EEUU FRANCIA

Obama y Hollande centrarán su encuentro en los desafíos de seguridad y económicos

En la imagen, el presidente de EE.UU., Barack Obama (i), y su homólogo francés, François Hollande. EFE/Archivo
En la imagen, el presidente de EE.UU., Barack Obama (i), y su homólogo francés, François Hollande. EFE/ArchivoEFE

Los presidentes de EE.UU., Barack Obama, y Francia, François Hollande, centrarán las conversaciones que comienzan hoy con una visita a la residencia de Thomas Jefferson, en los desafíos de seguridad en Irán, Siria y África, así como en las vías para fortalecer la cooperación económica.

"Hemos recorrido un largo camino desde las 'patatas de la libertad' (freedom fries)", bromeó hoy un alto funcionario de la Casa Blanca en una conferencia telefónica con periodistas al recordar el cambio de nombre de las "french fries" en que se tradujo la indignación en EE.UU. tras el rechazo de París a la invasión de Irak.

Lejos ya de esas tensiones, Obama y Hollande volarán hoy juntos en el Air Force One a Virginia para visitar Monticello, la que fuera residencia del presidente estadounidense Thomas Jefferson, un declarado francófilo, para subrayar los "históricos lazos" bilaterales y que Francia es "el más viejo aliado" de EE.UU.

Este martes ambos mandatarios volverán a encontrarse en el Despacho Oval, después ofrecerán una conferencia de prensa conjunta y, por último, Hollande será agasajado por Obama con una cena de gala en la Casa Blanca.

Francia "es un socio clave en los desafíos de seguridad que enfrentamos", enfatizó el alto funcionario estadounidense durante la conferencia telefónica.

Por ello, según la Casa Blanca, Obama y Hollande repasarán la "posición común" que sostienen dentro del Grupo 5+1 de cara a las negociaciones para un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear de Irán, que se retomarán la próxima semana en Viena.

En ese sentido, el alto funcionario indicó que EE.UU. ha dejado claro tanto a Francia como al resto de socios en el G5+1 que Washington apoya mantener e incrementar las sanciones contra Irán en caso de que no se llegue a un acuerdo de largo plazo sobre el programa nuclear de Teherán.

Obama y Hollande también hablarán de Siria, según el alto funcionario, que recordó que Francia fue "clave" en el planteamiento conjunto con EE.UU. de una "amenaza creíble del uso de la fuerza" que propició el acuerdo con el régimen de Bachar Al Asad para la destrucción de su arsenal de armas químicas.

En cuanto a la situación en África, los dos líderes analizarán cómo promover "una seguridad duradera" en Mali y lograr estabilidad "para los gobiernos democráticos" en toda la región.

Por otro lado, en materia económica la Casa Blanca prevé que Obama y Hollande repasen la recuperación global y, en particular, las "señales" de que la recesión en la eurozona está llegando a su fin, además de medidas de "apoyo al crecimiento" y fomento del empleo en ambos lados del Atlántico.

Estará también muy presente en las conversaciones entre ambos el impulso al tratado de libre comercio e inversiones, conocido como TTIP, que negocian EE.UU. y la Unión Europea (UE).

Asimismo, los dos presidentes están de acuerdo en buscar nuevas vías para "ampliar" la cooperación bilateral medioambiental y contra el cambio climático.

Entre las prioridades de la agenda que tratarán Obama y Hollande la Casa Blanca no menciona la polémica por el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense en el extranjero, aunque el alto funcionario comentó hoy que existe un diálogo "muy bueno" y "en desarrollo" al respecto con las autoridades francesas.

Normas
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS