Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El crecimiento de Germanwings en España se frena tras el accidente

El aumento de pasajeros pasó del 45% del primer trimestre al 6% en abril, al compararse con un mes de fuerte actividad en 2014

Un avión de Germanwings en una imagen de archivo.
Un avión de Germanwings en una imagen de archivo.

Germanwings es una de las aerolíneas que más ha crecido en España en los últimos años. En 2014 se colocó entre las 20 primeras por pasajeros transportados en España, al crecer un 68% hasta 1,9 millones de pasajeros, según las estadísticas de AENA. En el primer trimestre de este año, su crecimiento se mantenía a gran ritmo, el 45%, el mayor con gran diferencia entre todas las compañías de primera fila. Tras el accidente de finales de marzo en los Alpes, sin embargo, el crecimiento frenó bruscamente en abril, hasta el 6%, sin que sea fácil establecer si hay alguna relación de causa-efecto.

En el conjunto del primer cuatrimestre, Germanwings sigue siendo la aerolínea que más crece en número de pasajeros, un 26%. El frenazo de abril parece tener otras causas al margen del accidente aéreo provocado por Andreas Lubitz, el copiloto del vuelo GWI9525, de Barcelona a Düsseldorf que costó la vida a 149 personas.

Un factor que jugó en contra del crecimiento es estacional. En 2014, la Semana Santa cayó completa en abril, mientras que en 2015 empezó en marzo. Sin embargo, otras aerolíneas no han sufrido una variación tan drástica en su crecimiento. Las cifras de Norwegian, Vueling, Iberia Express o Easyjet, otras aerolíneas de bajo coste, muestran alguna desaceleración en abril, pero de unos pocos puntos, nada comparable a pasar de crecer un 45% en marzo a solo un 6% en abril, como le ha ocurrido a Germanwings.

Lo que sí parece un factor clave es que el crecimiento de Germanwings en el mercado español ha sido vertiginoso y cada vez la cifra de referencia del año anterior con que se comparan los datos es más exigente. En 2014, Germanwings transportó en España 91.315 pasajeros en marzo y 187.409 en abril, como consecuencia de la apertura de nuevas rutas y el incremento de frecuencias que se produjo, sobre todo en el programa de verano de 2014, de 30 de marzo a 25 de octubre. Es decir, al hacer la comparación, el dato de partida de abril era más del doble que el de marzo, lo que hacía muy difícil mantener el ritmo de crecimiento relativo.

Si lo que se mira es el número absoluto de pasajeros transportados en España, la cifra de abril pasado, tras el accidente, es de 198.422, frente a los 132.246 de marzo. Aunque el crecimiento porcentual se haya frenado, y aunque el accidente haya podido tener algún efecto temporal, no parece que haya sido decisivo.

El récord mensual de la aerolínea en España son los 254.544 pasajeros de agosto del año pasado. En los próximos meses se verá si la compañía consolida la sólida posición que ha conquistado a gran velocidad en el mercado español y puede seguir creciendo con respecto a las cifras de 2014.