Bouygues rechaza vender a Altice su negocio de telecomunicaciones

La operadora francesa cree estar bien posicionada para continuar en solitario

Los planes de la francesa Altice, la empresa matriz de Numericable-SFR, de crear un nuevo líder de la telefonía nacional se han ido al traste. Altice hizo una oferta de comprar Bouygues Telecom por una cifra muy próxima a los 10.000 millones de euros (muy por encima de su valor) y el consejo de administración de la compañía ha rechazado la propuesta. La negativa llegó en la noche del martes para alivio del Gobierno de François Hollande, que es contrario a una concentración en el sector que podría tener un impacto negativo en el empleo. De hecho, el primer ministro Manuel Valls, impuso varias condiciones a la pretendida fusión, entre las que se hallaba el mantenimiento del empleo y la mejora del servicio para los usuarios.

En Francia operan cuatro grandes compañías de telefonía. Bouygues Telecom es la más modesta, con 13,5 millones de abonados. Su consejo de administración, sin embargo, considera que está bien posicionada para superar el bache que sufre debido a la competencia de Free. Se basa, entre otras cosas, en el número de frecuencias que detenta y el importante desarrollo de su red 4G, “reconocida como una de las mejores del mercado”, según la propia empresa. Esgrime también su “competitiva estructura de costes” para seguir operando en solitario. Según el presidente ejecutivo de Bouygues, Martin Bouygues, con esta operación se ha intentado desestabilizar a su empresa, que "ahora está en orden de revista tras haber atravesado cuatro años terribles", ha declarado en una entrevista a Le Figaro que se publica en la edición de mañana jueves.

El sector viene reclamando la necesidad de reducir a tres el número de competidores como ha ocurrido en otros países europeos para mantener la viabilidad de las compañías.

Para el consejo de administración de Bouygues, la fusión con Altice podría tropezar con dificultades ante la autoridad de competencia gala. En este sentido, Altice ya había iniciado negociaciones con Free para que esta asumiera activos de Bouygues Telecom y despejar así el camino de la operación, una maniobra que, según Martin Bouygues, beneficiaba a Free.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50