Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Orange y Vodafone redefinen a la baja su acuerdo de fibra

Desplegarán red para dos millones de hogares, aunque la francesa tendrá acceso a otro millón a través de Ono

Logo de Vodafone.
Logo de Vodafone. REUTERS

Orange y Vodafone han llegado a un acuerdo para redefinir a la baja el pacto firmado en mayo de 2013 para desplegar en España, de forma complementaria y coordinada, dos redes de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) en las que ambas compañías se garantizan el acceso mutuo y el uso de sus respectivas infraestructuras.

Así, ambas operadoras se comprometen a desplegar sus redes de fibra, tanto el tramo horizontal como los cableados verticales, para alcanzar conjuntamente 2 millones de unidades inmobiliarias (un millón cada una), en lugar de las 3 inicialmente previstas. No obstante, Vodafone prestará un servicio mayorista de banda ancha fija ultrarrápida a Orange, utilizando la red de fibra de Ono, en un millón de unidades inmobiliarias.

De esta forma, se mantiene el objetivo inicial del acuerdo de compartir tres millones de unidades inmobiliarias en septiembre de 2015, aunque se nueva construcción solo se desplegará red en dos millones. la redefinición del acuerdo se produce una vez aprobada por las autoridades de competencia la adquisición de Ono por Vodafone, que dota a esta última de una red de cable adicional de siete millones de hogares pasados.

El acuerdo revisado también contempla, entre otros extremos, los mecanismos para extender el alcance de la compartición para despliegues futuros que puedan tener lugar. Ambos operadores se darán mutuamente un acceso mayorista a los despliegues adicionales que pueda hacer el otro, siempre que haya acuerdo de las partes en cada caso concreto, siguiendo un criterio de reciprocidad: por cada nuevo hogar conectado, la otra parte aportará también un hogar conectado. De esta manera, el total de hogares compartidos seguirá proviniendo al 50% de cada una de las dos compañías.

No obstante, en ese acuerdo no se incluye el acceso de Orange a los hogares pasados por la red de Ono, informaron en fuentes conocedoras del acuerdo.

Un año después de su acuerdo inicial, el despliegue conjunto de Vodafone y Orange alcanza las 800.000 unidades inmobiliarias desplegadas en 12 ciudades españolas (Alcorcón, Alicante, Badalona, Barcelona, Córdoba, Hospitalet de Llobregat, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza) en las que ambas compañías ya están comercializando sus servicios de fibra.

Tras la redefinición de su acuerdo con Vodafone, Orange ha señalado que su intención de acelerar el despliegue de fibra óptica hasta el hogar e incrementa su objetivo de alcanzar un total de 7 millones de unidades inmobiliarias en el año 2017. Este nuevo objetivo de hogares conectados se conseguirá a través de despliegues de fibra propios y de acuerdos de compartición como el firmado este miércoles con Vodafone, indicó Orange. 

Ono, la marca de fibra de Vodafone

Vodafone España formalizó este miércoles la compra  de Ono por 7.200 millones de euros, lo  que dará lugar a un grupo con 14,7 millones de clientes móviles y más de 1,5 millones de clientes de fibra óptica.

El nuevo Consejo de Administración de Ono estará presidido por el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra. La actual consejera delegada de Ono, Rosalía Portela, se mantendrá en su puesto hasta el próximo 1 de septiembre, cuando pasará a ser asesora
y cederá sus funciones a Coimbra. Completan el organismo los consejeros Miguel Orúe-Echebarria y Pedro Peña.

La operadora ha anunciado que en el medio plazo Ono se convertirá en la marca de la fibra de Vodafone una vez que se integren ambas ofertas comerciales.