Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fainé: “La banca española afronta el año cero con los deberes hechos”

El presidente de CaixaBank advierte del riesgo de que se prolongue una baja inflación

Augura que los tipos de interés no empezarán a subir hasta la segunda mitad de 2015

Señala que el precio de la vivienda "ha tocado fondo" en "muchas ciudades de España"

Dice que espera recuperar "lo antes posible" el pago íntegro del dividendo en efectivo

El presidente de Caixa Bank Isidre Faine.
El presidente de Caixa Bank Isidre Faine.

El presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, ha afirmado hoy que el "sistema financiero español" afronta el "año cero" de la Unión Bancaria "con los deberes hechos". En su discurso ante la junta de accionistas de la entidad, Fainé ha resaltado esta mañana que CaixaBank encara en una "buena posición" las pruebas de resistencia que efectuará el Banco Central Europeo (BCE) antes de que asuma su papel de supervisor único. Fainé ha destacado en su discurso que la recesión "ha quedado atrás", si bien ha señalado el peligro de que se prolongue una situación de baja inflación. En el turno de preguntas, el presidente de la entidad ha sido preguntado sobre el nombramiento de Rodrigo Rato como consejero de la filial Servihabitat en representación del fondo norteamericano TPG, que se ha hecho con el 51% de la inmobiliaria. "Doy mi palabra de honor de que nadie me llamó para contármelo", ha respondido.

Fainé ha considerado la unión bancaria como un proyecto "ambicioso" al que los bancos españoles llegan tras haberse empleado a fondo en sanear sus balances, haber realizado un proceso de desapalancamiento y haber reforzado los ratios de capital. Además, el presidente de CaixaBank ha destacado el proceso de "reestructuración de las entidades nacionalizadas" mediante los "planes aprobados por Bruselas". Estos, ha afirmado, han permitido que las antiguas cajas se desprendan de actividades no fundamentales y puedan concentrarse a dar más crédito a sus territorios, que son "los que conocen mejor".

Las previsiones de Fainé para la marcha de la economía han sido igualmente optimistas. El presidente del banco ha señalado que Estados Unidos ha alcanzado una "velocidad de crucero" que le ha permitido plantear la retirada de los estímulos fiscales y reducir el déficit de las cuentas públicas. "Me quito el sombrero", ha asegurado. Fainé ha agregado que "la zona euro deja atrás la recesión", de modo que "2014 será un año de recuperación". "Será el primer año desde 2007 en el que todos los países, salvo Chipre y Eslovenia, tendrán tasas positivas de crecimiento", ha terciado. Sin embargo, se ha mostrado preocupado por "la tasa baja de inflación". "Si se mantiene así, se desincentivará la inversión el consumo. Confiamos en que el BCE vigile que eso no ocurra", ha añadido. Asimismo, Fainé ha augurado que no habrá subidas de tipos de interés "hasta la segunda mitad" del año que viene.

Mejora de la competitividad en España

En cuanto a la economía española, Fainé ha destacado que la "mejora de la competitividad" ha permitido aumentar las exportaciones y compensar la "debilidad de la demanda interna", que este año deberá recuperar el pulso. La recuperación del consumo y la inversión, ha razonado, llevarán a la creación de empleo. Un factor que podría incidir en esa incipiente recuperación, que ha previsto por encima del 1%, podría ser una inflación cercana al 2% en el continente y algo más baja en España. "Ha sido importante la recuperación de la confianza externa, de los inversores internacionales, que han vuelto porque España ha demostrado estar comprometida con la agenda de reformas y la corrección de los desequilibrios", ha afirmado Fainé. El presidente de CaixaBank ha considerado, además, que los "precios de la vivienda" han "tocado fondo en muchas ciudades de España" y que "están a punto de hacerlo en otras".

La entidad, con cargo al ejercicio 2014, destinará  0,18 euros por acción a la retribución de accionistas

Para la entidad, Fainé se ha propuesto culminar con el plan estratégico que finaliza este año, alcanzar unos "niveles de rentabilidad que permitan hacer frente a los costes de capital de forma sostenida" y mantener el presupuesto en Obra Social, que será de 500 millones de euros por séptimo año consecutivo, aunque la ejecución de ese presupuesto ha caído con la crisis y en los años 2012 y 2013 fue de 361 y 364 millones, respectivamente, el 73% del presupuesto teórico. "La presión en la cuenta de resultados sigue siendo enorme. El esfuerzo por aumentar los ingresos y reducir los gastos debe seguir para mejorar la rentabilidad a un nivel sostenible", ha apuntado.

El presidente de la entidad también espera recuperar "lo antes posible" el pago íntegro de dividendos en efectivo. "Nuestra intención es recuperar de manera progresiva la remuneración en efectivo", ha sostenido Fainé. Ahora la entidad ofrece a los accionistas la posibilidad de percibir el dividendo en forma de efectivo o títulos o bien una combinación entre ambos. CaixaBank, ha añadido, aumentará "progresivamente el efectivo en 2016" para "volver a la normalidad, remunerando los dividendos íntegramente en efectivo lo más pronto posible".

La entidad precisó después que con cargo al ejercicio 2014 tiene la intención de destinar la cantidad de 0,18 euros por acción a la retribución de sus accionistas, con pagos de 0,05 euros en septiembre y diciembre de 2014 y pagos de 0,04 euros en marzo y junio de 2015. Eso supone una rebaja del 10% en el dividendo por acción, aunque la cantidad total es comparable con la del año pasado (1.007 millones de euros) por el aumento del número de acciones. "En lo correspondiente al ejercicio 2015, la sociedad espera combinar pagos con opción de elegir acciones o efectivo con pagos íntegramente en efectivo y con aumento progresivo de estos últimos en 2016", añadió en una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. El presidente de CaixaBank ha señalado que la acción del banco se revalorizó el 43,6% en 2013.

Canje favorable por las preferentes

El presidente de la entidad también ha querido referirse a las participaciones preferentes, destacando que la conversión de los bonos convertibles que se realizó el pasado mes de marzo se saldó "con unas plusvalías del 23%". Asimismo, los tenedores de preferentes de Banca Cívica también obtuvieron ganancias con el canje. "Se cierra un capítulo del que se dijo que había sido igual de negativo para todos los tenedores de preferentes de la banca española. Ya se ha visto que no era así", ha remachado.

En cuanto al nombramiento de Rodrigo Rato como consejero de Servihabitat en representación del fondo norteamericano TPG, que se hizo con el 51% de la inmobiliaria, el presidente de la entidad ha afirmado que el fondo, cuyo representante en España es Alfonso Cortina, fue el que hizo la mejor oferta por la filial. El consejero delegado de CaixaBank, Juan María Nin, ha asentido. "A mí tampoco me llamaron", ha afirmado.

Más información