Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECTRICIDAD

Endesa critica la reforma eléctrica por no solucionar los problemas del sector

Prado se queja de que el Gobierno se ha centrado en "reducir la retribución de las eléctricas"

Anuncia que pedirán al Ejecutivo la reapertura de la central nuclear de Garoña

Fulvio Conti, Borja Prado y Andrea Brentan, en la junta.
Fulvio Conti, Borja Prado y Andrea Brentan, en la junta.

El presidente de Endesa, Borja Prado, ha vuelto a cargar contra la reforma eléctrica porque, en su opinión, no ha ayudado a solucionar los problemas que arrastra el sector. Sin embargo, más allá del mundo energético, Prado ha felicitado al Gobierno "por el éxito de su política ortodoxa" sobre el conjunto de la economía. Por este motivo, el directivo ha invitado al Ejecutivo a continuar con "el espíritu reformista como garantía de continuidad y reforzamiento de la recuperación de la economía".

Endesa, filial de la italiana Enel, ganó en el primer trimestre 350 millones en España y Portugal, lo que supone un 3,6% más pese a las medidas regulatorias, según destaca la propia eléctrica. El negocio en Latinoamérica, por su parte, le reportó 98 millones, lo que supone un descenso del 29% que la compañía atribuye a la depreciación de las monedas de los países donde opera. En su conjunto, cerró los tres primeros meses de 2014 con 448 millones de beneficio.

Por otra parte, Prado ha anunciado que se solicitará la reapertura de la central nuclear de Santa María Garoña, propiedad de Nuclenor —empresa participada por la eléctrica e Iberdrola— tras el cambio de la normativa. "Estamos tomando todas las medidas oportunas que son necesarias, capitalizando la compañía. Lo que pasa es que depende mucho del Gobierno, más que de nosotros", afirmó el presidente.

Durante la junta general de accionistas de la compañía, Prado ha manifestado que "la denominada reforma eléctrica no se ha traducido en un plan de medidas ordenado, coherente, previsible y orientado a resolver los desequilibrios del modelo regulatorio". "Por el contrario", ha proseguido, "se ha ido desgranando en una sucesión interminable de normas legales de muy diverso alcance y en lugar de focalizarse sobre los auténticos factores que generan problemas en el sector, se han centrado de manera prioritaria en reducir la retribución de las actividades eléctricas".

Aportaciones en saco roto

Para el presidente de Endesa, "había otras vías para solucionar los problemas". En su opinión, las eléctricas no han sido escuchadas y no se han tenido en cuenta sus aportaciones. En ese sentido, ha subrayado que Endesa tiene la mano tendida para lograr una mayor liberalización del sector con vistas a "abordar los aspectos que quedan pendientes de la regulación" y aquellos que puedan ser revisados.

Según Prado, el impacto de las medidas aprobadas en 2012 y 2013 en el resultado bruto de explotación (Ebitda) ha sido de 1.329 millones de euros anuales. "Se dice pronto, pero lo repito para que se entienda: hemos perdido de nuestra cuenta de resultados 1.329 millones al año, 110 millones al mes, 25,5 a la semana, 3,6 al día", ha reiterado.

No se ha quedado atrás tampoco en sus críticas el consejero delegado, Andrea Brentan. El ejecutivo ha recordado que los consumidores pagan por la electricidad en España uno de los precios más altos de la UE pese a que los costes de generación y distribución son de los más bajos. Brentan ha explicado que se debe a que el 50% de la factura proviene de impuestos, gravámenes y otras cargas "consecuencia de decisiones políticas generales y que se tienen que llevar gradualmente a los Presupuestos del Estado, recuperándose a través de la fiscalidad", ha dicho.

Sobre Garoña, Brentan ha matizado que las razones económicas que motivaron en 2012 la parada de la nuclear ya no existen, debido a que ha habido un cambio en la legislación que concierne a la retroactividad de los impuestos a los residuos nucleares, de manera que ese obstáculo "ha desaparecido".

Más información