CRISIS ESPAÑA

La OCDE cree que España tendrá que hacer un ajuste del 3 por ciento del PIB hasta 2023

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, asiste a un debate sobre la zona del euro celebrada en Bruselas (Bélgica), hoy.
El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, asiste a un debate sobre la zona del euro celebrada en Bruselas (Bélgica), hoy.EFE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calcula que España tendrá que hacer un ajuste aproximado del 3 % del PIB entre 2014 y 2023 para cumplir las diferentes normas presupuestarias acordadas a nivel de la eurozona y de la Unión Europea (UE), según un informe presentado hoy.

El secretario general de la OCDE, Angel Gurría, participó hoy en una conferencia en Bruselas en la que planteó algunos aspectos del texto, donde se publican estos cálculos en base a una serie de supuestos sobre el crecimiento a medio plazo y las tasas de interés.

La organización se refiere a las normas contenidas en las revisadas reglas de la gobernanza presupuestaria de la eurozona, en primer lugar los objetivos a medio plazo para la reducción de déficit específicos para cada país y que deben alcanzarse reduciendo los déficit estructurales en al menos un 0,5 % anual del PIB.

También menciona el procedimiento por déficit excesivo, que estipula la fecha límite en la que un país tiene que haber reducido su déficit por debajo del 3 % del PIB, y la obligación de disminuir la deuda en una veinteava parte cada año para situarla por debajo del 60 %.

Esta última regla se aplicará para los países en procedimiento por déficit excesivo, como es el caso de España, tres años después del cierre del expediente, recuerda la OCDE.

Teniendo en cuenta estas normas y las estimaciones de la organización, "por ejemplo para España las exigencias de consolidación entre 2014 y 2023 se estiman en un total del 3 % del PIB", explica la OCDE en su documento.

Para siete de los quince países de la eurozona de la OCDE, la mejora en el saldo primario requerida bajo las normas presupuestarias entre 2014 y 2023 es menor del 1 % del PIB potencial.

Además, se prevé un ligero aflojamiento de la política presupuestaria para algunos países.

Frente a ellos, Francia, Grecia, Irlanda, Portugal y España tendrían que fortalecer su posición fiscal subyacente en entre un 2 y un 4 % del PIB, sostiene el informe de la OCDE.

La organización también indica que mantener los balances presupuestarios en los niveles necesarios para cumplir las reglas presupuestarias "podría ser un reto en varios países".

En Grecia, Italia y Portugal -en parte por los elevados niveles de deuda- las normas implican mantener un superávit primario subyacente medio de más del 5 % del PIB durante los diez años mencionados.

Bélgica, Francia, Eslovenia y España necesitarían un superávit primario subyacente medio del 2 % del PIB o más, de acuerdo con la OCDE.

Con excepción de Bélgica e Irlanda, esos países nunca han tenido unos superávit primarios subyacentes tan elevados en cualquier periodo de 5 años entre 1987 y 2009.

Además, las cargas presupuestarias futuras asociadas con el envejecimiento de la población añade dificultades a este reto.

En su informe, la OCDE afirma que a corto plazo la mayoría de los países de la eurozona tendrá que perseverar en sus esfuerzos de consolidación, si bien los estabilizadores automáticos deberían poder desarrollarse plenamente si el crecimiento "decepciona".

La OCDE considera que es apropiado mantener el apoyo de la política monetaria mientras el crecimiento débil de la eurozona solo desaparece lentamente y la inflación permanece por debajo del objetivo a medio plazo del Banco Central Europeo (BCE).

Normas
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS