Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comida a domicilio por los pueblos de Soria

Un proyecto de economía social lleva las compras del supermercado a localidades dispersas de la provincia

Hugo Núñez y Victoria Tortosa, con su furgoneta de reparto.  
Hugo Núñez y Victoria Tortosa, con su furgoneta de reparto.  

La provincia de Soria (95.223 habitantes), tiene una densidad de población diez veces menor a la del conjunto del país y se enfrenta a un acelerado proceso de envejecimiento. En muchos municipios, tareas cotidianas como la de ir a la compra se han convertido en imposibles por la falta de superficie comercial. Victoria Tortosa y Hugo Núñez, unos emprendedores sorianos, regentaron cinco tiendas durante 20 años: una tras otra las fueron cerrando. La realidad social de la provincia hizo que Victoria idease La Exclusiva: “Algunos vecinos, personas mayores sin posibilidad de desplazarse, sin carnet de conducir y con sus hijos lejos, nos preguntaban si les podríamos traer la compra a casa. Ahora, con una furgoneta, atendemos cinco rutas de reparto, cada una con 24 pueblos y unos 1.000 clientes”. Este año esperan cerrar con una facturación de 30.000 euros.

Los clientes de La Exclusiva no pagan los portes de sus pedidos. Es el proveedor, la cadena de hipermercados E. Leclerc, quien cubre el coste del transporte. El proveedor abona mensualmente un porcentaje a La Exclusiva sobre el volumen total de ventas y hace que la empresa sea sostenible económicamente sin que el cliente deba asumir los gastos.

La Exclusiva empezó a prestar servicio el 1 de enero de 2014 y acumula historias de cada uno de sus clientes. “Tenemos un señor en Cañamaque que nos recita una poesía y gente que nos sigue recibiendo a la entrada del pueblo, con su lista de la compra ya hecha. También está el caso de un matrimonio que pasaba los inviernos en Almazán y han decidido quedarse todo el año porque tienen sus necesidades cubiertas”.

La Exclusiva no sólo es una empresa, también ha acabado por mejorar la salud de sus clientes: “Muchas de las personas a las que atendemos son ancianos que pasaban el invierno alimentándose, casi exclusivamente, de latas de conservas y productos de matanza. Incluso tenemos un cliente que comía sólo latas de sardinas y cerveza. Ahora, gracias a que les llevamos productos frescos, pueden llevar dietas más sanas y equilibradas, al incluir carne y pescado fresco, verduras…. Tratamos de ayudarles en todo lo que podemos, en algunas ocasiones les echamos una mano a la hora de hacer la compra para que coman de todo”. Su servicio ofrece seguridad a los familiares que viven lejos. “Tenemos una mujer de Barcelona que nos manda todas las semanas la lista de la compra para su madre, que vive en uno de los pueblos que cubrimos con nuestras rutas”.

Perfil y proyectos

Proyectos. Ampliar número de rutas y de servicios, tanto por Soria como por otras provincias. Esperan ampliar la flota para el reparto y contratar más personal.

Perfil. Victoria tiene estudios de antropología, marketing y los últimos años se ha dedicado a la cooperación internacional.

El funcionamiento de La Exclusiva es sencillo y permite múltiples variantes: “Cuando Hugo hace el reparto, recoge la nota para la semana siguiente”, explica Victoria. “También hay una línea telefónica y una página web, más dirigida a los hijos de estas personas mayores, para que realicen el pedido. La mayoría de los pueblos no tienen ni Internet ni cobertura de móvil, así que son los hijos quienes, desde las ciudades, hacen los pedidos para sus padres por correo electrónico”. Las peticiones de los clientes han llevado a La Exclusiva a aumentar sus servicios. Empezaron con alimentación y ahora ofrecen lavandería, librería, prensa, rehabilitación de viviendas y traslado de electrodomésticos. “Nos llaman los hijos para preguntarnos cómo están sus padres, incluso les completan la lista de la compra”.

Las historias humanas son un componente muy importante de su trabajo: “Ahora me viene a la mente una señora que le tejió un gorrito de lana a mi hija para el invierno, prácticamente no habla con nadie ni tiene nada que hacer durante el resto de la semana. O el caso de un matrimonio que pasaba los inviernos en Soria y han decidido quedarse todo el año en su casa del pueblo gracias a nuestro emprendimiento. Una vez que nos hemos ganado la confianza de cliente, nos invitan a comer y al café; nos regalan conservas, huevos… es todo muy emocionante”, subraya.

La Exclusiva debe su nacimiento al apoyo de El Hueco, centro de coworking de la capital donde se incubó la idea, y a la implicación que la tienda de la cadena de hipermercados E.Leclerc tiene en Soria. “Decidimos contar con ellos desde el primer momento porqué están muy asentados en la provincia y compran muchos de sus productos a proveedores locales, llevan 20 años en Soria, y además siempre apoyan las iniciativas sociales”.

Crece la economía social

Según la Confederación Empresarial de Economía Social, en España hay 44.563 entidades que facturan 150.978 millones de euros en proyectos en los que trabajan 2,2 millones de personas. El ránking de la economía social lo encabezan grupos cooperativos de créditos y distribución como Cajamar, Mondragón, Consum o de distribución agrícola como Coren.

La ley incluye en este tipo de actividad a mutualidades, centros de especialidades de empleo, empresas de inserción o cofradías de pescadores. Con la crisis ha habido un incremento notable de estas iniciativas, que representan el 12% del PIB, en actividades regidas por criterios de sostenibilidad y racionalidad económica. Se estima que entre 2010 y 2014 el empleo ha crecido en 190.000 personas.

Sin embargo muchos proyectos se enfrentan a la insuficiencia de fondos propios y endeudamiento excesivo que mimitan su viabilidad.

Los expertos coinciden en que iniciar un emprendimiento de este tipo no es fácil. Y menos en lugares donde el tejido empresarial no es muy pujante. Según el Instituto Nacional de Estadística, Soria ha perdido 3.037 habitantes en el último lustro y su población se ha reducido en un 60% desde comienzos del siglo XX. Es, con nueve habitantes por kilómetro cuadrado, uno de los territorios más despoblados de la Unión Europea y tiene un modesto registro de empresas, que no llegan a las 6.000, según los datos de Soriafuturo. En el padrón de habitantes figuran más octogenarios que niños de cero a nueve años. La media de edad se sitúa en los 46,4 años, cinco más que la media nacional, lo que provoca el desmoronamiento de las sociedades rurales y a la vez ofrece oportunidades de negocio como la de La Exclusiva.