBVA posee el 39,9 % de Garanti, el segundo mayor banco privado de Turquía, con un volumen de activos de 90.000 millones y 13 millones de clientes. A pesar de la inestabilidad política, BBVA reitera que seguirá en el país porque su compromiso es "a largo plazo".

La aseguradora Mapfre es otra empresa española con una presencia importante en Turquía. Está presente desde 1987 en el negocio reasegurador turco.En 2007 ingresó en el de seguros, tras la compra de la compañía Genel Sigorta. El volumen de negocio al cierre de 2015 fue de 819 millones de euros. Mapfre confía en que el país recuperará la tranquilidad en las próximas semanas.

Más información