Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Citigroup mantiene los resultados

Las cuentas muestran una caída del negocio hipotecario como JPMorgan Chase y Wells Fargo

El logo de Citibank, en una oficina en Nueva York.
El logo de Citibank, en una oficina en Nueva York. Bloomberg

Los inversores arrancan la semana buscando guías ante el temor de que la volatilidad de las últimas semanas sea el anticipo de una corrección en los mercados financieros. La atención se ha concentrado por este motivo en Citigroup. El conglomerado financiero estadounidense ha cerrado el primer trimestre con un beneficio de 3.940 millones de dólares (2.850 millones de euros), tras registrar ingresos de 20.120 millones de dólares (14.500 millones de euros).

Las cuentas son muy parecidas a las de hace un año y han cumplido con las previsiones. El beneficio mejoró un 4% y la cifra de negocio cayó un 1%. La semana pasada estrenaron la temporada JPMorgan Chase y Wells Fargo. El primero se quedó corto. El segundo, cumplió. Pero como sus rivales, el detalle del balance de Citigroup muestra una caída de los ingresos en renta fija y en el crédito inmobiliario.

El miércoles es el turno de Bank of America y el jueves, el de Goldman Sachs y Morgan Stanley, cuyos resultados se mezclarán con los de las tecnológicas Google, Intel, IBM y Yahoo. Los de Citigroup se presentan cuando no han pasado dos semanas desde que la Reserva Federal suspendiera el plan de capital de Citigroup, lo que supone un serio revés para su consejero delegado, Michael Corbat.

“Pese a que fue un trimestre complicado, los resultados son robustos”, asegura el consejero delegado del tercer banco por activos en EE UU. Las acciones de Citigroup subían un 4% en la apertura. También explica a los accionistas que está trabajando estrechamente con el banco central para “entender mejor” cómo realizar los cambios necesarios en el plan de capital que le presentó y poder repartir los retornos.

El suspenso de la Fed no es la única piedra en el camino de Corbat, en su segundo año al frente. Unas semanas antes del rechazo, la entidad anunció un ajuste en los resultados del cuarto trimestre por un fraude en su filial en México. El incidente está siendo ahora investigado por el regulador bursátil en EE UU y el FBI. Además, la semana pasada anunció el pago de 1.130 millones para resolver la demanda de inversores por el empaquetado de deuda hipotecaria.

La investigación interna sobre el fraude en México está concluida. La entidad insiste que el incidente está contenido al caso de Oceanografía, aunque informó en la conferencia con analistas de que identificó una segunda compañía relacionada con este caso. Se trataría de Representaciones y Distribuciones EVYA, una firma que ofrece también servicios a la petrolera pública Pemex. El montante es inferior a los 30 millones de dólares, lo que eleva el total a 285 millones.