Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Talisman mete a Repsol entre las 15 principales petroleras del mundo

El valor de la operación se eleva a 10.400 millones de euros, incluida la deuda

Repsol se vuelve a meter entre las 15 principales compañías petroleras del mundo tras acordar con la petrolera canadiense Talisman Energy la adquisición del 100% del capital social y dar carpetazo definitivo a la crisis que generó la expropiación de YPF en Argentina. Supone, además de ser la mayor operación internacional realizada por una empresa española en los últimos cinco años, que el grupo presidido por Antonio Brufau tenga presencia en más de 50 países y supere los 27.000 empleados.

La compra está supeditada a que el 66,6% de los accionistas de Talisman lo apruebe en la junta general prevista para el 19 de febrero de 2015. Una vez salvado ese trámite y el del examen de los organismos reguladores, Repsol hará efectiva la oferta para la que, a su vez, ha puesto un mínimo del 90%, aunque no vinculante.

No obstante, no se espera que haya ninguna sorpresa, ya que los principales accionistas —entre ellos el inversor estadounidense Carl Icahn (posee el 7,5% y tiene dos miembros en el consejo)— han dado el respaldo. Pese a ello, Talisman ha asumido el compromiso de pagar a Repsol un importe de 270 millones de dólares (unos 2015 millones de euros), el 3,25% del valor de la operación, si no se cerrara la transacción.

La adquisición del 100% supondría un desembolso de 8.300 millones de dólares (6.640 millones de euros), más la asunción de una deuda de 4.700 millones de dólares (3.760 millones de euros), lo que suma un total de 12.900 millones de dólares (10.400 millones de euros). Los ocho dólares (6,4 euros) fijados por acción representan una prima del 24% sobre la cotización media de los últimos tres meses, pero del 84% sobre la del viernes, cuando las acciones de Talisman cerraron a 4,29 dólares. Aunque el precio multiplica por cinco el ebitda, es muy inferior a los 13 euros que Repsol estuvo a punto de pagar en julio pasado y que desestimó a última hora por considerarlo excesivo.

Repsol financiará la transacción con la caja, básicamente con los fondos logrados por la expropiación de YPF (5.400 millones de euros) y una emisión de bonos por valor de 5.000 millones. Asimismo, tiene previsto vender 800 millones de euros en activos (un 2% del total) para defender su calificación crediticia. Entre ellos no se encuentra ninguno estratégico. De esta forma, la deuda del nuevo grupo se eleva a 15.400 millones de dólares (unos 12.400 millones de euros), según explicó Brufau, quien aseguró que no existe ninguna operación corporativa adicional, ni la venta de su participación en Gas Natural, ni el pago de ningún dividendo extraordinario.

Más producción y reservas

Tras el cierre de esta operación, Calgary, en la provincia de Alberta (Canadá) se convertirá en una de las sedes corporativas más importantes de Repsol en el extranjero. No obstante, según Brufau, es pronto para desvelar si algún miembro del consejo de Talisman se incorporará al de Repsol.

Con la incorporación de Taliman, que ayer se disparó un 47% en la Bolsa frente a una caída del 0,35% de Repsol, el grupo español cumple el principal y primer punto de su plan estratégico, consistente en aumentar su presencia en el área de exploración y producción (upstream), que pasa del 38% al 58% del negocio, ya que la incorporación de Talisman incrementará la producción del grupo un 76%, hasta 680.000 barriles equivalentes de petróleo al día, y aumentará las reservas un 55%, hasta alcanzar los 2.353 millones de barriles equivalentes.

Talisman Energy aportará a Repsol activos en Norteamérica (Canadá y Estados Unidos) y el Sudeste Asiático (Indonesia, Malasia y Vietnam), así como en Colombia, Reino Unido y Noruega, entre otros países. Una vez culminada la operación, Norteamérica aumentará su peso en Repsol, al suponer casi el 50% del capital empleado en el área de exploración de hidrocarburos de la compañía. El capital empleado en Latinoamérica será del 22%.

Pero, además, consigue el objetivo de tener presencia en países con mayor seguridad jurídica (preferentemente de la OCDE) frente a otros que tienen menos, como era el caso de Argentina. Según Brufau, “no son situaciones comparables, cualitativamente no hay color para una empresa global que pretende estar en el mundo; el cambio es sustancial y también más caro”. Brufau destacó después que “ya no hay rencor”.

Brufau estuvo acompañado por primera vez por el consejero delegado del grupo, Josu Jon Imaz, quien destacó que es “un buen acuerdo en el momento adecuado”, en referencia a los precios bajos del crudo, lo que impacta en el precio de cotización y, particularmente, en compañías con un fuerte estrés financiero, como Talisman, que han sido más castigadas en el mercado (el valor se ha depreciado un 52% este año).

A la búsqueda de oportunidades

Repsol, que lleva 15 meses investigando la compra de activos por diversas partes del mundo, calcula que la gestión conjunta de activos supondrá unas sinergias anuales de más de 200 millones de dólares (160 millones de euros), fundamentalmente por la optimización de funciones, gestión del portafolio de negocios y exploración, una mayor capacidad de comercialización en Norteamérica y la aplicación de tecnología y mejores prácticas operativas.

Repsol también propondrá la adquisición de la totalidad de las acciones preferentes de Talisman por un precio de compra de 25 dólares canadienses (17,25 euros) por acción, más los dividendos devengados y no pagados a la fecha de cierre. La adquisición de las acciones preferentes está condicionada a que todas las condiciones previas a la compra de las acciones ordinarias se cumplan y a la aprobación de los titulares de las acciones preferentes. La adquisición de las acciones ordinarias no está condicionado a la compra de las preferentes.

La operación ha contado con el asesoramiento de JP Morgan, que ha actuado como asesor financiero apoyado por Deustche Bank. Bennett Jones ha sido el principal asesor legal para Repsol, mientras que Nomura y Goldman Sachs han sido los bancos agentes de Talisman.

Más información