Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CaixaBank culmina la integración de la filial española de Barclays

La entidad inscribe hoy la fusión en el Registro y unirá las operativas el fin de semana

Antigua oficina de Barclays en la calle de Velázquez de Madrid. Ampliar foto
Antigua oficina de Barclays en la calle de Velázquez de Madrid.

CaixaBank ha culminado hoy la absorción de la filial española de banca minorista de Barclays, cuya adquisición cerró el pasado mes de enero. Según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad que preside Isidro Fainé ha inscrito hoy en el Registro Mercantil la escritura pública de fusión de ambas entidades y ha empezado a substituir los rótulos de las oficinas de las antiguas sucursales del banco británico. Durante el próximo fin de semana el banco catalán realizará la integración tecnológica y operativa. Desde Barclays se ha recordado que el banco seguirá en España a través de sus filiales de banca de inversión y de negocio de tarjetas de crédito.

La fusión, que ya tiene luz verde del Ministerio de Economía y Competitividad, ha supuesto la incorporación de 550.000 nuevos clientes a la entidad catalana, que alcanza ya los 14 millones de usuarios. Tras el registro de la operación, Barclays Bank SAU quedará extinguida y CaixaBank adquirirá sus derechos y obligaciones, según la entidad catalana. Esta estima que la integración permitirá obtener unas sinergias de cerca del 48% sobre la base inicial de costes de 2016, lo cual se traduce en unos 163 millones de euros brutos anuales.

CaixaBank ha informado a los clientes de Barclays que la integración implicará que algunos productos, como cuentas o tarjetas, cambien de numeración. Sin embargo, ha puntualizado que ello no afectará a la operativa de domiciliaciones, cobros y pagos.

Con la incorporación de la filial de Barclays, que CaixaBank incorporó tras abonar unos 820 millones de euros, la entidad catalana tendrá 5.438 oficinas y unos activos de 355.557 millones de euros. La operación permitió que el banco incorporara un negocio de unos 33.400 millones de euros y aumentar su penetración en algunas regiones, en especial la Comunidad de Madrid.