Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El conflicto ferroviario francés planea sobre la organización de la Eurocopa

La tercera huelga en dos meses impide este martes la circulación de más de la mitad de los trenes

La estación de tren de París, Francia, en la huelga de este martes
La estación de tren de París, Francia, en la huelga de este martes REUTERS

El tráfico ferroviario francés sufre hoy importantes perturbaciones. La huelga convocada por todos los sindicatos, la tercera en dos meses, ha dejado a casi la mitad de los trenes en las estaciones. La negociación del convenio colectivo que debe regir tras la liberalización del sector está detrás de esta nueva protesta. Las conversaciones continuarán durante todo el mes de mayo, lo que preludia un mes complicado que puede terminar afectando a la organización de la Eurocopa, que se juega en Francia entre el 10 de junio y el 10 de julio.

La posición de los sindicatos ferroviarios se ha endurecido. En las dos primeras huelgas del 9 y el 31 de marzo, solo una parte de los sindicatos convocaron la protesta. Esta vez todos están de acuerdo en llamar la atención sobre la modificación de las condiciones de trabajo que se pueden incorporar para favorecer la necesaria liberalización del sector, que permitirá la circulación en la red francesa de convoyes diferentes de los de la firma nacional SNCF.

Las previsiones de la propia SNCF para la huelga de 24 horas de este martes eran ya importantes. La empresa ha calculado que solo circularán durante el día la mitad de los trenes de alta velocidad y de los de cercanías. Solo estarán en servicio, sin embargo, un tercio de los regionales. Son previsiones que a primera hora de la mañana de hoy se están cumpliendo con algunos problemas más de los previstos. Durante esta huelga, también se están viendo afectadas algunas de las líneas internas de Isla de Francia (donde está París) y se han anulado los convoyes nocturnos.

La organización de la Eurocopa puede ser una buena baza para los sindicatos. Una de las centrales más importantes del sector, la Unsa, advertía esta mañana de la posibilidad de que las protestas afecten al campeonato futbolístico. De hecho, las negociaciones continuarán durante el mes de mayo y la fecha límite para llegar a un acuerdo es el 30 de junio próximo. La liberalización del sector es el caballo de batalla. Los sindicatos franceses temen que las empresas ferroviarias que tendrán derecho a circular por la red gala a partir de 2020 establezcan condiciones laborales peores para los trabajadores. Presionan para que el nuevo convenio respete la situación actual en un sector complicado en el que el servicio funciona siete días a la semana y tanto de día como de noche. En los trenes franceses, además, impera la ley de las 35 horas. La liberalización viene obligada por los acuerdos adoptados en el seno de la Unión Europea. El transporte de mercancías ya está liberalizado en Francia. Ahora queda el de viajeros.