Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La producción industrial, la inversión y el comercio de China se ralentizan en abril

La inversión inmobiliaria, en cambio, acelera su ritmo de crecimiento para situarse en un 7,2% en el agregado del primer trimestre

Viandantes junto al cartel de una oficina de intercambio divisas en Hong Kong (China). Ampliar foto
Viandantes junto al cartel de una oficina de intercambio divisas en Hong Kong (China). EFE

Los indicadores de producción industrial, inversión en activos fijos y de ventas al por menor de China, divulgados este sábado por la Oficina Nacional de Estadísticas, registraron en abril menores incrementos interanuales que en marzo.

En concreto, la producción industrial creció un 6% en el cuarto mes del año con respecto al mismo mes del año pasado, ocho décimas menos que en marzo, mientras que las ventas minoristas subieron un 10,1% interanual —sin que la agencia estadística china revelara su volumen total—, cuatro décimas menos que el mes anterior. Además, la inversión en activos fijos acumuló un alza del 10,5% en el primer cuatrimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2015, frente al ascenso interanual del 10,7% que exhibía al cierre del primer trimestre. Estas cifras, aun siendo elevadas, reflejan la tendencia a la desaceleración paulatina de la segunda economía mundial.

La inversión inmobiliaria, en cambio, aceleró su ritmo de crecimiento para situarse en un 7,2% en el agregado del primer trimestre respecto al mismo lapso del año pasado, un punto porcentual más que en el acumulado hasta marzo. Esta mejora, sustentada casi totalmente por las medidas de estímulo puestas en marcha por las autoridades del gigante asiático, sigue la tendencia de los últimos meses y se concentran, casi exclusivamente, en las grandes ciudades.

En la industria, los sectores automovilístico y tecnológico experimentaron sólidas expansiones de un 12,1% y un 8,3%, respectivamente, en términos interanuales, secundados por un alza del 6,9% en la industria. Sin embargo, la minería —en pleno declive del sector por los bajos precios de las materias primas en todo el mundo— se quedó casi en plano con un ligero ascenso del 0,1%, con lo que lastró la producción industrial china.

La Oficina Nacional de Estadísticas elabora el indicador de producción industrial con los datos aportados por las empresas con facturaciones anuales superiores a 20 millones de yuanes (2,7 millones de euros).