CONSTRUCTORAS

Ferrovial pasa a la ofensiva

Ha revertido su delicada situación y vuelve a presumir de solidez, chequera y resultados. Busca incorporar más aeropuertos y ferrocarriles a su cartera.

La autopista 470 ETR de Canadá es explotada por Ferrovial.
La autopista 470 ETR de Canadá es explotada por Ferrovial.

Su presidente ya no cronometra personalmente, como hizo en alguna ocasión, el tránsito de pasajeros en Heathrow. Ferrovial ha dado un giro de 360 grados y vuelve a invertir más de lo que desinvierte; compra empresas; relanza su negocio de aeropuertos; aspira a competir con Renfe en transporte de viajeros; intensifica su expansión exterior, y acumula ya en 2014, solo en un sector (construcción y mantenimiento de carreteras) y en un país (Reino Unido), 1.200 millones en contratos.

Ferrovial ha vuelto por sus fueros. Siete años después de su onerosa adquisición de la aeroportuaria británica BAA (14.600 millones) y cinco años y medio más tarde de la bancarrota de Lehman Brothers (espoleta de la crisis económica actual), el grupo que preside Rafael del Pino ha revertido su delicada situación y vuelve a presumir de solidez financiera, chequera y resultados.

El grupo, que vio caer su beneficio neto un 48,5% en 2007 y tuvo unas pérdidas de 838 millones en 2008, cerró 2013 con unas ganancias netas de 727 millones y un crecimiento anual del 12,5%. En 2007 y 2008 registró, respectivamente, un endeudamiento neto consolidado de 30.262 millones y de 24.112 millones. Cifras muy diferentes, en parte por desinversiones y por cambios en el método de consolidación contable, de las presentadas ahora por Ferrovial: 5.350 millones de deuda neta.

Los dividendos percibidos por sus participaciones en el gestor aeroportuario Heathrow Airport Holding (heredera de BAA), 297 millones, y en la autopista que explota en Toronto, 217 millones, impulsan su cifra de ganancias.

Obtuvo en el exterior el 68% de sus ingresos en 2013 y el 76% en el caso de su negocio constructor.

El grupo contaba al término de 2013 con una posición neta de caja (excluidos proyectos de infraestructuras) de 1.663 millones, tras haber realizado unas inversiones brutas de 754 millones, unas desinversiones de 564 millones y haber pagado 523 millones de euros en dividendos.

En el capítulo de inversiones, 2013 estuvo marcado en Ferrovial por dos compras ligadas al sector servicios: la británica Enterprise, por 443 millones de euros, y un 71% de la chilena Steel Ingeniería, por 21 millones.

En el capítulo desinversor destacó la venta del aeropuerto de Stansted por HAH (1.800 millones) y la venta de un 8,86% de la participación de Ferrovial, hasta dejarla en el 25%, en la citada HAH por 463 millones. Bumidex, su constructora polaca, vendió su filial Danwood por 57 millones.

Ferrovial, que ha obtenido en los últimos días una línea de liquidez sindicada de 750 millones a cinco años, apuesta por la expansión internacional en todos sus negocios, pero prevé que su actividad constructora en España siga cayendo a lo largo de este año.

En todo caso, Ferrovial se muestra optimista. Ya no precisa “soltar ningún lastre”, en palabras de su presidente, y estudia, según Íñigo Meirás, su consejero delegado, adquirir alguna empresa más para acelerar su crecimiento en algún mercado. Podría ser en México, que desarrolla un ambicioso plan de infraestructuras, o en otros países con gran potencial de crecimiento como Colombia, Perú y Brasil, en Latinoamérica, o en Australia u Oriente Próximo. También va a seguir ampliando sus negocios en Reino Unido, Norteamérica y Europa del Este.

“Las adjudicaciones logradas en 2013, entre las que destacan proyectos singulares como la autopista NTE Extension de EE UU, estimada en unos 735 millones de euros, y la M-8 de Escocia, por unos 375 millones, refuerzan sus previsiones de crecimiento para 2014”, asegura Ferrovial en su último informe anual sobre su actividad constructora internacional.

En el negocio de autopistas y carreteras puja, en estos momentos y a través de Cintra, en el proyecto australiano de East West de Melbourne (circunvalación de la ciudad y gestión del tráfico por un importe de 2.700 millones). Concurre también, entre otros proyectos, a la privatización de autopistas en Croacia, a cuatro nuevos contratos en EE UU (en Ohio, Carolina del Norte y Texas) y a cinco autopistas en Colombia.

Hace dos meses, un consorcio liderado por sus filiales Cintra y Amey se ha adjudicado la construcción y operación de una red de autopistas en Escocia (425 millones de euros). Y su división de construcción aspira además a hacerse con un contrato de obras del AVE de California (1.200 millones de euros de inversión).

El sector de aeropuertos vuelve a ser una de sus prioridades. Va a buscar en 2014 “oportunidades de inversión” en Japón, India, Chile, Colombia o Perú. Baraja también la posible adquisición de tres aeropuertos (Aberdeen, Glasgow y Southampton) a su participada HAH, en una operación que podría rondar los mil millones.

En el frente doméstico, Meirás declaraba hace unos días a este suplemento que Ferrovial solo está dispuesta a entrar en el capital de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) como operador industrial y que descarta participar en su hipotética salida a Bolsa o ser socio minoritario en un núcleo estable de accionistas.

Por último, en sus actividades de servicios, sus objetivos para este año pasan, además de terminar de materializar las sinergias entre Amey y Enterprise, por ahondar en la diversificación geográfica del negocio, muy centrado hoy en Reino Unido y España.

En el primero de estos países se ha hecho en los primeros meses de 2014 con un contrato de gestión de aguas residuales en Escocia (415 millones de euros), con otro de electrificación de líneas férreas (230 millones) y con cuatro más de mantenimiento de carreteras (722 millones en total).

Hacer las Américas

Ferrovial ha sumado esta misma semana dos importantes contratos más a su cartera en Chile y en Estados Unidos. En este último país, a través de un consorcio liderado por su filial Cintra Infraestructuras, su oferta para el diseño, construcción, financiación, operación y mantenimiento en concesión de 41,8 kilómetros de la autopista I-77 en Carolina del Norte, con una inversión estimada de 655 millones de dólares (unos 478,5 millones de euros), ha sido declarada como la mejor entre todas las que han concurrido a la adjudicación de este contrato. La concesión tendrá una duración de 50 años a partir de la apertura al tráfico, prevista para mediados de 2018.

    En Chile su filial de construcción, Ferrovial Agroman, ha sido seleccionada por la compañía eléctrica Endesa para llevar a cabo la obra civil de la Central Hidroeléctrica de Los Cóndores en Chile. El proyecto está valorado en 250 millones de dólares, unos 182 millones de euros.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50