Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno devolverá este mes a los funcionarios el 50% de la paga extra

El Ejecutivo comunica a los sindicatos, según CSIF, que hará efectivo el pago pendiente suprimido en 2012 con un pago al margen de la nómina

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. Bernardo Perez Atlas

Los funcionarios de la Administración central del Estado recibirán en las próximas semanas (este mismo mes o a muy tardar con la nómina de mayo) la mitad de la paga extra de Navidad pendiente desde 2012, cuando quedó suspendida en una batería de recortes aplicada por el Gobierno de Mariano Rajoy.  Fuentes del Ministerio de Hacienda explican que no está decidido cómo se efectuará el pago (si en un bono o en la nómina de mayo). No han cuantificado el coste para las arcas públicas, pero si se tiene en cuenta que cuando devolvió otro 25%, el Estado destinó cerca de 230 millones, la factura ahora sería de unos 450 millones de euros. CSIF, sin embargo, eleva la partida a 547 millones de euros.

A la misma hora a la que el ministro de Economía Luis de Guindos anunciaba que la España crecerá menos en 2016 y el déficit será mayor de lo esperado, el sindicado CSIF celebraba que Hacienda les había comunicado que los funcionarios recibirían el pago. El desembolso estaba presupuestado este año, pero no tenía fecha. Y sindicatos y oposición han criticado con dureza que anunciar la medida precisamente este mes es electoralista.

El Gobierno anunció en 2012 la supresión de una paga extra (la correspondiente a esa Navidad) a los funcionarios dentro de un paquete que incluía también una rebaja de días libres para este colectivo y una subida general del IVA al 21%. Para justificar el recorte en las Administraciones, Mariano Rajoy argumentó que era necesario revisar la función pública y adaptarla a la difícil coyuntura económica.

El coste de la devolución de casi el 50% de la extra pendiente puede rondar los 500 millones de euros

Al aprobar el recorte en 2012, el Gobierno ya dijo que trataría de restituir esa paga suprimida a partir de 2015. En enero del año pasado se aprobó la devolución de un 25%, que se pagó en verano. El pasado mes de septiembre, el Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, avanzó que se pagaría otro 26,2% de ese salario pendiente. Ante las críticas de si se trataba de una medida electoralista (las elecciones generales fueron en diciembre), defendió que solo asumían la promesa que hicieron tres años atrás de devolver el dinero.

Medio millón de beneficiados

En cuanto al alcance del pago, la devolución hace referencia al personal de la Administración General de Estado (212.298 empleados) y a los de la Administración de Justicia no transferida (24.415 empleados). Además, también al resto de personal de la administración pública estatal, lo que incluye a las fuerzas armadas, a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y a los empleados de entidades públicas empresariales y organismos públicos. Así, la devolución llegará en total a 531.324 trabajadores públicos.

Pagar el 50% de la extra de 2012 estaba previsto en los Presupuestos de 2016. Sin embargo, no había fecha concreta de pago. Y poner en marcha la medida de forma tan precipitada, justo antes de que concluya el proceso de pactos para formar Gobierno o se convoquen nuevas Elecciones Generales, levantó ampollas.

Electoralismo “puro y duro”

Los sindicatos CC OO y UGT celebraron este martes que los empleados públicos reciban el dinero que se les debe, pero acusaron al Gobierno de haber iniciado la campaña electoral con esta medida, que les comunicó a ellos por teléfono.

CC OO acusó al Ejecutivo de Rajoy de “pisotear” la negociación colectiva a la que tienen derecho los empleados públicos. “Tenemos serias dudas de que alguien les vaya a dar su voto porque les devuelven lo que les había quitado”, remachó la agrupación. “Nuevamente, el Gobierno del Partido Popular instrumentaliza a los empleados públicos: sus nóminas y sus derechos, para sacar un mayor rédito electoral”, subrayó UGT.

El portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Pedro Saura, señaló a los periodistas en los pasillos del Congreso que realizar el pago en las próximas semanas es “electoralismo puro y duro”, ya que, si en los próximos días no se consigue un acuerdo de Gobierno, las elecciones generales se convocarán el 3 de mayo.

En una línea todavía más dura, el portavoz de Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, calificó de “vergonzoso, insultante y electoralista” el pago ahora.

¿Qué pasa con el resto de empleados públicos?

La medida no afecta a todos los empleados públicos o funcionarios, sino a los de la Administración Central. ¿Qué ocurre con el resto de trabajadores que también vieron recortada su paga extra aquel año? Depende de dónde trabajen.

En el caso de las comunidades, los pagos han ido variando: Extremadura ya lo ha devuelto todo. La Rioja abonó lo que le faltaba el pasado 23 de marzo. Asturias y Baleares pagaron el tercer plazo del 25% en enero. Navarra va por detrás, y pagó el segundo. Andalucía solo ha abonado el primer cuarto al inicio de este año. Y la Comunidad de Madrid, que pagó en enero el tercer 25%, se comprometió a abonar antes de octubre el último 25%.

Los ayuntamientos y las diputaciones también han seguido distintos tiempos y porcentajes. En los últimos meses, se han aprobado pagos en Madrid, Valencia, Tenerife, las Palmas, Santander, entre otros muchos. Pero quedan todavía diputaciones y municipios con estos abonos congelados.

El sindicato CSIF asegura que no están totalmente satisfechos con la medida anunciada hoy, ya que todavía hay comunidades autónomas y ayuntamientos que tienen pendiente dicha devolución, por lo que piden que se universalice en todos los niveles de la función pública, como sucedió cuando se eliminó.

Más información