Solo un 2,7% de las madres mexicanas que trabajan son empleadoras

Un 62,8% de las mujeres con hijos es asalariada subordinada y el 7,6% no cobra

Una joven de 16 años con su hijo en Chiapas. / SAÚL RUIZ
Una joven de 16 años con su hijo en Chiapas. / SAÚL RUIZSAÚL RUIZ

La participación de las madres mexicanas en el mercado laboral disminuye conforme aumenta su descendencia y solo un 2,7% de las que trabajan, se desempeña como empleadora. Así lo recoge el estudio Mujeres y Hombres en México 2014, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía y el Inmujeres. Este último organismo concluye que las madres se incorporan a este mercado “en condiciones más adveras que el resto de las mujeres”. Según el informe, el 43% de los 33,1 millones de madres mexicanas de 14 años o más realiza alguna actividad económica. El porcentaje llega hasta el 50% para las que tienen uno o dos hijos, baja al 42% cuando son entre tres y cinco y se queda en el 23,8% para aquellas con seis o más.

Del total de madres activas, un 62,8% son asalariadas subordinadas, otro 26,9% trabaja por cuenta propia, un 7,6% no tiene remuneración y sólo el 2,7% hace labores de empleadora.

El estado conyugal también influye en la actividad económica. El porcentaje de participación más alto se presenta en las madres solteras (69,5%), después las separadas, divorciadas o viudas (45,2%) y en último lugar las unidas o casadas (39,1%). Asimismo, la cantidad de horas dedicadas al trabajo remunerado varía. Mientas las casadas o unidas dedican 36 horas a la semana, las solteras con hijos trabajan un 14.5% más de tiempo.

El porcentaje de participación más alto se presenta en las madres solteras (69,5%)

La última Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares revela además que el 34% de las madres de 15 años y más -casadas o unidas- declaró haber padecido al menos un incidente de violencia por parte de su pareja. La mayoría (27,4%) ha sufrido violencia emocional, un 17.5% económica, 6.4% física y 2.9% sexual.

Aunque el estudio recoge los datos a partir de los 14 años, muchas madres dan a luz a su primer hijo a edades más tempranas. México es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con la tasa más alta de embarazos adolescentes: 64 por cada 1.000 nacimientos. En España son nueve por cada 1.000. Según la Secretaría de Salud, en el año 2012, del total de partos en el país, el 17,6% correspondió a adolescentes de 10 a 19 años y en 10.000 casos la madre era una niña de entre 10 y 14 años.

La mujer y el trabajo no remunerado

El informe Mujeres y Hombres en México 2014 establece que si bien el trabajo no remunerado en el hogar no se considera plenamente dentro del mercado de trabajo convencional, la magnitud de su valor generado en 2012 es "mayor al Producto Interior Bruto de la Industria manufacturera, del Comercio, de los Servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes inmuebles e intangibles" en México. Supera además el valor conjunto producido por las actividades de Minería y Construcción y triplica el valor del PIB de Transportes, correos y almacenamiento.

En este ámbito las mujeres aportan el 78.3% de las horas destinadas a labores domésticas (unas 36 horas semanales) y generan el 76.1% de valor económico. Mientras, los hombres contribuyen con el 21.7% de las horas (11 a la semana), equivalente al 23.9% del valor total. Según la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Lorena Cruz Sánchez, el trabajo no remunerado de las mujeres mexicanas representa el 15% del PIB.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Paula Chouza

Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS