Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESTUDIO DE CBRE

España demandará 180.000 casas nuevas hasta 2025

Una de cada siete viviendas se construirán en la Comunidad de Madrid

Viviendas en construcción en el barrio de Valdebebas de Madrid.
Viviendas en construcción en el barrio de Valdebebas de Madrid.

A finales de año la sombra del stock de viviendas construidas en España sin vender habrá desaparecido. “Será muy localizado o de carácter técnico, lo que impulsará el inicio de nuevos desarrollos”. Esta es una de las conclusiones del análisis del mercado residencial español realizado por la consultora CBRE. Aclara que el stock todavía por absorber se refiere en su mayoría a vivienda construida con anterioridad a la crisis, y de este, cerca de un 30% no tiene mercado.

Esquilmado el principal escollo del mercado inmobiliario, la consultora calcula que la demanda potencial de vivienda nueva en España rondará las 180.000 unidades por año en el periodo comprendido entre 2016 y 2025. Una de cada siete se construirán en la Comunidad de Madrid, donde la demanda de nueva vivienda mostrará mayor intensidad que en el resto de regiones.

Actualmente, en la zona de Valdebebas se localiza un mayor número de promociones en marcha, en concreto 31. En el centro la actividad se concentra en la rehabilitación de edificios históricos para comercializar viviendas de lujo. En relación a los precios, el precio medio de vivienda nueva en la capital ronda los 3.000 euros por metro cuadrado, aunque los precios por distritos presentan una gran disparidad. Así, el precio de las nuevas promociones en el distrito de Salamanca puede alcanzar los 10.000 euros por metro cuadrado.

En este nuevo escenario planteado por la consultora, los fondos de inversión se están convirtiendo en los nuevos promotores, gracias a su liquidez y alentados por las expectativas de recuperación de la economía y la escasez de nueva vivienda en zonas con mayor demanda. Según CBRE, el perfil de estos fondos ha evolucionado rápidamente de oportunistas a value-added, apostando por la promoción o la rehabilitación de inmuebles. Además, y en vistas al potencial de construcción existente, los fondos pasarán paulatinamente a gestionar suelos en áreas urbanas, con el objetivo de obtener mayores retornos. La escasez de suelo finalista, que está haciendo que todos los promotores pugnen por los mismos solares en las zonas de mayor demanda, ha provocado que los fondos de inversión pongan el foco en la adquisición de suelo con gestión pendiente para la posterior producción de suelo finalista.

El informe destaca también el protagonismo de otros actores en el sector inmobiliario, como los servicers (la gran mayoría vendidos total o parcialmente a fondos de inversión extranjeros), las promotoras (algunas de ellas quebradas o reestructuradas durante la crisis), la Sareb y las Socimi.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información