Espírito Santo reconoce una exposición de 1.183 millones con su propio grupo

La entidad asegura su solvencia pero no logra calmar a la Bolsa

Una sucursal del Banco Espirito Santo en Lisboa.
Una sucursal del Banco Espirito Santo en Lisboa.MARIO CRUZ / EFE

“Es preciso pasar el mensaje de que el Banco Espírito Santo (BES) no está en riesgo”. Palabra del ministro portugués de Defensa, José Pedro Aguiar Branco.También el Banco de Portugal y el primer ministro, Pedro Passos Coelho, han coincidido en asegurar que los depositantes “tienen razones para tener toda la confianza en la seguridad de sus depósitos”.

Más información

Las declaraciones llegaban después de que, a la una de la madrugada del viernes, el BES emitiera un comunicado en el que cuantificaba su exposición al riesgo directo con el grupo financiero de la familia Espíritu Santo (GES) en 1.183 millones de euros. El BES también ha revelado que ha colocado 853 millones de deuda del grupo entre los clientes particulares.

El banco señala que su ratio de solvencia está por encima de lo que exige la Unión Europea, reforzado recientemente con una ampliación de capital, por lo que puede cubrir perfectamente esos riesgos. Cuenta con un colchón de capital de 2.100 millones.

También señala que vendió a clientes institucionales 2.000 millones de euros en títulos de empresas del grupo (GES).Carlos Costa, gobernador del Banco de Portugal, declaró en la mañana del viernes que, tras las explicaciones dadas por el BES, ya no hay dudas, y que los depositantes pueden tener total confianza en su banco.

Por su parte, el área de inspección del BPI ha señalado que la exposición directa e indirecta del banco BES respecto al grupo de empresas de espírito Santo (GES) es de 4.465 millones.Tras las explicaciones, el BES comenzó a cotizar en la bolsa a media mañana (ESFG, no). Pese a un rebote inicial, acabó la jornada con una caída del 5,5% de la acción del banco. En la peor semana de su siglo largo de historia, el banco perdió el 36% de su valor, con la acción a un precio de 0,48 céntimos.

Tampoco le fue bien a la operadora Portugal Telecom (PT), donde el BES tiene un 10%. Sin embargo, por primera vez en siete días, la bolsa de Lisboa cerró ligeramente en positivo.

El día acabó con el anuncio de la agencia canadiense DBRS rebajando cinco niveles al rating del grupo financiero del Espírito Santo (ESFG). Standard and Poor's, como antes hiciera Moody's, también han rebajado el rating del banco, que queda en el nivel de "bajo vigilancia negativa".

Los analistas aseguran que la inestabilidad se mantendrá mientras ESFG y ESI no anuncien sus planes de reestructuración de deuda. El primer afectado es PT, ya que el martes vence el papel comercial adquirido al grupo por valor de 897 millones de euros.

En este escenario cambiante a cada hora, analistas internacional y entidades financieras como Barclays comienzan a cuestionar cómo los inspectores de la troika (FMI, BCE y CE), no detectaron los riesgos del grupo GES en los años que estuvo vigilando la economía del país.

El regulador prohíbe las ventas al descubierto sobre el BES

La Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal ha decidido prohibir temporalmente la realización de ventas al descubierto de acciones de Banco Espírito Santo (BES). Ante la fluctuación de las acciones de BES, la CMVM determinó "la prohibición de las ventas al descubierto de las acciones representativas del capital social de Banco Espírito Santo en Euronext Lisboa desde las 00.00 horas de este viernes hasta las 23.59 horas de hoy", informó el supervisor luso. La ley portuguesa permite bloquear las operaciones en corto de una entidad cuando caen al menos un 10%.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Lo más visto en...

Top 50